Los globovnis pueden mutilar al ganado

Linternas chinas flotantes podrían matar nuestro ganado, dicen los agricultores

Valerie Elliott

11 de julio de 2009

Glastonbury Las linternas flotantes chinas, el último accesorio de iluminación para las fiestas del verano, están siendo denunciadas por los agricultores y defensores de los derechos de los animales como «basura letal» que puede matar al ganado.

El Sindicato Nacional de Agricultores ha aconsejado a los miembros locales advertir a los hoteles y casas de campo que organizan lanzamientos que podrían enfrentar demandas por negligencia si el ganado se ve perjudicado por los cables que quedan cuando se extinguen las lámparas, como globos de aire caliente en miniatura. Las lámparas pueden viajar hasta 30 millas, una vez liberadas.

Los líderes de los agricultores están presionando en favor de nuevas leyes relativas a la seguridad de las lámparas que han llegado a simbolizar la esperanza y buenos deseos en la cultura china, en donde se utilizaron por primera vez en el siglo 13.

Aunque no se han vinculado muertes de bovinos a las lámparas, todavía, los expertos veterinarios están preocupados por los cables que caen en las tierras de labranza, que pueden ser fácilmente recogidos y mezclados con pasto picado para producir pacas de forraje, el pienso para el ganado durante el invierno. Otros animales de granja, caballos y animales domésticos no están en situación de riesgo.

Gareth Hateley, un especialista en ganado de la Veterinary Laboratories Agency, dijo: «El problema con el ganado es que engullen un gran tipo de comida y mucho alimento de una sola vez. Si hay pequeños trozos de alambre en el alimento que cae en su estómago, pueden penetrar la pared del estómago e incluso romper el diafragma y llegar al corazón. Los alambres son un problema real y pueden matar una vaca».

John y Ruth Pidsley, quienes tienen 100 cabezas de ganado lechero con pedigrí en sus 100 acres en Thornton Hey Fram, en Ledsham, al sur de Wirral, han tenido una serie de caídas de linterna en sus campos en las últimas semanas. Están extremadamente nerviosos de que pueda ocultarse en la alimentación de sus animales, pero no lo sabrán hasta que una vaca se enferme en este invierno.

La señora Pidsley dijo: «Esto está sucediendo en todo el país pero tiene que haber algún tipo de protección para el ganado». La pareja ya ha planteado la cuestión con su hotel de la localidad, que ha reconocido su preocupación, pero se negó a descartar el futuro lanzamiento de linternas. El señor Pidsley dijo: «Me dijeron sus terrenos eran tan amplios que una prohibición total de lámparas chinas sería imposible para la policía y que podrían perder mucho dinero si cancelan sus contratos. Pero lamentablemente mi granja parece estar en una ruta de vuelo. ¿Quién va a asumir la responsabilidad e indemnizarme si mis animales mueren o necesitan tratamiento veterinario?»

Las preocupaciones de los Pidsleys son sólo uno de los temas que preocupan a Robert Sheasby, inspector rural en la NFU. Dijo: «Hace seis semanas, no sabíamos a qué se parecían estas lámparas chinas. Ahora parecen estar en todas partes. Estoy diciendo a todos los miembros que se pongan en contacto para ponerlos sobre aviso de que lanzar lámparas cerca de granjas es un acto despreciable. Esto podría hacerlos pensar dos veces antes de permitir las lámparas. Pero puede ser que necesite más seguridad».

La RSPCA está ansiosa por contactar con los importadores para ver si se puede cambiar el diseño de las lámparas. Marc Cooper, el Oficial Científico Superior, dijo: «Hay una grave amenaza para el ganado que ingiere este cable. Creo que la gente debería ser más sensible al uso de estas lámparas y se les debe decir a los importadores y fabricantes en el exterior que necesitan diseños más seguros».

Uno de los principales proveedores del país, www.skylanterns.com, que vende casi 200,000 lámparas al año no tenía conocimiento del riesgo que el producto puede suponer para el ganado. El gerente de la compañía, Grant Barry, dijo: «Nosotros instamos en las instrucciones a sensibilizar a la gente a organizar y recoger las lámparas. Pero para ser honesto no se puede predecir dónde aterrizará. Pueden recorrer de 20 a 30 millas en sólo 20 minutos. Rara vez la gente que lanza linternas las ve caer. Pero ahora que conozco acerca de este problema, sin duda actualizaremos las instrucciones enviadas en cada caja».

http://www.timesonline.co.uk/tol/news/environment/article6684870.ece

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.