Una llamada en la madrugada (Parte tres)

Capítulo Diez

 

VISITA A LOS HERMANOS

 

ACallAtDawn8Después de ocho meses de muchos contactos subjetivos agradables e inspiracionales, mi querida expectación fue cumplida; finalmente tuve mi primera reunión objetiva solo con un ser de otro mundo.

 

En esta noche en particular estaba leyendo una publicación de BROTHERHOOD OF THE WHITE TEMPLE, INC., cuando me di cuenta que había perdido un programa de televisión de la tarde. La siguiente cosa que note fue que la luz en el porche se había apagado. Tuve un extraño e indescriptible sentimiento, y me levanté y salí por la puerta para revisar el foco, razonando que debía haberse fundido. Una voz amistosa y agradable me habló desde la oscuridad, “Por favor no encienda la luz, mi hermano”. Entonces lo vi, no tan claramente en la tenue luz de la noche, parado alrededor de unos veinte pies de distancia. Caminé hacia él sin ningún sentido de aprensión. Él me abordó con un modo particular de saludo de mano usado por la gente de otros planetas, y lo saludé, invitándolo a pasar, y más tarde me pregunté cómo tuve la presencia de mente para decir cualquier cosa, por lo emocionado que estaba.

 

En todos los contactos telepáticos y físicos, la sensación que despiertan los Hermanos y Hermanas siempre es una de paz, harmonía y amor, derramándose de ellos, tensando una cuerda sensible en mi propio ser. Mucho se dice y canta en esta Tierra sobre el amor, pero me atrevo a decir que pocos han conocido el verdadero significado del verdadero amor hasta que están en la presencia de aquellos que son canales abiertos para el Amor Divino del Creador para que fluya a través de ellos. Para la gente es difícil entender este tipo de Amor porque es suficiente por sí mismo y no necesita nada como un medio de expresión. Es una alegría que no conoce límites. Desafía las definiciones, y me encuentro a mí mismo totalmente perdido para definirlo adecuadamente, porque ¿quién puede definir lo Infinito? La potencia de tal Amor Divino templará los corazones de los hombres y ejemplificará sus vidas, creando un nuevo sentido de hermandad en el cual los hombres de todas las naciones construirán el tipo de mundo en el que las tragedias del ayer ya no se repetirán.

 

Ahora, parado sólo en la presencia de este Hermano altamente evolucionado de otro planeta, percibí este profundo sentimiento mucho más intensamente que durante los contactos telepáticos mentales, que brotó una gran oleada de humildad en mí, e involuntariamente comencé a arrodillarme frente a él. Él tomó mi brazo con una mano restringiéndome y evitándolo, “Está bien mi hermano. De donde yo vengo todos somos iguales”.

 

Cuando pregunté si podía conocer el planeta de donde venía, él sólo replicó. “No en este momento”. Fue sólo recientemente que me confió que él y el Hermano que lo acompañaba en la siguiente visita son de un planeta en nuestro sistema solar, pero que el planeta no existe para la gente de la Tierra ya que nuestros astrónomos aún no lo descubren. Un hecho preciso fue revelado en esta primera reunión, y es que aunque nuestros Hermanos están verdaderamente mucho más avanzados intelectual y espiritualmente, no expresan ningún sentimiento de superioridad. Todos son iguales, todos son respetados por igual. Sin importar raza, color, credo o educación todos son Uno con el Creador. Y aunque en nuestro sentido de mundo, ellos son dioses, ellos no nos dejan pensar, hablar o inclinarnos hacia ellos como tales.

 

Me maravillé ante su afilada percepción extrasensorial, pues aunque no había aceptado mi invitación a entrar, él estaba al tanto de lo que había estado leyendo en el momento de su llegada, comentando “es buena la literatura que estás leyendo”. También me ordenó mantener mi fe.

 

Demasiado pronto anunció, “Me debo ir ahora, mi querido hermano”. Suplicante dije, “Espero verte de nuevo, mi hermano”. Con aturdimiento y lágrimas en mis ojos me voltee cuando él se mezcló en la noche. Incluso no pensé en el foco fundido hasta unos minutos más tarde de su partida y tuve que regresar a mi cuarto, cuando se encendió como si una mano invisible lo encendió.

