Los globovnis de Dunboyne, explicados

Ovnis chinos en Irlanda

Jueves, 16 de octubre, 2008

Por John O’Connor

Globovnis49 Ha pasado un buen tiempo desde que tuvimos una buena historia ovni y, la semana pasada, los que anhelan «un encuentro cercano del tercer tipo» subieron a las alturas en éxtasis sólo para ser cruelmente abandonados en sólo pocos días.

La historia comenzó en la noche del 3 de agosto cuando un hombre, descrito como «un alto miembro de la fuerza de detectives Garda en Portlaoise» estaba conduciendo de Dunboyne a Portlaoise a las 10.45 p.m. Para su sorpresa, observó cuatro objetos triangulares moviéndose en el cielo. Él saltó de su automóvil y comenzó a filmar el incidente con su teléfono celular. Vio a uno de los ovnis salir de la formación antes de disparar un haz de luz hacia abajo y fue entonces que vio los otros tres objetos volando en dirección Noroeste.

El co-fundador de UFO and Paranormal Research Ireland es Carl Nally y él describió las imágenes del ovni del detective como «las mejores captadas en este país» y fue más allá al decir que la clasificaba como «los mejores filmados en la historia en cualquier parte del mundo». Dijo que el Garda se había sumado a otros testigos creíbles, incluyendo un edil y un piloto de líneas aéreas, que también habían informado de actividad ovni en el cielo alrededor de Dublín y del Norte del Condado de Meath. Las nuevas imágenes debían ser la atracción principal en una conferencia de OVNI que se celebró el pasado fin de semana en Clontarf Castle.

Lamentablemente, para los fans de los ovnis, su burbuja estalló antes de que la conferencia se pusiera en marcha, cuando se materializó una explicación de los ovnis. Los objetos brillantes en el cielo resultaron ser Sky lanterns chinas que fueron lanzadas en la noche como parte de las celebraciones de boda de Andrea Mulligan y Lyndon James, que se casaron el 3 de agosto, y celebraron su recepción en Dunboyne Castle Hotel.

Al parecer, las Sky lanterns chinas puede subir a una altitud de más de 1000 metros y volar en el viento por más de 20 minutos antes de apagarse. Debido a la proximidad del Castillo de Dunboyne con el aeropuerto de Dublín, la pareja había hecho una solicitud a la Autoridad de Aviación y se les concedió permiso para lanzar las lámparas que muy pronto se convirtieron en ovnis.

Un divertido giro a la historia es que fue iniciada por un alto detective que creía que estaba viendo ovnis, mientras que el novio, quien ayudó a lanzar las lámparas, es un antiguo detective de Inglaterra.

http://www.munster-express.ie/opinion/tales-of-the-tellurians/tales-of-the-tellurians/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.