El "marcianito azul" de Michigan

Elkton recuerda el fraude del «marcianito azul» de 1958

Por Traci L. Weisenbach, Huron Daily Tribune (Bad Axe)

10 de noviembre de 2008

blueman Elkton, Mich – Imagínese: Usted está conduciendo por una carretera del país, un jueves por la noche al comienzo de la primavera, y de la nada, algo extraño aparece de la oscuridad junto a la carretera. Una figura luminosa, azulada se desplaza muy rápidamente, tal vez incluso baila.

Luego, en un abrir y cerrar de ojos, se ha ido.

Usted intenta razonarlo, pero su mente no puede entenderlo. Usted ha escuchado historias de avistamientos de ovnis, pero no, no puede ser – ¿un extraterrestre?

¿Qué haría usted? ¿Mantener su horripilante experiencia para si, esperando no aparecer como si tuviera la necesidad de una camisa de fuerza? ¿O decirles a los demás, esperando que otros hayan sido testigos del mismo escalofriante avistamiento?

Si bien este escenario puede sonar como algo de un show de ciencia ficción, sucedió en realidad en Elkton en 1958. Una vez que el misterio se resolvió, las noticias del «marcianito azul» se propagaron en todo el mundo, junto con una foto del «extraterrestre» y dos policías. Cincuenta años más tarde, la gente todavía habla de este famoso fantasma, y un laberinto local de maíz celebra esta historia demasiado «fuera de este mundo» para ser verdad.

El cómico relato se inicia con tres jóvenes que acababan de regresar a casa después de servir en el ejército. Uno de esos hombres era Don Weiss.

«Teníamos 22 o 23 años, y estábamos buscando trabajo», dijo Weiss. «Teníamos un poco más de tiempo en nuestras manos».

Weiss dijo que él y los otros dos caballeros – LeRoy Schultz y Jerry Sprague – eran los mejores amigos y pasaban mucho tiempo juntos. Eran conocidos por ser los bromistas de la ciudad. Usando este sentido del humor, el trío concibió la broma final.

«Empezaban a conocerse las historias de los platos voladores, y surgió la idea», dijo Weiss. «Queríamos aprovechar esta idea un poco más».

Decidieron que sería divertido que uno de ellos se vistiera como un extraterrestre y salieran por la noche para sorprender a la gente. En un garaje confeccionaron un traje, que incluía ropa interior larga, el casco de fútbol de la secundaria de Weiss, espuma de poliestireno pegada al casco, grandes guantes, botas de combate alemanas con suela de metal, un sábana con dos agujeros para los ojos y un botón cosido en la zona de la boca y luces parpadeantes en el casco.

«No tenían luces (de Navidad) parpadeantes detrás, por lo que tuvimos que hacer que parpadearan por nosotros mismos», dijo Weiss. «Pegamos una batería al traje».

Todo el traje se pintó de azul.

«La pintura brillaba un poco en la luz, lo que añadió más efecto», dijo Weiss.

Él dijo que en ese momento había una canción en la radio llamada «Little Blue Man», de Betty Johnson[1], que inspiró el color azul de su creación «extraterrestre».

En un jueves por la noche al comienzo de la primavera de 1958, el trío debutó su broma. Debido a que la larga ropa interior sólo le quedaba a él, Sprague se convirtió en el «extraterrestre».

blueman21Durante las salidas nocturnas del trío, Sprague se escondía en la parte trasera del auto, y Schultz conducía por la carretera, y Weiss dejaba salir a Sprague. Sprague corría a lo largo de una valla o junto a las bancas para que la gente pudiera verlo. Después de viajar una corta distancia a pie, Sprague se subía a la cajuela del coche. Weiss dijo que estaba a cargo de ayudar a Sprague para entrar y salir de la cajuela.

«Jerry nunca saltó delante de los coches», dijo Weiss.

Porque no querían ser un objetivo demasiado fácil, los tres amigos sólo se embarcaban los jueves por la noche.

«Queríamos dejar que la gente viera (a Jerry), y luego nos sentábamos a esperar a ver si la gente hablaba de eso», dijo Weiss.

Dijo que tomó tres o cuatro viajes antes de que la gente comenzara a hablar sobre eso.

«Entonces, la imaginación de la gente comenzó a elevarse», dijo Weiss.

Dijo que había algunos decían que «el hombre azul» medía 10 pies de alto, mientras que otros dijeron que era sólo de dos pies de alto. Otro informe indicaba que alguien le descubrió sentado encima de un poste de teléfono.

«Mi favorito es un relato que dice «Corrió más rápido que cualquier humano», dijo Weiss con una sonrisa.

La mayoría de las veces, el trío hacía sus travesuras en la zona de Elkton.

El trío se embarcó en ocho salidas.

«Sabíamos que era sólo una cuestión de tiempo antes de que la policía nos descubriera», dijo Weiss.

Una noche en Elkton, el entonces State Trooper de Michigan William Collins estaba patrullando y los tres bromistas se le acercaron.

«Le dijimos, «˜Hemos oído que usted nos está buscando»™», dijo Weiss.

Collins llevó a Weiss, Sprague y Schultz a la oficina del sheriff del Condado de Huron, donde fueron interrogados por el entonces Sheriff Merritt McBride y el entonces Fiscal James Umphrey. Weiss dijo que él y sus amigos no estaban demasiado preocupados por tener graves problemas, ya que nadie había sido herido en las travesuras.

«Ellos pensaron que era divertido», dijo Weiss de McBride y Umphrey. «Ellos querían aún más. Propusieron que camináramos alrededor de la estación de radio para ver lo que sucedería».

Weiss dijo que no fueron a la estación de radio. Él y sus amigos recibieron una advertencia para no hacer de nuevo la broma del «hombre azul».

«Nos dijeron «˜Tomen su ropa y váyanse a casa»™», dijo Weiss.

Aparte del casco de fútbol de Weiss, que todavía tiene un poco de pintura azul y se exhibe al público en la peluquería de Weiss en el centro de Elkton, Weiss no está seguro en dónde quedó el traje.

Una foto de Sprague disfrazado, flanqueado por Collins y el entonces Sheriff Adjunto de Huron County, Robert Quinn, fue tomada por Bob Barrett del Huron News, que ahora es el Huron Daily Tribune. Esa foto y la historia que la acompañaba, llevó a la inocente broma rural a convertirse en una noticia internacional. Poco después, de que la foto y la historia aparecieron en el Huron News, otros periódicos de Michigan recogieron la historia. La Associated Press también recogió la historia, y terminó en «Stars & Stripes«, el periódico militar, dijo Weiss.

«Tuvimos llamadas de estaciones de televisión de todo el país», agregó.

Tal vez la más emocionante mención del «hombre azul» fue en el número de mayo de 1958 de Life Magazine.

http://www.chicagotribune.com/news/chi-ap-mi-exchange-blueman,0,4419828.story


[1] Ver otro post más abajo

Un pensamiento en “El "marcianito azul" de Michigan”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.