Cuatro urbes peninsulares y su calidad de vida

ESCRUTINIO

Cuatro urbes peninsulares y su calidad de vida[1]

Juan José Morales

A veces las encuestas dan sorpresas. Por ejemplo, la que realizó el año pasado la empresa Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) sobre las ciudades más habitables de México, desde el punto de vista de la percepción de sus propios habitantes. Esto es, las ciudades no fueron calificadas —como es lo acostumbrado— con base en criterios predeterminados, como ingreso per cápita, presupuesto del ayuntamiento, índice de desempleo, etc., sino como quienes en ella viven juzgan su propia calidad de vida y la labor de quienes las gobiernan.

clip_image001No deja de ser notable que, pese a los graves problemas que padece Cancún —una pesada deuda heredada de administraciones anteriores, limitación de recursos, deterioro ambiental, etc.— sus habitantes tengan una buena opinión del gobierno municipal y consideren satisfactoria la calidad de vida en la ciudad, según reveló una reciente encuesta.

Pues bien, según los resultados de esa encuesta —publicada a manera de suplemento en el número 34, correspondiente a diciembre de 2012, de la revista Alcaldes de México— Mérida y Cancún son consideradas por sus habitantes como ciudades con una buena calidad de vida, bastante seguras y en general con buenos servicios públicos, aunque no podrían faltar algunos puntos negros. En cambio, Chetumal y Campeche obtuvieron muy bajas calificaciones en general.

La encuesta, como decíamos, fue realizada el año pasado, antes del cambio de gobernador y autoridades municipales en Yucatán. Abarcó en total 50 ciudades muy pobladas o importantes de todo el país, y comprendió cuatro grandes rubros: en primer lugar, la percepción que los habitantes de esas ciudades tienen de la Nación en su conjunto. En segundo, el nivel de satisfacción sobre los servicios que reciben del gobierno municipal. En tercero, la opinión que tienen de sus alcaldes (o jefes delegacionales en el caso de la ciudad de México). Y, finalmente, qué tan atractivas resultan esas ciudades para residir en ellas, con base en lo satisfactorio o insatisfactorio de la calidad de vida en el lugar.

Respecto al primer rubro, la visión que los pobladores de esas ciudades tienen sobre la situación del país resultó bastante pesimista. Dos de cada tres estimaron que el país está estancado o retrocediendo en general y en particular en el aspecto democrático.

En cuanto a las condiciones de vida de las ciudades y la forma en que son gobernadas, Cancún quedó —al igual que Mérida pero por encima de ésta— entre los municipios donde es mayor el índice de satisfacción con los servicios públicos que proporciona el ayuntamiento. Chetumal, en cambio, quedó en el grupo de mediana satisfacción, y Campeche en el grupo más bajo.

Por lo que toca a cómo juzgan los habitantes el desempeño de sus alcaldes, tanto los de Mérida como los de Cancún ocuparon buenas posiciones, aunque este último al final del grupo de más alta satisfacción. En cambio, los munícipes de Chetumal y Campeche quedaron en los niveles más bajos.

Otro elemento medido en la encuesta fue la percepción de los ciudadanos respecto a los que consideraron los cinco problemas más relevantes de sus ciudades: inseguridad y delincuencia, baches, desempleo, corrupción de los funcionarios públicos y corrupción de policías y del sistema judicial. Creo que haber mezclado a la policía municipal y el sistema judicial en la misma pregunta fue erróneo, dado que la policía depende del ayuntamiento y el sistema judicial del gobierno del estado o el federal. En general —salvo en cuanto a corrupción de la policía y la justicia—, Cancún obtuvo buenas calificaciones. En cambio, tanto Mérida como Campeche y Chetumal quedaron bastante mal parados en los cinco rubros.

Finalmente, en cuanto a calidad de vida —juzgada, repetimos, por sus propios habitantes—, Mérida ocupó el tercer lugar y Cancún el 12 entre las 50 ciudades estudiadas. En ambas, por lo demás, el nivel de satisfacción fue casi igual: 80% en el primer caso, 78% en el segundo. Chetumal quedó entre los últimos sitios del grupo de buena calidad de vida, en tanto que Campeche fue a parar al grupo de las ciudades con menor calidad de vida.

Ciertamente, es una encuesta muy interesante.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Martes 5 de marzo de 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.