Documento trucado de George Adamski

Documento trucado de George Adamski

17 de marzo de 2016

Nick Redfern

Bajo los términos de la Ley de Libertad de Información, un cuerpo considerable de material del famoso/infame George Adamski ha salido a la superficie – la mayor parte de ella del FBI. Tiene que ser dicho que el expediente del Bureau sobre el polémico contactado es una lectura muy entretenida. Pero, tal vez, por razones que no podría haber considerado. No hay ni un solo trozo de papel en el “Archivo Adamski” que sugiera que el FBI estaba preocupado en lo más mínimo por los presuntos encuentros con alienígenas del hombre. Más bien, era su postura pública y vocal sobre el comunismo lo que atraía el interés de J. Edgar Hoover.

Se escuchó decir a Adamski que el comunismo era el camino hacia el futuro, y que la Unión Soviética en última instancia, dominaría el planeta. Adamski que tenía miles de seguidores, devotos y personas impresionables colgando de sus palabras a favor de Rusia molestó al FBI en un grado significativo. Y así, y casi inevitablemente, se abrió un archivo de George. Sin embargo, hay mucho más en el archivo que los rojos de la era de la Guerra Fría. Ahí está la cuestión de un determinado documento exageradamente retocado por Adamski; otro asunto que tenía al FBI en un estado colectivo de frustración e ira.

Desde el 23 de marzo, 1953 en adelante, la mayor parte de los tratos del FBI con Adamski giraban en torno a lo dicho por Adamski durante una conferencia que dio para el Club de Leones de California, el 12 de marzo De acuerdo con la oficina de San Diego del FBI, Adamski había precedido su conversación con una declaración en el sentido de que (y cito al FBI aquí) “…todo su material había sido autorizado por la Oficina Federal de Investigaciones y la Inteligencia de la Fuerza Aérea”. Absolutamente seguro de que no había tal despacho que hubiera sido otorgado a Adamski, representantes tanto de la Oficina y la Fuerza Aérea lo visitaron en su Café de Palomar Gardens, y “lo amonestaron severamente por hacer cualquier declaración aludiendo a su material con la bendición del FBI y la Fuerza Aérea”. Sin embargo, para el registro, Adamski negó haber hecho ninguna de dichas reivindicaciones – ¡lo cual es de extrañar!

George-Adamski-570x757George Adamski

A pesar de su negación (que no impresionó en absoluto a los visitantes G-Men) se le ordenó a Adamski firmar un documento oficial – destinados tanto para el FBI como para la Fuerza Aérea – confirmando que sus declaraciones y material definitivamente no tenían permiso oficial de ningún tipo. Con una copia del estado retenida por Adamski, copias adicionales se distribuyeron a la sede y a las oficinas del FBI en Dallas, Los Ángeles, y Cleveland, ya que “…estas oficinas han recibido comunicaciones anteriores relativas (a Adamski)”.

El 10 de diciembre de 1953, los asuntos tomaron un giro decididamente a la baja de Adamski, cuando un representante de la oficina de Los Ángeles de la Better Business Bureau (BBB) se presentó en las oficinas del FBI en Los Ángeles. El hombre informó al FBI que su personal estaba investigando el libro de Adamski de 1953, Flying Saucers Have Landed, específicamente para determinar si era nada más que una patraña escandalosa. La BBB informó al FBI que para determinar los hechos que rodean a Adamski, el hombre mismo había sido entrevistado por uno de su personal. Durante el transcurso de la entrevista, Adamski aparentemente sacó para BBB un documento “que tenía un sello azul en la esquina inferior izquierda, en la parte superior del cual aparecieron los nombres de tres agentes del gobierno” – uno del FBI y dos de la Fuerza Aérea. Una vez más, la implicación era que el material de Adamski contaba con el respaldo oficial de los militares y el Bureau. Al FBI se le dijo: “(El Better Business Bureau) está interesado en saber si este documento es auténtico o no y si su organización está respaldando libro (de Adamski)”.

Probablemente usted no se sorprenda al saber que el documento no era auténtico. Una investigación llevada a cabo por el agente especial Willis, de la oficina del FBI en San Diego, reveló que el documento mostrado por Adamski al Better Business Bureau era, en realidad, nada menos que una copia cuidadosamente retocada de la declaración que se le había ordenado firmar a Adamski tanto por la Fuerza Aérea y el FBI, los meses anteriores. Adamski estaba a punto de encontrarse a sí mismo en aguas profundas, hirviendo.

El 16 de diciembre de 1953, el siguiente documento fue preparado por Louis B. Nichols, el jefe del departamento de relaciones públicas del FBI: “(Eliminado) Willis instruido para llamar a Adamski en el Palomar Gardens Cafe, Valley Center, California. Este está situado a cinco millas al este de Rincón, California, cerca del observatorio de Monte Palomar. Willis dijo que hizo que los agentes de San Diego, fueran acompañados por representantes de OSI para ir junto, llamaron a Adamski y leyeron la cartilla en términos muy claros señalando que había utilizado este documento de manera fraudulenta, impropia, que este Bureau no ha respaldado, aprobado, o autorizado sus discursos o libro, lo que él sabe, y la Oficina simplemente no tolerará ninguna locura más, mala interpretación y falsedad de su parte. Se le dijo a Willis que instruyera a los agentes para recuperar diplomáticamente, si era posible, el documento en cuestión de Adamski. Willis dijo que iba a hacer esto y enviar un informe a la vez”.

A pesar de las amenazas de persecución, en última instancia, el FBI decidió no emprender acciones legales contra Adamski. En cuanto a Adamski, que muy sabiamente optó por no volver a tratar el asunto de ese documento adulterado en un foro público. Y, por supuesto, esta porción particular del archivo, simplemente debe tener relación con la credibilidad (o falta de ella) de Adamski cuando se trata de (a) sus afirmaciones de encuentros con extraterrestres y (b) la cuestión de sus fotos controversiales de presuntas astronaves extraterrestres.

Y, por último, si alguien está pensando en devolver el golpe con una afirmación de que todo esto fue un intento de evitar que Adamski revelara “la verdad”, no se moleste. El hombre fue atrapado con las manos en la masa, haciendo una falsificación, y haciéndola mediante la alteración deliberada de un documento oficial del Gobierno de EE.UU. ¡George, que mal!

http://mysteriousuniverse.org/2016/03/george-adamskis-doctored-document/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.