 

Desde entonces he tenido muchas visitas inspiradoras del alma, cada una de ellas una experiencia memorable, con esta gente benevolente, y especialmente he llegado a conocer a aquellos de los planetas Plutón y Júpiter. Sus visitas siempre son por un propósito y nunca un pasatiempo ocioso. Sin embargo, no quiero dejarles la impresión errónea, ya que ellos son gente naturalmente feliz y efervescente. Tuve el privilegio de estar presente en unos pocos de sus juntas de concejo, y a pesar de la seriedad del momento o de cualquier ligero desacuerdo que pudiera surgir, siempre prevalece la mayor compatibilidad con una atmósfera de paz, harmonía y buena voluntad, que pondría en vergüenza cualquier reunión llevada por gente de la Tierra.

 

Por dos noches a la semana, siguiendo a este contacto, observé una nave circundar por arriba, y moverse erráticamente como si pusiera en exhibición sus maniobras. Pasó otra semana y una noche, al despertar, me giré y miré fuera de la ventana y vi una nave viajando hacia el Sur, no muy rápido. Cuando desapareció de la vista, desee fervientemente que pudiera verla otra vez. Unos pocos segundos más tarde, y para mi gran sorpresa, regresó a la vista y flotó un momento o dos. Parecía ser tan grande como un plato de comida, aunque no pude estimar su tamaño real. Llegó una impresión mental sin las usuales palabras de apertura, “Estamos contentos de que tenemos algunos observadores sinceros. Te veremos más tarde”.

 

Y de hecho, una semana más tarde tuve el honor de una visita del mismo Hermano que había venido antes, y esta vez él estaba acompañado por otro Hermano, un hombre bien construido, también, pero de más baja estatura, probablemente de seis pies y una pulgada de alto. El material iridiscente de sus prendas ajustada, similar en estilo a nuestros trajes de ski, era inusualmente suave al tacto, firme pero hermosamente texturizado. Los colores eran como los que podemos referir como tonos azul violeta. Eran hombres que se veían muy bien, con complexiones suaves, bronceados oscuros al sol, y cabello oscuro más largo que nuestros cortes modernos. Su calzado parecía ser robusto aunque no tenía aberturas.

 

La noche de su llegada[1] fue precedida por una inquietud en mí. Considerando la oscuridad afuera, la luz que se filtraba a través de la ventana parecía irreal. Me paré frente al porche como si estuviera agarrado por un imán, e inmediatamente los vi parados cerca. Ellos aceptaron mi invitación para entrar.

 

Entre otras cosas, ellos hablaron de nuestros líderes, nuestra gente, el Creador y la Naturaleza. El más alto repitió lo siguiente en un flujo rítmico, y con profundo significado, cada palabra que me decía, después de explicar que “no se le ha dado a nadie más en tu planeta antes. Es tuya para hacer lo que consideres:

 

“Acepten a los hermanos y hermanas de la tierra –

 

El Creador dará la mano.

 

Aprendan por sí mismos desde el corazón –

 

El Creador será parte.

 

Entonces conocerán la Naturaleza y serán libres;

 

Sabrán qué hacer cuando vengan contigo”.

 

A primera vista parece simple sinsentido pero si aplica la razón y la lógica combinada con un poco de concentración descubrirá palabras con significado.

 

Durante el ínterin de este contacto y el siguiente unas tres semanas más tarde, vi un poco de actividad en los cielos. También el trece y el dieciocho del mes de noviembre hubo una caída del así llamado “cabello de ángel” flotando a través del aire y colgando en los edificios, árboles y postes de la luz. Entiendo que este “cabello de ángel” es un desperdicio expelido de las Naves Madre o Transportadoras, y se produce por un proceso de conversión de masa de electrones positivos y negativos del campo de fuerza magnética de una naturaleza primaria en el momento en que es necesario hacer un trabajo de reparación, cuando una unidad de propulsión de emergencia está en operación.

