Es oficial. El fraude de Official UFO

Conozco desde dentro el problema. Lo viví en la revista Contactos Extraterrestres, de Editorial Posada, y en Contacto Ovni, de Editorial Mina. Las más de las veces los editores de revistas ovni inventan los casos u ocultan la verdad.

Por eso no me sorprendió cuando el veterano ufólogo Robert Barrow publicó una carta del antiguo editor de Official UFO, Dennis William Hauck, informando de la publicación de un fraude en esa revista.

No son los únicos. Lo mismo hicieron Raymond Palmer, Gray Barrer, Thimothy Green Bekley, Jim Moseley, y tantos otros editores de revistas de platos voladores que fueron escribiendo la leyenda de los ovnis.

De: Dennis William Hauck, Editor de OFFICIAL UFO

Es con un sentimiento de profundo pesar personal que tengo que anunciar la perpetración de un fraude en las páginas de OFFICIAL UFO. Como editor de esta revista, he tratado de difundir material ovni autentificado, a un público demasiado impaciente por información acerca de este intrigante tema. Es esta impaciencia indiscriminada la que, en mi opinión, ha llevado a la editorial a presentar un caso más sensacional, totalmente falso, en la portada de julio de 1977 de OFFICIAL UFO.

Como un editor y empleado de Countrywide Publications, sé que la idea de este «caso» fue concebida por la editora Myron Fass y su secretaria personal. He tomado algunas precauciones para estar en condiciones de probar mi alegato y pido a todos los representantes de los medios de comunicación que participan en la publicación de información ovni para alertar al público de este evidente fraude, sin fundamento. Todos somos conscientes de los verdaderos daños en el campo de la ufología que puede hacer un falso caso en caso de que entre en la literatura.

He adjuntado una copia de la portada para su información. Una vez más debo insistir en que no hay una sola palabra de esta historia, presentada en forma de una carta de una madre en duelo, que se base en hechos.

A pesar de mis esfuerzos por detener la publicación de este caso (este número tiene ahora seis semanas de atraso) han sido inútiles, creo que no se hará un verdadero daño si renuncio ahora. Huelga decir que he presentado mi dimisión y permaneceré en Countrywide sólo el tiempo suficiente como para asegurar la integridad de mi última edición (septiembre de 1977) y para proteger los intereses de los escritores que han seguido conscientemente mis directrices «autentificar, artículos bien investigados».

Personalmente creo que mi reputación ha sido «utilizada» para añadir credibilidad a la mentira y todo el episodio pone de relieve el desprecio que algunos editores tienen por sus lectores. He aprendido una lección de mi asociación con Countrywide. Espero que mis colegas en la publicación también reevalúen su manejo de la información ovni.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.