¿Por qué son peligrosos los ovnis?

¿POR QUÉ SON PELIGROSOS LOS OVNIS? (O MÁS BIEN LOS UFÓLOGOS)

Ballardi1

Quien crea que el asunto de los ovnis, los platos voladores, los grises y los marcianitos verdes es un asunto inocuo, se equivoca. No nos detendremos en recordar las muertes de sectarios seguidores de grupos ufológicos, como los de Heavens Gate, los contactados brasileños de las «máscaras de plomo» o los suicidas de Tarrasa.

Tampoco nos ocuparemos en aquellos casos curiosos como el del peruano Joel Domínguez, quien decía estar en contacto con el comandante Stenthor, de la galaxia de Sidonia, quien le ordenó asesinar jovencitas. O de aquel campesino del bajío mexicano que se emasculó por órdenes de los extraterrestres. Ya habrá tiempo de dedicarles algunas líneas a estos personajes. Por ahora el que nos ocupa es un caso ocurrido en la ciudad de México hace poco más de 30 años.

Ballardi2 Era la fría madrugada del 17 de marzo de 1977, poco antes de las ocho de la mañana, cuando la madre de Sergio Bayardi Porta, después de llamarlo por segunda vez para que se alistara a ir al colegio, escuchó un disparo en su habitación.

Al entrar encontró al joven de 13 años tirado en la cama en medio de un charco de sangre. En la otra cama se encontraban sus hermanos menores Juan y Verónica con sus caritas llenas de espanto.

Pronto todo fue un caos en la casa ubicada en la Avenida 647, número 31, de la Unidad San Juan de Aragón, al Norte de la Ciudad de México. Por un lado estaban los niños llorando, más allá la madre gritaba desesperada tratando de animar a su hijo y afuera los vecinos que se arremolinaban intentando saber lo ocurrido dentro de la casa.

No tardo en llegar la Cruz Roja y después de ellos los policías y agentes judiciales. Los paramédicos nada pudieron hacer, el niño había fallecido instantáneamente. Los judiciales encontraron una carta escrita por el joven y dirigida a su madre. En ella explicaba los motivos que le llevaron a tomar la determinación de apretar el gatillo de una pistola y dispararse en el co­razón.

Sergio no era un muy buen estudiante, pero parecía no tener problemas. Como todos los chicos de su edad le gustaban los deportes. Su madre no le había conocido ninguna novia, pero sospechaba que había una niñita en la secundaria que le gustaba a su hijo.

Sergio estaba fascinado por los temas paranormales. Leía con fruición las revistas que su padre llevaba a casa. Duda y Contactos Extraterrestres eran sus preferidas. Recientemente se había anunciado con bombo y muchos platillos el próximo Primer Congreso Internacional Ovni en Acapulco, Guerrero (del 17 al 21 de abril del 1977). Desconocemos hasta qué grado estaba influido por este ambiente platillista, pero suponemos que algo tuvo que ver en su muerte prematura.

Desafortunadamente nadie investigó en este sentido. Los diarios de la tarde (2da de Ovaciones) y del día siguiente, 18 de marzo, incluían reportajes sobre el joven suicida. El Ovaciones del 18 de marzo publicó una fotografía de la carta del joven Bayardi, que entre otras cosas decía que había tomado la fatal determinación de quitarse la vida después de haber visto una «navecita» o «nuvecita» (la letra de Bayardi no es muy clara).Asimismo agregaba que sus padres y demás familiares «no sufran por su partida; seré feliz con estos seres». Finalmente, firmaba con su nombre y sus dos iniciales.

A continuación transcribimos la carta respetando la ortografía y sintaxis del muchacho.

Ballardi3 Nota Mamá.

Mama no pienses que e muerto no porque bolbere a nacer en otro planeta. No creas que es mi imaginacion o que me e buelto loco no mamacita lla me an benido a avisar. Sí me a benido a abisar una pequeñita nube y me a dicho que me nesesitan urgentemente en el planeta Sonolcucld que queda a 3 gloides desde esta galaxia. La nuvecita (¿o navecita?) al de­cirme que me nesesitaban en el planeta Sonolcucld no me di­jo te necesitan en el planeta Sonolcucld sino que hiso una seña de arriba entonces yo abajo le pregunte que si en ese planeta la comunicacion era hablarse a base de sonidos, asi como los que nosotros usamos pero le pregunte que si me lo podía decir en nuestro idioma y me fue dictando letra por letra pero me pidio que te dijera que por nada de este mun­do ballas a dibulgar el secreto que descubri sobre la vida y la muerte puesto que si lo dibulgaras la gente perderia su reli­gion la fe en ci mismas y empezarian a matarse todos y a pensar en que asi iban a corregir todos sus errores porque al entrar inmediatamente se borra todo lo que vivieron en este maldito planeta y solo quedaran pequeñas chispas de memo­ria como las que yo he tenido mamá, aora se buena con Juan y Veronica trata de comprenderlos lo mas posible tratalos con cariño y no juzgues por las apariencias nunca como a mi siempre me jusgabas o no siem­pre pero si hubo muchas veces que me jusgaste asi y como te dije comprendelos y comprende sus gustos o nesecidades de niños para que los tengan que llamar tan pronto a otro planeta como a mi. Quema esta carta despues de haberla leido.

Te quiere: Sergio B. P.

El tema de los ovnis, por un lado puede dar lugar a las burlas, pero por el otro resulta sumamente peligroso para las mentes ingenuas y débiles. Muchos de los seguidores de estos temas son niños y jóvenes, aunque también los hay adultos con mentalidades de infantes, que pueden ser fácilmente influenciables.

Es preocupante, por lo tanto, que personas que tienen fácil acceso a los medios masivos de comunicación, como lo es la televisión o las revistas de gran circulación, estén enviando mensajes apocalípticos. Ya Jaime Maussán y uno de sus escuderos (Rodolfo Garrido) han experimentado con esto. En 1997 anunciaban que detrás del cometa Hale Bopp venía una nave extraterrestre. Lo mismo creyeron los seguidores de Los Dos (Puerta del Cielo) y vean en lo que acabaron.

Pero estos ufólogos mexicanos no han escarmentado, ahora anuncian un final de los tiempos para el 2012 que, según ellos, ha sido predicho por los mayas, ha aparecido en inscripciones escritas en caracteres hebreos en las faldas del Popocatépetl y ha sido confirmado en los «agrogramas» de Inglaterra.

Esperemos que en un futuro no haya desgracias que lamentar.

Un pensamiento en “¿Por qué son peligrosos los ovnis?”

  1. Me arece que este hombre tuvo un retraso de madures , qeu todavia no le a encontrado el sentido a la vida y es por eso qeu se anima hacer uan cosa de este estilo. en cuanto a la famila , ella no supo contener al pequeño en ingun momento , como dice bien la carta. La madre a trves de esas jusgaciones trata de trasmitirle que no lo quiere.

    centro de atencion y proteccion legalmente autorisada al menor.

    Gracias , desde ya!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.