 

Mi siguiente contacto físico fue asombroso. Había estado en contacto vía la voz interna con estos Hermanos y hermanas de Júpiter quienes ahora tenía el privilegio de conocer en persona. Reconocí el tono agradable de su voz, pero no anticipe la reunión con una mujer, especialmente una de tan exquisita belleza que ahora veía. Ella me saludó calurosamente mientras yo permanecía ahí sorprendido y atónito. Su voz estaba perfectamente modulada. “sólo paramos por unos pocos momentos. Yo quería verte”. Me advirtió de ser cuidadoso en lo que creía, aceptar sólo lo que conocía que era Verdad, y dejar al lado cualquier cosa en lo que tuviera duda. “Si esto es verdad vendrá a ti como tal cuando sea el momento adecuado”.

 

Al final, hallando que no estaba completamente estupefacto, me aventure a hacerle una pregunta que me había estado molestando. “Hay muchas versiones diferentes de la vida de Jesús. Me gustaría conocer la verdad sobre eso. ¿Me la podrías decir?”

 

Su respuesta fue, “Tu tienes un libro, si lo estudias, aprenderás lo que deseas conocer”. En esta ocasión ellos no entraron, y el único libro que tenía en mi habitación en este momento era The Texbook of Ancient Wisdom por M. Doreal, sin embargo ella tenía, como el Hermano de la reunión anterior, la misteriosa habilidad de conocer sin ver con los ojos materiales. Yo sólo había comenzado a leer este libro, y la siguiente mañana lo tomé e involuntariamente fui hasta la página treinta y cuatro en la cual, de un vistazo, encontré como sigue, lo que deseaba conocer:

 

“El verdadero maestro puede entrar en el espíritu de las cosas que está haciendo la gente alrededor de él, a pesar de lo que pueda ser. Puede beber con el bebedor, jugar con el jugador, e incluso no ser tocado con las vibraciones destructivas como ellos, porque el sabe que sólo colocándose en su nivel puede esperar elevarlos a su propio plano. Esto es por lo que el Maestro, Jesús, fue conocido como alguien que se juntaba con pecadores y publicanos; esto es por lo que los hombres lo llaman un borracho y glotón. Fue capaz de entrar en cualquier atmósfera sin condenar las cosas que se estaban haciendo. Él sabía, como saben todos los que han llegado a la Maestría, que el único pecado es el que se comete cuando uno se reúsa a dar al verdadero buscador el conocimiento de cómo alcanzar la meta.

 

“Cristo se juntaba con los así llamados pecadores, porque Él sabía que sólo siendo como ellos podría elevarlos para salir de la oscuridad. Fue en este sentido cuando dijo, ‘Si fuere levantado, todos los hombres deberán mostrarse ante mi’”.

 

La ropa de este Hermano parecía ser entallada permitiéndole libertad de movimientos, la parte de arriba, hasta la cintura, y similar en estilo a nuestras chamarras “de vuelo”, aunque no pude detectar botones ni zippers. La Dama de Júpiter vestía una falda elegante y una blusa con una chaqueta. Visualicé lo que me pareció una insignia en su blusa.

 

Indicando que debían irse, giraron para partir y yo los acompañé un poco distancia, entonces ellos calurosamente me dijeron adiós, y nuestra Hermana repitió en suave cadencia:

 

“El viento es tu cólera

 

El Sol es tu cuerpo,

 

La Luna es tu corazón

 

Una estrella es tu alma”.

 

Añadió, “Estúdialo, mi querido hermano. También será bueno para tu pareja” (esposa). Aunque no se dijo ninguna otra palabra, sabía que ya no debía seguir caminando con ellos. Cuando se acercaban un objeto oscuro envuelto en el tenue manto de la noche, un débil haz de luz salió de él. Momentos más tarde creció en brillo, todo el aparato destelló en azul, luego rojo naranja cuando se elevó. Cuando subió al cielo oscuro el color se aclaró, cambiando de nuevo a un tono azul. Al principio pareció elevarse verticalmente por posiblemente unos mil pies, luego despegó en tal vez un ángulo de cuarenta y cinco. A una altura mucho mayor, hizo un círculo, luego se dirigió al Este, y entonces viajó a una velocidad tremenda, apareciendo como una línea azul-blanca contra las estrellas. Y yo estaba ahí, perdido para este mundo, y deseando con todo mi corazón y alma que yo estuviera a bordo de esta nave veloz.

