Los niños salvajes (10)

SIGLO XIX

Continuando con el censo, en el siglo diecinueve Horn menciona, en 1831, a la «niña trucha» de Salzburgo. Ahí mismo, a mediados de 1830 se encontró un «niño puerco».

En la India encontraron niños lobo entre 1841 y 1895, siete de los cuales fueron descritos por el general William Henry Sleeman, la némesis de los Thugs. El primero fue capturado en Hasunpur (cerca de Sultanpur en lo que ahora es Uttar Pradesh), y mostró la mayor parte de las características típicas del niño del lobo. Su alimento favorito era carne cruda, y no podía hablar. «Había muestras evidentes, en sus rodillas y codos, de que caminaba a gatas», escribió Sleeman; «y cuando se le pedía correr a gatas, él lo hacía así, y era tan rápido que nadie podía alcanzarlo».

Sleeman, después de Linneo, fue quien mencionó más casos de niños ferales en su obra de 1858. De los siete casos que investigó dos fueron encontrados en Sultanpur en 1843 y 1848, respectivamente; otro en Husanpur en 1843; otro en Chupra, 1849; otros dos en Lucknow y Bankipur y el último fue el niño encontrado por el capitán Egerton.

Barry Holstun Lopez en su libro Of Wolves and Men, describe una leyenda de finales del siglo diecinueve. Se suponía que una muchacha lobo vagaba en los bancos del Río del Diablo cerca de Del Río en lo que ahora es un yermo escasamente poblado al suroeste de Texas. La madre de la muchacha había muerto en el parto, y su padre, John Dent, murió en la tormenta mientras cabalgaba para pedir ayuda. «Nunca encontraron al niño, y la presunción era que los lobos que habitaban las cercanías de la cabaña aislada de los Dent se la habían comido».

Lopez dijo que un muchacho que vivía en San Felipe Springs en 1845 reportó ver a varios lobos y «una criatura, con el pelo largo cubriendo su cara, que parecía una muchacha desnuda» que atacaba una manada de cabras. Otros hicieron informes similares el año siguiente. Los indios Apache dijeron varias veces haber encontrado las huellas de un niño entre las de lobos.

La cazería comenzó y al tercer día arrinconaron a la muchacha en una barranca. Junto a ella estaba un lobo al que se le disparó cuando atacó la partida. La muchacha fue atada y llevada al rancho más cercano, en donde fue desatada y cerrada en un cuarto. Esa tarde, una gran cantidad de lobos, atraídos al parecer por los aullidos, lastimeros e incesantes de la niña, vinieron alrededor del rancho. Los habitantes se aterraron, y en la confusión la muchacha se escapó.

Según Lopez, no vieron a la muchacha otra vez por siete años. En 1852, un equipo que examinaba y exploraba una ruta nueva a El Paso la vio en una barra de arena en Río Grande, lejos de su confluencia con el Río del Diablo. «Ella estaba con dos cachorros. Después de eso, nunca la vieron otra vez».

Edward Burnett Tylor menciona, en 1863, a un «niño puerco» y un «niño lobo», ambos encontrados en Overdyke, Holanda.

En 1867 unos cazadores encontraron un niño de unos 7 años viviendo con lobos en las junglas de Bulandshahr, India. Fue llevado al orfanato de Sékandra cerca de Agra y se le dio el nombre de Dina Sanichar. El muchacho se negaba a vestir ropas y afilaba sus dientes royendo huesos. Vivió durante 28 años en el orfanato, pero nunca aprendió a hablar. En 1895 murió de tuberculosis agravada por la práctica adquirida de fumar tabaco.

Vallentine Ball M. A. (1880) presenta cuatro casos. Del pueblo de Sékandra hay dos casos: el primero de 1872 es el de Dina Sanichar, un niño lobo de 7 años; el segundo es el de un niño de 10 años (1874). El niño de 6 años de Shajahampur (1875) y un segundo niño encontrado en Lucknow (1876) completan la cuarteta.

El niño lobo de Kronstadt fue estudiado por August Rauber en 1885. Tenía unos 23 años.

Sergei Mironovich Kirov, nacido el 27 de marzo de 1886, miembro del Soviet politburó y amigo del propio Stalin, afirmaba haber sido criado por una puerca. En realidad había quedado huérfano de padre y madre y fue su abuela quien se hizo cargo de él.

Capturaron a otro niño oveja cerca de Trikkala en Grecia en 1891. Él había estado viviendo con su familia lanuda por cuatro años.

La revista de la Sociedad Antropológica de Bombay menciona una niña de 8 años encontrada en 1892 en las cercanías de Jalpaiguri. Sir James Frazer menciona que la niña fue alimentada por una osa. Los Coolies de los plantíos de té la encontraron en un bosque en Jalpaiguri, sentada al lado de la guarida de un enorme oso. De unos dos o tres años, la niña se desplazaba a gatas y estaba un poco rasguñada, pero se le enseñó gradualmente a caminar y a vestir, aunque nunca aprendió a hablar.

«A veces gruñía como un oso y comía y bebía como oso; en fin, todos sus hábitos eran como los de un oso».

En 1929 el mismo Frazer dio a conocer el caso de un niño, de 14 años, encontrado en Batzipur en 1893.

Un tercer niño salvaje de Sultanpur fue encontrado en 1895. Tenía 4 años y quedó a cargo de Ross. Supuestamente creció hasta hacerse policía.

ContinuarỦ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.