Fátima (BA): El único ovni

FÁTIMA (BA): EL ÚNICO OVNI

Roberto Banchs

Hacia finales de la gran vorágine de apariciones de ovnis con ocupantes ocurrida en la Argentina durante 1968, el semanario 7 Días Ilustrados, de Buenos Aires, en su edición número 72, del 23/29 de septiembre de 1968, reproduce en la página 12 en la sección «Correo de los lectores», una carta firmada por Juan Bautista Perazzo, vecino de Pergamino, provincia de Buenos Aires, relativa a un singular encuentro con personajes siderales. El texto es el siguiente:

Arriba. Inmediaciones del encuentro con los únicos ETs de J. B. Perazzo.

«Llamar Ovni a los platos voladores ya no tiene sentido: yo he identificado con pelos y señales a uno de ellos. Sus tripulantes me confesaron, además, que son los úni­cos seres extraterrestres que han merodeado la Tierra en estos últimos años. Vale de­cir que todas las apariciones denunciadas por oficiales del ejército norteamericano y argentino, civiles y pilotos de líneas aerocomerciales, fueron protagonizadas por un único Ovni: el que yo vi. Muchos escépticos, claro, se preguntarán: ¿cómo se las arreglaron, entonces, para aparecer simultáneamente en varios sitios, o en formación colectiva? Los mismos tripulantes me explicaron en perfecto castellano: «˜Nuestra nave po­see un complejo instrumental que permite reproducir, en cualquier lugar, luminosidades que se asemejan a ella. Pero jamás hemos tenido más de una nave. Como estamos explorando vuestro planeta, debemos despistar. Venimos en busca de materiales radiactivos»™. La visita que menciono se produjo el martes 10 de septiembre, a la altura del kilómetro 62 de la ruta N° 8 (n: localidad de Fátima, Partido de Pilar), en la provincia de Buenos Aires, en horas de la noche».

Vista general de la zona del contacto sideral.

A pesar de que 7 Días Ilustrados era por entonces el semanario informativo de mayor circulación en la Argentina (la tirada de esa edición fue de 155.000 ejemplares), la escueta noticia no tuvo prosecución ni resonancia alguna en otros medios.

Lugar exacto del encuentro, vista haci Buenos Aires.

Por entonces, nada más pudo saberse del circunstancial testigo. En Pergamino no fue localizado y la revista se había deshecho de la original epístola. Pero años más tarde, cuando orillaban ciertas dudas sobre su identidad, tuvimos algunas noticias: Perazzo existía y contaba en aquel tiempo con 29 años, pasó a residir en San Nicolás, se desempeñaba como chofer y era muy fantasioso. Allí quedó flotando el nombre de quien tuviera el proverbial privilegio de recibir la «confesión» de los únicos extraterrestres que han merodeado la Tierra en estos últimos años (sic), evocándonos por curiosa -y acaso- reveladora coincidencia a uno de los profetas bíblicos que anunció la venida del Mesías, Juan el Bautista[1].

Vista norte.

Dice San Mateo (III, 13): «y testificó Juan, diciendo: «˜Ví al espíritu que descendía como paloma del cielo, y se posaba sobre él. Y yo no le conocía…», etc. y San Juan (1,6-7): «Fue un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. Este vino por testimonio, para que diese testimonio de La Luz, para que todos creye­sen en él».


[1] El bautismo es, por así decirlo, la consagración oficial de Jesucristo como Rey Mesías (enviado, mensajero).

¿Chemo o Yeti?

¿Chemo o Yeti?

Nepal Times (Viernes, 28 de diciembre de 2007)

Hella Binnendik en Lhasa

Un equipo de la TV americana en busca del yeti encontró algunas huellas en Khumbu, el 24 de noviembre, a sólo cuatro días de iniciar su búsqueda.

Sorprendentemente, el equipo de Destination Truth detectó huellas de 12 pulgadas a sólo medio día de camino de la pista de aterrizaje de Lukla, cerca de la aldea de Monjo y a una altura de unos 2,850 m. Aún más notable es que se encuentra cerca de la ruta más transitada de Khumbu y se produjo al final de una de las temporadas de mayor actividad turística en años. Es poco menos que milagroso.

