Spencer Tunick y los ovnis

Y ahora, algo totalmente diferente

Por Bob Higgins

Un estimado de 18.000 a 20.000 personas se alinearon desnudas en la plaza del Zócalo de la Ciudad de México en respuesta a una llamada del fotógrafo americano Spencer Tunick.

En una época como esta y en un mundo como el nuestro, en medio de toda la demencia, la locura, la violencia y la avaricia, las luchas y las guerras por el dominio y control de las riquezas y recursos, apareció ayer un breve momento brillante de cordura y humor, de confianza y belleza y posiblemente una expresión llana, simple, enorme de amor y libertad humano.

La Ciudad de México pudo haberse mostrado así misma ser el lugar más civilizado en esta vieja esfera, cuando 18,000 de sus ciudadanos se mostraron al mundo como el grupo más hermoso, urbano, ordenado, y por un rato por lo menos, el más escasamente vestido, de gente reunida en cualquier parte.

Comentario:

No tengo absolutamente ninguna idea qué significa (si tiene algún significado) cuando 18,000 personas se desnudan en público, de tal modo exponiendo 36,000 pompas (las matemáticas llegan hasta aquí) al resto del Sistema Solar y el universo entero, pero pienso que puede ser sólo una muestra que la humanidad finalmente está alcanzando la adultez y que a lo largo del camino nos hemos de alguna manera aferrado un poco a nuestra inocencia colectiva y a nuestra joven y exuberante alegría.

Si eso es verdad, como algunos han dicho, la superabundancia de avistamientos ovni durante la última mitad del siglo veinte comenzó después de que las civilizaciones extraterrestres presenciaron la Segunda Guerra Mundial y el advenimiento de una prueba atómica, por lo que entonces comenzaron a enviar escuadrillas de platillos voladores para investigar. Pienso que debemos prepararnos. Si esas mismas civilizaciones tienen cualquier cosa parecida al telescopio Hubble, y estoy seguro que deben tenerla, tendrían que haber sido cautivadas a fondo por el «Peepshow más grande de la tierra» que ocurrió ayer en la plaza del Zócalo de la Ciudad de México en otra sesión de desnudos masivos (en gran medida la más grande) organizada por el fotógrafo americano Spencer Tunick. Esperen más avistamientos de ovnis pronto, ellos vendrán con telescopios más grandes para buscar más detalles, estoy seguro.

Continúe leyendo en

http://scoop.epluribusmedia.org/story/2007/5/7/131023/7048

Habitantes de los planetas Maussan y Freixedo, lo que escribe Bob Higgins es sólo un adorno para su columna. Por favor, no comiencen a decir que los avistamientos ovni posteriores al 6 de mayo serán debidos al voyeurismo de los enanos grises.

Un pensamiento en “Spencer Tunick y los ovnis”

  1. yo creo que no se deberia perder este tipo de tradiciones deberian realizar desnudos en todo el mundo es algo natural, no hay ninguna contraversia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.