El misterio de las centellas (235)

El misterio de las centellas (235)

Yo había ido a Laredo un verano con un amigo mío y nos dirigíamos de regreso, cerca de la frontera, (cerca de McAllen, TX). Alrededor de la medianoche, estábamos bien y verdaderamente en medio de la nada, cuando vimos un destello de luz y oímos un fuerte chasquido. Lo primero que pensamos fue que era una bala perdida, que (probablemente) había atravesado el parabrisas. Durante años hemos estado cavilando, pero nunca hemos llegado a una buena explicación. Tal vez fue una centella. Tiene tanto sentido como haber sido golpeados por un hada, o de ser golpeado por el último trozo de un meteorito, que es lo que un amigo nuestro sugirió.

Por supuesto, este es el mismo tramo de carretera donde su marido y un amigo suyo fueron atacados por un chupacabras unos años antes, así que quién sabe.

beezelbubbles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.