Mi esposo Dennis y yo tuvimos la misma suerte. El 22 de septiembre, mientras disfrutabamos de una caminata en el Khumbu, tropezamos con una huella en el valle Renjo Khola. Tomamos fotografías y Dennis bromeó sobre que habíamos descubierto la huella de un yeti. Yo me reí, pero tuve que admitir que, a una altura de 5,100 m, en el remoto valle justo debajo Renjo La parece el hábitat perfecto para una criatura mítica que durante décadas ha tenido éxito en evitar los encuentros con los seres humanos. Las últimas lluvias de los monzones y la nieve recién caída en el paso ha mantenido a otros excursionistas fuera de la zona.

Mostramos las imágenes a nuestros amigos Sherpa y comparamos la forma y el tamaño de nuestra huella con las fotografiadas y publicadas por otros montañistas. Llegamos a la conclusión de que nuestra huella podría pertenecer a un yeti.

En su libro, My Quest for the Yeti, Reinhold Messner sugiere que la leyenda del yeti puede estar basada en la existencia del Chemo, un oso peludo del Himalaya. Casualmente, fui al Tíbet después de encontrar la huella. En Lhasa visité el zoológico, el único lugar del mundo donde se puede ver un Chemo enjaulado.

En un hueco de cemento desnudo, como una piscina vacía, encontré esta hermosa criatura con una magnífica capa de piel marrón gruesa. Su cabeza era en su mayor parte blanca y alrededor de su pecho había un collar blanco que se extendía hasta su vientre. Pasé la tarde viendolo, mientras él me veía con ojos tristes. Él y su compañera pasan los días caminando en círculos y ocultandose del sol en su vivienda de concreto. El recinto estaba totalmente desprovisto de hierba, arbustos, árboles o incluso rocas. Estos osos, naturalmente omnívoros, son alimentados con una dieta de tsampa.

Salí del zoológico sentiéndome frustrada. Las condiciones de vida de estos osos son terribles. Mientras los pseudo-científicos continúen sus caras, búsquedas de gloria en pos del misterioso yeti, aquí está un mamífero en peligro de extinción, al alcance de todos los visitantes del Tíbet, que está pidieno ayuda inmediata.

¿No sería posible que las personas de Destination Truth amplíen su enfoque más allá de la aparentemente exitosa expedición en caza del yeti y presten cierta atención al bienestar del hermoso Chemo? Sin duda valdría la pena poner de relieve la difícil situación de esta notable criatura, que podría desaparecer completamente si su conservación no se toma en serio.

http://www.phayul.com/news/article.aspx?id=18940&article=Chemo+or+yeti%3f&t=1&c=1

Informe semanal de la "oleada" inglesa (14)

Ovni sobre South Devon

Por Robin Franchise Harrison, el 22-dic-07

Estas vacaciones del pasado mes de agosto en la costa de South Devon, una tarde estaba fuera del balcón de la casa de campo en la que me alojaba mirando el mar tomando fotos de la Luna, con mi cámara y trípode, la cual brillaba y se reflejaba en el mar. Mientras tomaba las fotos noté un punto naranja muy pequeño pero muy brillante al oeste de la Luna y un poco más bajo en el cielo. Tenía curiosidad en saber lo que era así que preparé mi cámara para tomar una exposición muy lenta y coloqué el zoom lo más que pude. Cuando miré, el resultado fue un disco naranja en movimiento muy rápido, pero haciendo zigzag.

Cuando llegamos a casa hablé con mi cuñado Frank, al que no le había mencionado nada acerca de mi experiencia, entonces me mencionó que cuando estaban afuera una noche él y dos amigos mirando hacia el Sur vieron un pequeño disco naranja en el cielo. Me di cuenta que era la misma noche. Cuando le dije a Frank que había tomado una foto de eso con mi cámara, no podía creerlo

http://www.ecademy.com/node.php?id=95862

Siragusa: el apóstol Juan

La fotografía que nos comenta Kentaro Mori en la entrada de abajo tiene una historia singular.

Eugenio Siragusa se consideraba la reencarnación el apóstol Juan. Entre sus numerosos escritos podemos leer lo siguiente:

«Estoy en contacto con un extraterrestre llamado Adoniesis, de la quinta dimensión, desde hace mucho tiempo. Adoniesis es un científico especializado en biología pura, y por ello sus mensajes se refieren sobre todo al modo como el hombre debe vivir en armonía con los elementos naturales. El me ha revelado que en otro tiempo fui Juan, el apóstol de Jesús. También me indicó que mi trabajo actualmente consiste en despertar a los ciento cuarenta y cuatro mil elegidos entre los hombres, pertenecientes a mi tribu, para que en el momento justo podamos ser salvados si hemos perseverado en el bien. Actualmente Ado­niesis se encuentra en una misión sobre la materia en la cons­telación Alfa Centauro».