 

Después de esta reunión fui contactado por medio de clariaudiencia o por la voz interior, y después complementada con una visita en persona de la fogosa y adorable pequeña Dama de Plutón, la que había hablado conmigo en Giant Rock. Ella es de aproximadamente cinco pies tres pulgadas de alto, y en esta ocasión vestía una blusa, chaqueta y pantalones holgados en tonos contrastantes de un hermoso azul, similar al azul royal, y un tono de rojo vino en una intensidad profundamente brillante. Ella estaba muy contenta de que la reconociera. Fue una observación pertinente que hizo y la familiaridad de su suave y melosa voz lo que me reveló su identidad. El día en Giant Rock, para evitar atraer excesiva atención, ella había disfrazado inteligentemente su complexión intachable con maquillaje y pecas, así como controlando a un grado necesario las vibrantes armonías que radiaban de su ser.

 

ACallAtDawn13Anteriormente no me había reunido con el Hermano que la acompañaba, y que en ese momento tomó una hoja de papel de mi libreta sobre la mesa y dibujó la insignia que estaba diseñada sobre su camisa y su blusa en un tono amarillo dorado. Preguntó si yo podría dibujarla, y yo hice un dibujo burdo que él dijo que estaba bien. Sin embargo, dobló y metió su copia en la bolsa de su pantalón. Esta insignia era el emblema del planeta Plutón que está ilustrado en este libro para su escrutinio, junto con el emblema de Júpiter. Estos no pueden ser considerados duplicados exactos, siendo más o menos dibujados de memoria.

 

Esta pequeña Dama de Plutón citó en una dicción con cadencia la siguiente oración para dársela a mi esposa y su buena amiga, M___. Sin embargo, fue alrededor de dos semanas más tarde antes de que fuera obvio que era una cita. “Poderoso Espíritu de Luz, que brillas a través del Cosmos, lleva mi flama cerca de la armonía de Él. Eleva mi fuego fuera de la oscuridad, imán de fuego que es Uno con el Todo”. Una miembro activa de nuestro grupo de estudio obtuvo una copia de las Tablas Esmeraldinas de Thoth, El Atlante, publicada por BROTHERHOOD OF THE WHITE TEMPLE, INC.[2] Sin haberla leído ella misma, ella me la trajo para que yo lo hiciera. Antes de comenzar el libro doble las páginas, leí pausadamente y fuerte un pasaje aquí y ahí. En pocos minutos estaba repitiendo palabras familiares, la oración que la Dama de Plutón había dicho.

 

Para continuar añadiré como explicación que las dos Hermanas, una una representante del planeta Plutón y la otra del planeta Júpiter, tienen lo que podríamos referir como el rango de capitanas, aunque ellas prestan otros servicios además de pilotear una nave. Pregunté a la capitana o Dama de Plutón, “¿Es cierto que las mujeres son capitanas en todas las naves espaciales?” a lo cual respondió, “No tenemos clasificación en rango como la tienen ustedes (No hay capitanes, no hay coroneles, tenientes o generales, etc.) Todos somos iguales; todos son respetados sin importar que tipo de servicios desarrollen. Nuestros logros y capacidades varían. Algunos Hermanos están a cargo de naves, y algunas Hermanas, de acuerdo con sus avances en crecimiento espiritual”.

 

Me reincorporé con otra pregunta, “¿Tienen amos y siervos?” y ella respondió, “Hay algunos a quienes les gusta dar servicio en las casas de otros, pero no permanecen en el mismo hogar permanentemente. Lo que tú te refieres como trabajo, nosotros lo emprendemos con amor. Toda nuestra gente rige su planeta juntos para el beneficio común de todos, cada uno jugando su papel esencial. Todos tienen libertad de escoger, y todos tienen la oportunidad de visitar otros planetas”.

 

Como un Hermano me dijo durante una reunión anterior, “En nuestro planeta hacemos un trabajo, lo hacemos bien. No tenemos que regresar para volverlo a hacer”. ¿Hemos alcanzado en la Tierra la habilidad de hacer las cosas bien desde la primera vez? Todo mundo sabe que el primer automóvil, el primer aeroplano, la primera radio, así como la primera trampa para ratas no se construyeron bien. Seguro debemos cuestionar los experimentos de investigación de la fisión nuclear. El hombre al menos debe hacer lo mejor que impida que mucha de la inteligencia humana se vaya a la basura.

