El misterio de las centellas (123)

El misterio de las centellas (123)

Fue en 1997, en un remolque en Moundsville, WV. Yo estaba sentado con mi esposa en un día cálido de verano. Mientras hablábamos nuestro gato se acercó y se acostó en mi regazo.

De repente apareció una bola de luz de color blanco brillante y amarillo flotando desde el pasillo a la sala. Los dos nos vimos, pero no lo podíamos creer, pero supimos que estaba allí porque el gato saltó, se levantó y empezó a gruñirle.

La luz cruzó la sala flotando hasta que llegó al centro de la habitación, y entonces, sólo se desvaneció. Todo esto tomó cerca de 15 segundos. Seguro que me gustaría verlo de nuevo.

Rob

Moundsville, WV, USA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.