Pero según el contactado italiano, él no era el único de los apóstoles reencarnados. En un mensaje enviado telepáticamente por Asthar desde la nave Cristal Bell (que transporta a los marcianitos verdes con los que mantenía contacto Siragusa), del primero de junio de 1967, a las diez de la mañana, se puede leer lo siguiente:

«Cuando veáis a Jerusalén circundada de ejércitos, sabed que su destrucción está próxima. Meditad sobre cuanto significan estas palabras proféticas de aquel que fue llamado Lucas y fue ungido por la sabiduría de Dios.

«Nosotros os decimos que los doce apóstoles han tomado nue­vo cuerpo y viven en medio de los hombres con los señalados y los llamados de las doce tribus de los hijos de la llama. Vosotros no los reconoceréis, pero ellos son conscientes e iluminados de divina sabiduría… Las últimas trompetas están para dar el toque, y el gran día del divino juicio de Dios está ya sobre las alas doradas de la aurora de este tiempo».­

Eugenio decía estar en contacto con algunos de los apóstoles.

«Conozco personalmente a Felipe a Santiago, el hermano de Juan, a San Pablo, incluso a Pedro… Algunos de ellos viven actualmente en Italia.

«Un día salía yo de casa y vi a un anciano apoyado en una pared, que me miraba directamente. Me llamó en seguida la atención su mirada, su porte. Sentí que su mirada calaba profundamente en mi interior. Lo encontré en una plazoleta. En el centro jugaban en grupos muchachos muy jóve­nes y niños. No sabiendo cómo reponerme de mi impresión, fui a un supermercado próximo y compré unas cosas para comer. Después salí de nuevo a la plaza y me dirigí al anciano. Le dije: «˜Tenga usted»™. Yo estaba realmente turbado. El anciano, sin dejar de mirarme a los ojos, me respondió: «˜Yo no tengo hambre»™. Señaló a los niños, y añadió: «˜Ellos sí. Dáselo a ellos»™. Enton­ces me dirigí de nuevo a la tienda, compré unas canastas de alimentos y me acerqué a los niños. Al salir de nuevo a la plaza el anciano había desaparecido».

Siragusa mostraba la fotografía de un anciano de barba larga y pelo blanco al que identificó como Durante. La foto había sido publicada, desde agosto hasta diciembre de 1973, en varios periódicos y revistas de Italia, junto a un comunicado de un club de aficionados a los platos voladores, el Sideral Intercontacts Center:

«VIAJERO EXTRATERRESTRE DE DOSCIENTOS CINCUENTA Y SEIS AÑOS.

«El Corriere della Sera, Nostro Tempo y otros periódicos han dedicado una especial atención al extraterrestre Absu Ismally Swan­dy, de doscientos cincuenta y seis años de edad, que teóricamente habría desembarcado en Torino. Nosotros no poseemos más prueba que la foto remitida por el Sideral Intercontacts Center, foto repro­ducida en numerosos periódicos Italianos y extranjeros. Junto con este hecho hay que resaltar la «˜Operación Alcántara»™, que tuvo como objetivo difundir un avistamiento de ovnis en el Musine; dicho avis­tamiento de la nave de Absu acercándose a Torino fue filmado por el S. I. C. El objetivo de la venida de Absu parece que fue dar unas conferencias sobre temas espaciales y esotéricos a algunos inicia­dos, que han sido los únicos en poder verlo y fotografiarlo».

«La operación Alcántara ha tenido un clamoroso éxito, superior a lo que el propio Sideral Intercontacts Center había previsto. Y en cierto modo agradece a todos los medios de comunicación la enorme difusión que han dado a los sucesos del monte Musine, en especial a la manifestación ufológica habida en los cielos del Piamonte. En efecto, la manifestación de Ufos en el Musine ha sido grandiosa y el Sideral Intercontacts Center ha filmado algunas secuencias, como la de la propia astronave de Absu Ismaily Swandy, cuando se estaba aproximando a la ciudad de Torino. Algunas de las imágenes conseguidas son de una impresio­nante claridad y posiblemente las hagamos ver en la pró­xima reunión en San Giusto Canavese a nuestros socios, una vez terminadas las operaciones «˜Oeymas»™ y «˜Ghiraes»™, todavía en curso y que deben completar la «˜Operación Alcántara»™».

