¿Ver es creer?

¿Ver es creer?

Esto podría ser Jesús en una placa de un sicómoro de Brandywine Hundred – o tal vez sea el poder de convicción

Por Gary Soulsman, The News Journal 23 de agosto de 2008

Nadine1 Nadine Ostroff se ha presentado para hablar sobre su hallazgo de Jesús en un montón de madera.

El corazón de Ostroff empezó a latir con fuerza después de encontrar la imagen de un pie de largo de lo que ella cree que debe ser Jesús en una tabla redonda de un árbol de sicómoro cortado en su patio de Brandywine Hundred en 1996.

Desde entonces, ver el objeto inspira a Ostroff, de 54 años, especialmente cuando la vida no ha sido tan fácil como lo que ella había esperado.

«Yo lo llamo mi Jesús de madera, y ha sido reconfortante», dice.

Ella había mantenido en privado la imagen de Cristo con los brazos abiertos, con excepción de mostrarlo a los estudiantes y el personal de la parroquia del Corazón Inmaculado de María, donde trabaja como secretaria de la escuela.

Pero, como cada vez es más común para los estadounidenses hablar sobre encontrar iconos de fe, Ostroff decidió que ya era hora de compartir esta oferta de «la madre naturaleza y la mano de Dios».

«Me sentí como si fuera un regalo», dice. «Pero hace 12 años, éste no era el tipo de cosas de las que hablara la gente».

Por lo tanto, Ostroff lo mantuvo en el pasillo de su casa y, cuando la gente hacía comentarios sobre él, ella les preguntaba si veían algo en él.

«Todo el mundo me ha dicho que ve a Jesús», dice.

Pero ella sabe que algunas personas no pueden ver nada.

«Yo creo que tienen que ser de mente abierta», dice.

Nadine2 Su Jesús de Madera está haciendo su debut en los medios de comunicación, al mismo tiempo que una nueva película de Hollywood, «Henry Poole Is Here» está siendo proyectado en los cines.

«Henry Poole Is Here» narra la historia de un grupo de vecinos que ven el rostro del Señor en una pared de estuco de color azul en la modesta casa suburbana de un hombre. El hombre (interpretado por Luke Wilson) insiste en que los vecinos se están engañando a sí mismos, hasta que una serie de acontecimientos hacen que se cuestione sobre su cinismo.

«No se dice que las creencias religiosas son reales», escribe Roger Ebert del Chicago Sun-Times. «Simplemente dice que la fe es real».

El crítico Richard Roeper está de acuerdo en que la película es respetuosa de las personas que creen en el poder de Dios de aparecer en los objetos cotidianos.

Para las personas de fe, es natural creer que Dios puede ser visto en sandwiches, placas de árbol o paredes de estuco, dice Carter Turner, un profesor de religión en Radford University en Virginia.

«Si Dios tiene el poder revivir a los muertos, o convertir el agua en vino, sin duda, puede tratar de inspirar en formas menos profundas – por ejemplo, dejando una imagen impresa en el lateral de una casa», escribe Turner en un e-mail.

En su opinión, las personas se ven atraídas hacia esos «milagros» porque son señales de que su creencia está en el camino correcto – que no necesariamente van a ganar la lotería, obtener un ascenso o atestiguar la curación de un enfermo querido.

El resto se puede consultar en el siguiente enlace:

http://www.delawareonline.com/apps/pbcs.dll/article?AID=/20080823/LIFE/808230307

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.