 

Este es enero de 1955, y la revelación de la Dama de Plutón me hirió con asombro. “Hay un pequeño planeta que se ha movido de su orbita normal y circunda cerca de la Tierra. Puede haber muchos sentimientos extraños. No se alarmen; se manejará diestramente. Las condiciones críticas están por llegar sobre la Tierra; habrá muchos cambios en muchas formas”.

 

Ella continuó, explicando brevemente que por su conocimiento del trabajo con y para las leyes naturales y espirituales este planeta será regulado y permanecerá a salvo en su curso, a menos que se desbalancee demasiado a través del proceso natural, y en tal evento ellos no intercederán con la operación de la Naturaleza; las leyes de la Naturaleza se mantendrán a distancia, gobernando esta actividad. Nuestros Hermanos no dejarán de lado ningún trabajo de la Ley, sólo armonizarán su propósito para que eso trabaje. La ley Natural se comparte en la preservación del balance, e intentar desviar la ley natural resulta en manifestaciones instantáneas. Ellos saben que no puede haber violación de las leyes materiales de la naturaleza o de las leyes espirituales si se espera una existencia ordenada; debe haber un balance perfecto y harmonía establecida y mantenida.

 

Para mi conocimiento, en este momento no se ha hecho mención pública de esta declinación menor planetoide, excepto por un programa de televisión, y de acuerdo con este programa aparentemente se espera tal ocurrencia en el futuro cercano. Las primeras noticias impresas llegaron a mi atención mucho más tarde, fue una nota corta publicada en el periódico Los Ángeles Times, fechada el veintiséis de noviembre de 1956, en la cual se dice que que se esperaba que un pequeño asteroide colisione con la Tierra en 1969, y que está mucho más cerca de la Tierra que cualquier otro cuerpo celeste excepto la Luna.

 

Nuestros Hermanos indisputablemente mantienen que nuestros hallazgos astronómicos están calculando erróneamente la distancia, tamaño, y condiciones atmosféricas de otros cuerpos en el espacio, y que la teoría de colisión también es errónea. Aseguran que no existe vida humana en el planetoide, y que nuestros científicos desconocen los innumerables cuerpos celestes dentro de nuestro sistema solar ya que ellos no los han explorado con ninguna certidumbre. Concluyen que no necesitamos preocuparnos con ninguna colisión; ¡hay asuntos mucho más serios a la mano para considerar y enfrentar¡

 

Es mi hipótesis que nuestros astrónomos no están conscientes de este así llamado asteroide moviéndose hacia la orbita de la Tierra a principios de 1955, o si detectaron estaba fuera en su curso normal, ciertamente no sospechan que está bajo control. ¿Se ha tomado un momento para elevar sus ojos y echar un vistazo más allá del azul del cielo, hacia el espacio? ¿No está atemorizado con la maravilla de todavía estar aquí? Demos gracias a los Guardianes del Espacio, los Guardianes de la Tierra. ¡Qué poco conocemos, qué poco apreciamos a estos, nuestros vecinos, nuestros Hermanos y Hermanas de otros mundos!

 

Los científicos calculan mal las distancia porque no entienden las diferentes dimensiones del espacio. Las muchas distancias que vemos no están tan distantes como teorizan nuestros astrónomos; esto es porque vemos sus reflejos a través de dimensiones del espacio angulares, por lo que aparecen tan distantes. Por ejemplo, el Sol está mucho más cerca de 93,000,000 millas, estando varios millones de millas menos de distancia de la Tierra.

 

Todas las estrellas no tienen planetas rodeándolas, pero ya que hay un inmenso número de estrellas, si sólo una en cientos de miles tiene planetas circundando alrededor de ella, todavía habrá un número impensable. Canales dimensionales secundarios conectan cada estrella con otra. Estos canales se mezclan con las ocho dimensiones así como interpenetran la novena dimensión del espacio entre planetas y estrellas. Para explorar las “limitaciones” del espacio debemos seguir las líneas de extensión o segundos pasajes dimensionales.

