¡Dame esa nueva religión!

¡Dame esa nueva religión!

Por Donald Prothero

16 de abril 2014

Una revisión de

shapeimage_2God Bless America: Strange and Unusual Religious Beliefs and Practices in the United States, by Dr. Karen Stollznow, Pitchstone Publishing, Durham, North Carolina, 2013, 256 pp.

El hombre es un animal religioso. Él es el único animal religioso. Él es el único animal que tiene la Verdadera Religión -varias de ellas. Él es el único animal que ama a su prójimo como a sí mismo y le corta la garganta si su teología no es la misma.

Mark Twain

Cuando crecí en la Iglesia Presbiteriana, nos dieron un pequeño libro de bolsillo delgado, de los diversos cultos religiosos y de lo que creíamos. Todos habíamos oído hablar de los mormones, los Testigos de Jehová, la cienciología y la ciencia cristiana, pero como ingenuos chicos de escuela secundaria, no sabíamos nada acerca de ellos. Realmente fue una revelación leer todo acerca de sus creencias extrañas, ya que el libro predicaba por qué estaban mal y por qué los presbiterianos tenían razón. En ningún momento el libro giró el espejo a sí mismo, y examinó las ideas raras defendidas por los presbiterianos y otros cristianos ordinarios.

Luego, cuando empecé a estudiar religiones comparadas en la universidad, me encontré con una perspectiva totalmente diferente: la disección académica detallada (y, a menudo seca) de las religiones mundiales. Estos libros eran a menudo masivos, e incluían enormes secciones detalladas sobre las mitologías y creencias fundamentales que pronto se hicieron abrumadoras. Fue un abrirme los ojos para ver lo que otras religiones revelan acerca de la religión en la que creciste, pero también fue un montón de trabajo duro.

Entre estos dos enfoques está el animado el libro de Karen Stollznow, God Bless America. Ataca el tono perfecto entre estos extremos. Toma el punto de vista externo de las religiones americanas, como lo hacen la mayoría de los estudiosos de la religión, sin cientos de páginas de detalles tediosos para leer. Sin embargo, también critica estas religiones, y los comentarios sobre las partes más absurdas de sus sistemas de creencias y teología, algo que mi librito de Escuela Dominical también hizo – pero sin comprometerse con el presbiterianismo. Está escrito en un estilo animado irónico, a menudo burlándose suavemente de la sublime tontería de algunas creencias (y el hecho de que sus practicantes no ven la ironía o el absurdo en sus creencias). El tono es humorístico, pero muy en broma, dejando que la ironía y los aspectos extraños del sistema de creencias hablen por sí mismos.

Cada capítulo comienza con un pequeño «gancho» acerca de algún aspecto extraño del sistema de creencias. Stollznow luego da una muy breve pero bien organizada introducción a la historia y la cosmovisión esencial de cada sistema de creencias. Ella examina estrechamente cómo se establecieron las ideas religiosas y cómo han cambiado, y se centra en aquellos aspectos que son de mayor interés para la sociedad estadounidense. En la parte final de la mayoría de los capítulos, practica un poco de «periodismo empotrado»: asistiendo a los servicios o reuniones de cada grupo (si la dejan), dándole vívidas impresiones de la conducta de los creyentes y de sus alrededores, y su acercamiento a los forasteros.

¡Y la gama de las ideas religiosas es impresionante! En primer lugar, cubre las prácticas extrañas e ilegales de los Fundamentalistas Santos de los Últimos Días, los mormones extremos que abiertamente practican la poligamia, pero que lo utiliza como excusa para que los hombres viejos asquerosos que dirigen su culto adquieran un montón de novias menores de edad. Como informa Stollznow de las historias recientes sobre el profeta Warren Jeffs, esta religión se ha convertido esencialmente en una excusa oficial para abusasr de los menores. A partir de ahí, ella cubre las muchas astillas de la revuelta anabaptista, especialmente los amish y los menonitas, y muestra cómo negocian el delicado equilibrio entre sus formas tradicionales y el mundo moderno. Ella dedica un capítulo completo a los pentecostales, y su práctica extraña de la manipulación de serpientes (a menudo fatal para los creyentes) y «hablar en lenguas». (Como lingüista profesional, Stollznow está mejor capacitada que la mayoría para reconocer que ellos están hablando en galimatías, no «idiomas extranjeros desconocidos»). Hay tres capítulos sobre el vudú, la posesión demoníaca y exorcismos, y la broma de Anton La Vey llamada «satanismo» (no es realmente una religión, sino más bien una pieza de arte de performance para burlarse del cristianismo).

Luego aborda uno de los cultos más temibles: Scientology. Gracias a muchas revelaciones recientes de personas apóstatas, y debido a la internet que ha diseminado sus secretos, Stollznow ahora puede documentar lo que una organización extraña, desagradable, paranoica, contenciosa, peligrosa, depredadora, en que Scientology se ha convertido, a pesar de todos sus endosos de celebridades como Tom Cruise, John Travolta, Kirstie Alley, y similares. Ella también da un golpe y las ideas raras de la Espiritualidad Nueva Era, llena de términos «woo» y el mal uso de la física cuántica por sus practicantes, como Shirley MacLaine y Deepak Chopra. Finalmente, en un marcado contraste con todos los dogmas anteriores, examina los cuáqueros, con sus creencias simples y el énfasis en las relaciones personales con Dios y una vida pacífica.

A pesar de que el libro es muy breve, su investigación es excelente y bien referenciada. No encontré errores tipográficos o mecánicos, y sólo un error de hecho: en la sección de serpientes (p. 83), dice que las serpientes matan a sus víctimas con neurotoxinas. Este es el caso de las serpientes en su Australia natal, y en la mayor parte del Viejo Mundo, pero la mayoría de las serpientes venenosas del Nuevo Mundo (principalmente las serpientes de cascabel, la víbora cobriza y la boca de algodón en este caso) son víboras (familia Crotalidae), que utilizan hemotoxina para envenenar la sangre, no neurotoxinas.

Naturalmente, en un libro de 250 páginas, no todas las creencias marginales puede ser mencionadas. Notablemente ausentes fueron los científicos cristianos, los Testigos de Jehová, los Adventistas del Séptimo Día, los Wiccans, e incluso los principales mormones. Cada uno de ellos tiene nociones religiosas adecuadamente extrañas. La autor me dice que tenía un límite de palabras, y que estos cultos más grandes son el tema del libro que sigue, así que tenemos algo que esperamos con interés.

A excepción de estos pequeños problemillas, God Bless America es una excelente, animado, bien investigado, y divertido libro para leer, que va a sorprender (y tal vez disgustar) al lector en cada página. Si desea una rápida introducción a algunos de los sistemas de creencias más extraños de los Estados Unidos, este es el libro para leer.

http://www.skepticblog.org/2014/04/16/gimme-that-new-time-religion/#more-25552

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.