La foto del anciano tenía un epígrafe que decía:

«El viajero de más de 256 años de edad, que visita perió­dicamente la Tierra y que en el último encuentro terminó su conferencia con estas palabras; Bendigo a todos en paz y fraternidad cósmica».

Según Eugenio Siragusa éste personaje, Durante o Absu Ismaily Swandy, era nada menos que el apóstol Pedro. Poco antes de estas pláticas, Eugenio recibió una foto que mostraba a los apóstoles Pedro y Juan que corrían camino del Sepulcro al conocer la noticia de la Resurrección del Señor. A la cabecera de la tarjeta y en el dorso podía verse un Sol de numerosos rayos y debajo tres párrafos firmados con la inicial D.

«Pietro Santo, gloria di Dio, Principe eterno, che del divino amore Tu sei sicuro regno e d»™essa, del Figliuol la chiesa Tu sol sei perno, e»™implora dal ciel le grazie e siaci Tu sostegno!

D.

«A Te, pio e amato Giovanni, che per alta sapienza e possente candore, dall, eterno Crocifisso ereditasti a custodire l»™intera umanità, giunga il nostro supplice grido: rimanti tra noi a salda difesa nella dura procelta dei giorni nostri. Sia cosi Signore!

D.

«L’amore e la purezza: II binomio operante per il secoli Su! entriamo con audacia nella loro travolgentescia».

D.

(Pedro santo, gloria de Dios, Príncipe eterno, que del divino amor Tú eres segura prueba y por ella, del Hijo de la iglesia Tú sólo eres el perno, implóranos del cielo la gracia y sénos Tú el sostén!

D.

A Ti, piadoso y amado Juan, que por alta sabiduría y poderoso candor del eterno Crucificado, heredaste custodiar la entera humanidad, llegue nuestro suplicante grito: permanece entre nosotros por la firme defensa en la dura tormenta de nuestros días. Sea así, Señor!

D.

El amor y la pureza: El binomio operante por los siglos ¡arriba! entremos con audacia en su arrolladora estela.

D.)

Me parece que Siragusa encontró a un vagabundo que tenía cierto parecido al Pedro de la pintura de Eugène Burnand, y ni siquiera esperó a que lo peinaran (en la foto, en la parte superior izquierda aparece un cepillo) para sacarle la foto e inventar toda esta historia inverosímil.

Siragusa y la Biblia como fotonovela

«Los Apóstoles Pedro y Juan en camino de la Tumba. Foto enviada por el viajero espacio Absu Ysmaily Swandy al Mensajero de los Extraterrestres, Eugenio Siragusa«.

Cómo comentamos en un post anterior, la idea de fotografías in situ (e «in tempore») de figuras y eventos bíblicos, incluyendo a Jesús, no suena muy absurda para algunos. Después de todo, las imágenes fotográficas son presentadas, ya sea provenientes de máquinas del tiempo o extraterrestres, como en el caso del contactado italiano Siragusa.

Pero al ver la fotografía presentada por el «Mensajero de los extraterrestres», Ronaldo Malta nos ha dado una pista: la imagen es en realidad una pintura. Malta ya ha visto una reproducción hace tiempo en una edición de la Biblia. Basto entonces consultar a los participantes de la lista CA, y Jorge Petretski la identificó:

Se trata de «Les disciples Pierre et Jean courant au sépulcre le matin de la Résurrection» de Eugène Burnand, original de 1898 y hoy expuesta en el Museo Orsay.

Es decir, el presunto mensajero de los extraterrestres Siragusa muestra una pintura de 1898 del Museo de Orsay, como una foto de los apóstoles que le entregaron los extraterrestres. Incluso la descripción que se da a la fotografía se toma directamente desde el título original de la pintura.

Que personajes como Siragusa tengan la desfachatez de copiar imágenes conocidas y presentarlas como fotografías de y por los extraterrestres no es nuevo. El contactado suizo Billy Meier también vende fotos de libros, catálogos así como de programas de TV como imágenes alienígenas. Siragusa también estuvo asociado (o viceversa) con su compatriota Giorgio Bongiovanni, otro contactado / estigmatizados que vende parte de un programa de ficción como una verdadera foto del Apollo 11.

http://www.ceticismoaberto.com/news/?p=1104