 

Aunque la dimensión del espacio es una – extensión, esta extensión es interminable, ilimitada y con varias dimensiones en ella, interpenetrándose cada una. Estos diferentes planos dimensionales no son estratos o capas una sobre otra, sino octavas de vibración, separadas sólo por esas octavas de vibración, aunque interpenetrándose entre sí en cada punto del espacio. “Un plano del ser no es un lugar, sino un estado del ser”.

 

Puede ser difícil concebir más de una manifestación ocupando el mismo punto del espacio al mismo tiempo. Los estudiantes de física saben que cualquier punto del espacio puede contener vibraciones de luz, gas, calor, electricidad, magnetismo, y otras energías más sutiles. Cada color está contenido en los rayos del sol, y estos rayos pueden ser separados en sus partes componentes. La luz pasa a través de la ventana de vidrio, aunque ambas ocupan el mismo espacio, y están separadas por tazas de vibración así que no se afectan la una a la otra.

 

Aunque el espacio es invisible está lleno de ondas de energía y partículas de “polvo” electrificadas. Moviéndose dentro del espacio hay formas naturales de densidades diferentes activadas por las ondas del éter. El éter del espacio siempre ha estado en disputa entre los científicos, siendo poco comprendido. La sustancia básica del éter es Polvo Cósmico del cual se construyen los electrones y del cual todas las cosas son creadas. Todos los planetas nacen y se forman de las partículas de “polvo” electrificadas del espacio.

 

La energía y la luz son inseparables. Se puede decir que la luz fluye a través del espacio, lanzada por el Sol como partículas de alta velocidad a velocidades variables. El éter natural actúa sobre estas partículas como el transformador que reduce el voltaje de la electricidad. Si la poderosa energía del Sol fuera derramada, alcanzando la Tierra sin revisar, la destrucción sería inevitable. El Sol es la polaridad positiva de este sistema y es un centro de energía contantemente radiando a través del espacio, transportando partículas de materia en esta radiación.

 

Las teorías astronómicas nos llevan a creer que no hay aire en la Luna. Sin embargo, la presión interna de un cuerpo celeste y la presión externa mantienen un balance perfecto, de otro modo la Luna o el planeta podría desintegrarse. La presión externa no es otra que la atmósfera rodeando la forma en este movimiento a través del espacio. Nuestra Luna, siendo pequeña, tiene una atmósfera más ligera que la Tierra, pero no tan ligera para que la gente de otros planetas vivan ahí.

 

Los oficiales de gobierno y los científicos están seguros que la Luna tiene una atmósfera que soporta la vida aunque ellos no esperan alcanzarla. Se dice que la primera nación que aterrice ahí y coloque su bandera regirá la Tierra. Si somos sabios intentaremos alcanzar la Luna con paz y amistad en nuestros corazones, por que es el dominio de una gente feliz, amante de la paz, y que no se nos permita usurparla.

 

Hay un gran centro o conector de este Cosmos alrededor del cual se mueven todas las galaxias y los sistemas solares, y a través de este conector brota el poder radiante y la energía que acelera y da vida a este Cosmos. Los sistemas solares son los únicos átomos en el Cosmos, en el Gran Cuerpo Cósmico, en los que mora la Divina Consciencia de Dios, como una encarnación. Un mundo es sólo una parte de un átomo. El hombre es sólo un pequeño átomo infinitesimal en la gran extensión del Infinito. El hombre mismo, está hecho de diminutos átomos en los cuales funciona una unidad de la Divina Consciencia. Todos son Uno en el Gran Esquema Cósmico de las cosas.

 

Esta es una maravillosa, gran obertura de la música celestial, o energía vibracional, creada por el primer y mejor Músico, fluyendo a través de toda la creación, finita e infinita. El Todo organizado y hermoso de la realidad, el Cosmos, con sus muchos, muchos instrumentos cantantes, puede ser comparado con una orquesta sinfónica divina, cada instrumento con su propia clave de tono vibratorio, y toda la orquesta dando sus impulsos de tono total de frecuencia vibratoria cargados con Ritmo Cósmico. En otras palabras, allá afuera, en esa profundidad estrellada, tan aparentemente distante, vacía y silenciosa, cada galaxia, sistema solar, nebulosa son y planeta tararea a través del espacio infinito bajo la dirección del Músico Divino, la Suprema Inteligencia.

