Nueva secta apocalíptica rusa

Nueva secta apocalíptica en Penza «aguarda el fin del mundo con calma»

29 / 07 / 2008

Penza, julio 29 (RIA Novosti) – Dos meses después de que una secta apocalíptica se cansó de esperar el apocalipsis en el centro de Rusia, se ha descubierto un nuevo culto en la misma región, dijo un funcionario local a RIA Novosti el martes.

La secta de la región de Penza ha existido desde la década de 1990, cuando Rusia fue sumergida por un maremoto de New Age y grupos de auto-proclamados mesías.

«Ellos no están haciendo nada peligroso – esperan con calma el fin del mundo», dijo Alexandr Yelantontsev, que se encarga de las cuestiones religiosas en la administración provincial.

Se dice que el grupo consiste de un núcleo de alrededor de 15 mujeres de edades entre 45-50, y está encabezado por Alexander Zhukov, de 52 años de edad, que dice llamarse Rafael. De acuerdo con varios ocultistas, el arcángel Rafael es uno de los siete ángeles del apocalipsis. Entre los católicos, Rafael es el patrono de las enfermedades mentales.

Yelantontsev dice que más seguidores del grupo, «de las regiones circundantes», a menudo vienen a visitar a «Rafael» a la casa cercada de la secta en las afueras de Penza.

El pasado mes de noviembre, 35 miembros de otra secta de la región se cansaron de esperar el apocalipsis, que inicialmente alegaba vendría en mayo. Informaron que su líder, Pyotr Kuznetsov, había dicho que tendrían el poder de decidir quien sería enviado al infierno y quien iría al cielo. La secta se comprometió a cometer suicidio en masa si se intentaba obligarlos a salir a la superficie.

Dos miembros de la secta perecieron en la cueva, uno de desnutrición provocada durante el ayuno, y otro de cáncer. Aunque Kuznetsov ya ha sido declarado legalmente loco, un tribunal estaba tratando de determinar su estado mental en el momento en que sus seguidores estaban bajo tierra. Él mismo se mantuvo en la superficie.

Tanto la secta de Kuznetsov como el grupo actual se consideran generalmente como parte de una ola de extrema ortodoxia radical que está azotando Rusia y algunas ex repúblicas soviéticas. Los adeptos de esta forma radical de la cristiandad se niegan a obtener pasaportes, ya que «contienen el número de la Bestia», y no manejar dinero o consumen productos envasados en recipientes con códigos de barras «satánicos».

Rusia ha visto un gran número de sectas a lo largo de su historia. Una de las más famosas fueron los Skoptsy, que se castraban y cortaban los senos a las mujeres «para evitar la tentación sexual y el pecado». Se registró por primera vez la secta vez en el siglo 18 y se sabe que aún existían en la década de 1920.

Otra notoria fue la secta Khlysty, una rama de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Los Khlysty creían que el camino hacia la salvación pasaba por el arrepentimiento de los pecados. Cuanto mayor es el pecado, mayor es el arrepentimiento, los Khlysty razonaban, y siguiendo esta lógica convencional rechazaban las doctrinas de «el bien y el mal», para cometer pecados que más tarde podían confesar, siendo de esta manera «agradables a Dios». Se cree que Grigori Rasputin, el monje misterioso que tuvo una gran influencia sobre el zar y la zarina antes de la revolución rusa de 1917, tenía vínculos con el grupo, que estuvo activo desde el siglo 17 hasta principios del siglo 20.

http://www.en.rian.ru/russia/20080729/115154013.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.