El misterio de las centellas (979)

El misterio de las centellas (979)

Sábado, 21 de agosto 2010, aproximadamente a las 9:30 p. m., yo estaba sentado en la terraza mirando al cielo. Desde detrás de un árbol grande vino una bola de fuego brillante con una cola (del tamaño de un balón de fútbol), moviéndose a través del cielo – no muy alto – a una velocidad moderada – más bien lenta, en realidad. Viajó de norte a sur, por una larga distancia y luego desapareció. Fue absolutamente facsinante.

Kathleen Keaton

Wykoff, MN USA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.