 

Aunque hay algunos instrumentos fuera de tono, acusando discordancia en el todo, cada uno es afinado a su propio tono a través del Gran Músico, para que el conjunto pueda mezclarse en un resultado de balanceada harmonía de música celestial – un gran “Finale” de balance y movimiento ordenado. Este estado glorioso celestial desciende hacia la Tierra, y la belleza de la paz se transforma en una realidad para la humanidad.

 

La octava más alta del Amor Divino está resonando sobre la Tierra. Deja que tu vida se transforme en una nota alta de harmonía rítmica, y venga a conocer la belleza de la canción harmónica. El hombre debe apresurarse y crecer en sintonización interna con el tema sinfónico del Músico Divino: Unidad eterna con el Creador.

 

Y para los asuntos más serios a la mano, estoy seguro que hay algunos entre nuestros científicos que trabajan sincera e incansablemente para ayudar a la humanidad, quienes seriamente se dan cuenta de algo en los angustiosos asuntos de la Tierra que confronta el hombre, amenazando su existencia. Pero en este momento se debe mantener mucha información debido a la incredulidad del hombre y las reacciones públicas.

 

La mayoría de nosotros hemos escuchado, leído o discutido el asunto de la fluoración. Ha estado circulando que hay una presión de propaganda para la fluoración, por la cual las ciudades han estado inconscientemente envenenando su agua potable a través del uso de fluoruro artificial, el resultado del cual, se ha dicho, es la semiparálisis o el reblandecimiento del cerebro. Pero los así llamados “envenenadores de ratas” no pueden superar a la Madre Naturaleza. Sería bueno, que el sentido común estuviera al lado de su implacable campaña de fluoración, e intente idear algún medio de purificar el agua ponzoñosa en gran escala. Los conspiradores de la fluoración pueden ser capaces de neutralizar o evitar fácilmente sus propios venenos de ratas, ¡pero no simplemente la Madre Naturaleza¡

 

Uno de los cambios desagradables de la Naturaleza que me divulgaron nuestros Hermanos y con el que el hombre debe lidia, es el lento envenenamiento de nuestro suministro de agua fresca. Es una amenaza para nuestra seguridad futura para que en doce o quince años no tengamos nuestra preciosa agua fresca si nuestros químicos no descubren alguna forma de purificar el agua ponzoñosa o prevenir su posterior contaminación.

 

Los cambios climáticos han estado alterando los componentes químicos del alguna vez fluido inofensivo en la gruesa piel de las vainas de las plantas como hierbas del Mar de los sargazos, hasta que ahora es mortalmente ponzoñosa.

 

El Mar de los sargazos es una zona gigante de hierbas marinas tropicales flotando sin fin sobre las corrientes oceánicas del Océano Atlántico. Los terribles cambios en temperatura de las corrientes frías filtrándose desde icebergs fundiéndose rápidamente en los glaciares en el Ártico, han producido una reacción química. Esta reacción es estimulada por la sal en el agua del océano enfriándose repentinamente. El agua congelada hacen quebradizas a las vainas. El aire comprimido internamente explota y las abre, liberando el fluido ponzoñoso dentro de las aguas.

 

El agua ponzoñosa se filtra lentamente en los lagos de agua fresca y en los reservorios bajo tierra. No podemos contar con que el océano absorba o diluya este veneno en la medida en que el suministro del agua de la Tierra esté a salvo para el consumo humano, aves o bestias.


[1] Notará que a través de mi historia no he mencionado el lugar de contacto. Por razones que usted entenderá, ya que hay esos deseos de dominación y opresión, no es prudente ni el tiempo apropiado para revelar el paradero de ningún lugar en los que me reuní con los Hermanos de otros planetas. ¡Lo que más importa es el mensaje de verdad, guía y amistad!

[2] The Brotherhood of the White Temple fue fundado por el Dr. M. Doreal y establecido en Sedalia, Colorado. “Él es un canal, de los Maestros, en conexión directa con la Gran Logia Blanca, siendo escogido como uno de los caminos a través del cual los buscadores desinteresados, dispuestos a dedicar sus vidas al servicio de la humanidad pueden prepararse a sí mismos para la llegada del nuevo Maestro del Mundo espiritual, la Encarnación de la Conciencia-Cristo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.