Somos “Borregos”, y nuestros Jefes Supremos son lagartos extraterrestres. (Que vienen del interior de la Tierra)

Somos «Borregos», y nuestros Jefes Supremos son lagartos extraterrestres. (Que vienen del interior de la Tierra).

David Icke y la Hermandad Babilónica / The World Over / 1991 hasta el presente

Por Hua Hsu

17 de noviembre 2013

Official Portraits of the wedding of Prince William and Catherine Middleton, London, Britain - 29 Apr 2011Ilustración por Darrow

(Foto: Rex / Hugo Burnand / Clarence House / AP (familia real); Paul Edwards / AFP / Getty Images (cuerpo de la Reina); Alamy (Cabezas de lagarto); Getty Images (cola de lagarto))

Cuando David Icke anunció al mundo en marzo de 1991 que él era el Hijo del Dios, fue un tipo diferente de profeta marginal: Él tenía algo que perder. El inglés había jugado fútbol profesional brevemente en la década de los setenta antes de que la artritis forzara una jubilación anticipada. Él se valió de sus contactos en una carrera exitosa y altamente visible como periodista, presentador de televisión y comentarista deportivo.

Pero, en el recuento de Icke, esta línea de trabajo comenzó a sentirse insulsa y frustrante. En una visita a un sanador psíquico, éste le dijo que era una amenaza lo que Icke sentía corriendo por sus miembros doloridos: había sido elegido para salvar a la raza humana.

Pero ¿qué? Icke pasó el resto de la década dando cuerpo a sus profecías, convirtiéndose en una ventanilla central de intercambio mundial de cualquiera y todas las teorías marginales, a partir de la ufología, a los Illuminati, al estilo Matrix de crítica de los medios, a los Occupy de Wall Street (sobre los que hizo un documental después de viajar a Nueva York). Su cosmología es voraz y de gran alcance, que absorbe todas las teorías de la conspiración en una única y masiva omni-teoría. Los detalles atraen a audiencias específicas – el descenso/caída/el saqueo de América es una de las favoritas, pero su poder perenne está en cómo Icke conecta los puntos entre cada sistema de creencias concebible anti-establecimiento. La premisa de partida es que la gran mayoría de los seres humanos sufren de esclavitud. Por señores reptiles que cambian de forma. Quiénes son tanto extraterrestres como nativos de una Tierra hueca. Y que incluyen a la familia real británica, gran parte de la aristocracia europea, y varios corredores de poder – una red clandestina global llamada la Hermandad Babilónica. En conjunto, esta élite mundial controla los medios de comunicación, la ciencia, la religión, el Internet, todos los gobiernos. El resto de nosotros, dice Icke, somos «borregos» que carecemos de la conciencia de ver el mundo como lo que es. Que es una lucha de nosotros contra ellos, donde básicamente cualquier cosa – el agua fluorada, la NSA, Bob Hope, la pedofilia «“ se presenta como prueba de su poder.

Veinte años después de que Icke abandonó su carrera en la televisión, el mesías ha encontrado su público en Internet. Los seguidores de Icke atraviesan las líneas de partido y de clase, y él viaja por el mundo dando actuaciones radiantemente extrañas, de nueve horas que son partes iguales conferencia, discurso de motivación, reunión de avivamiento, y fiesta de danza de la paz y el amor propio. Organiza un evento de un día anual en el Wembley Arena de Londres y ha vendido muchas veces el Nokia Theater de Nueva York.

http://nymag.com/news/features/conspiracy-theories/david-icke-sheeple/

Dossier Teorías de la conspiración New York magazine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.