El misterio de las centellas (874)

El misterio de las centellas (874)

En el medio de la noche teníamos truenos y tormentas eléctricas todos los días cuando me desperté por esa constante luz increíblemente brillante llenando la habitación a través de las sombras y el ruido fuerte de un zumbido que se oía como si estuviera cerca de un transformador enorme. Corrí a la sala de estar para ver lo que estaba pasando. En la sala enormes centellas flotaban hacia abajo (como paracaídas encendidos, aún más brillantes que magnesio quemándose). Estaba ciega. Las chispas de fuego saltaban de las bolas. (Las bolas eran del tamaño de pelotas de baloncesto). Entonces todo se detuvo. Yo había estado gritando a Bob, volví a la habitación y él estaba totalmente dormido. Comencé a arrastrarme a la cama, todavía preguntándome qué demonios estaba sucediendo, cuando comenzó de nuevo. Le grité a Bob, sacudiéndolo y tratando de conseguir que despertara para que pudiera ver. En el momento en que salió a trompicones de la cama, todo se detuvo de nuevo. Traté de explicar lo que había visto y creo que él pensó que me había vuelto completamente loca. Así que fue hacia el baño – justo a tiempo para otra breve ráfaga. No llegó a ver las bolas reales, pero exclamó que el cuarto de baño se iluminó como si una persona estuviera soldando con arco en la pequeña habitación. Sólo vio eso, pero estaba muy impresionado y no habló de otra cosa al día siguiente. Algunos pensaron que era el fin del mundo, algo que estábamos siendo bombardeados, otros que en realidad eran ovnis, después de todo.

Busqué en la red y al parecer esto es realmente inusual y tuvimos bastante suerte de haberlo visto. Esta aparición de bolas flotantes son un fenómeno muy raro. Se llaman en realidad centellas.

Sue Butler

Chapin, SC USA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.