El juicio de Valentina

EXTRATERRESTRES ANTE LAS CÁMARAS, VOL 4[1]

CAPÍTULO 1

EL JUICIO DE VALENTINA

ValentinaDanzandonew5Valentina se quejó de que 30 días atrás había notado la aparición de manchas espontáneas rojas en los brazos, tenía problemas para dormir, lloraba, mostraba un aumento de la presión arterial y frecuencia cardiaca, dificultad para respirar, náuseas, falta de apetito para comer alimentos sólidos, y había tenido varios desmayos y sofocación nocturna.

Valentina estaba tomando Alprazolam, Prenamin y Enalapril, prescritas por la Dra. Rosa López, para controlar la presión arterial. Al llegar al Centro de Recuperação Feminino (CRF), el 4 de septiembre, Valentina contó con la presencia del jefe del departamento médico de la Superintendência do Sistema Penal (SUSIPE), Gilson Mácola, quien declaró que no presentaba problemas importantes de salud.

El juez Ronaldo Valle ordenó que Valentina fuese presentada el 16 por la mañana, a un examen psiquiátrico en el Instituto de Ciencias Forenses Renato Chaves (IML). La visita de Valentina al IML estuvo rodeada de un cuidado especial. La prensa no tuvo acceso ni al pasillo, donde se encontraba la sala en que se realizaron los exámenes. Había cuatro soldados de la policía militar en la puerta para evitar cualquier inconveniente. Durante más de una hora, la vidente esperó el inicio de la evaluación médica.

Recorte2El juez anunció en una conferencia de prensa, la opinión concluyente de la pericial médico-psiquiátrica:

«La acusada no presenta ningún problema de salud, está clínicamente bien y no tiene ningún riesgo en este momento, tanto físico como psíquico».

 

La buena salud de la vidente fue asegurada por los doctores María Elizabeth Ferreira Ferreira, una experta psiquiatra forense, y los abogados Luis Núñez Jr. y Basilio Emidio José Freire, quien firmaron el informe de examen psiquiátrico al cual fue sometida la acusada.

Recorte5Por lo tanto, después de la evaluación psiquiátrica realizada por médicos del Estado, el juez Ronaldo Valle negó la relajación de la detención de la vidente, manteniendo las decisiones de la Corte Suprema de Justicia (STF) y el Tribunal de Justicia del Estado, indicando que debía continuar recluida en el Centro de Recuperação Feminino.

El juez Ronaldo Valle tomó todas las medidas necesarias para garantizar la atención de la salud de Valentina durante el juicio. Un médico en el Tribunal de Justicia del Estado estuvo disponible para atenderla mientras duraba el juicio. La psiquiatra Dra. Elizabeth Ferreira, quien firmó el informe que acredita la salud de la acusada, también estuvo presente.

Recorte9El juez también determinó que cualquier medicamento que se le administrara, debería pasar antes el control del Servicio Médico de la CRF, para prevenir que Valentina fuera dopada y apareciera en ese estado en el juicio. El juez quería evitar las maniobras de la defensa. El único medicamento aprobado fue el de control de la presión arterial. «No hay necesidad de hospitalización», dijo, explicando que Valentina presentaba un marco de ansiedad, común en las personas que se enfrentan a situaciones de estrés.

El juicio debía comenzar a las 8 am del 22 de septiembre, pero fue aplazado para el 29 porque justo antes de la apertura de la reunión, los abogados pertenecientes a la oficina de Arthêmio Leal, presentaron un documento ante el juez Ronaldo Valle diciendo que entre las 2 y 3 de la madrugada fueron desautorizados, por teléfono, para continuar el proceso, y salieron de la corte.

Gráfico1En el documento también se acusaba a una mujer no identificada y pariente del juez de haber presionado a Valentina en el Presidio de Marituba para que confesara su participación en los crímenes, además de criticar el traslado de la acusada a aquella casa penal.

Uno de los abogados, Arthêmio Leal, acusó al juez de ser parcial.

«Él (Ronaldo Valle), dio informaciones erróneas al juez federal, fundamentó la prisión preventiva de Valentina basado en información falsa de la Policía Federal. El caso tendrá que ser decidido en Brasilia».

DeAndradeTeruggiRonaldo Valle contestó:

«Es una acusación a la ligera, no tengo parientes en la cárcel y de ninguna manera presioné a la acusada. Voy a llamar a un abogado para demandar al Sr. Arthêmio Leal.

«Sólo di una orden para el traslado de la acusada porque teníamos información de fuentes fidedignas de que la acusada sería dopada para que no pudiera asistir»

 

Agregó el juez, señalando que había una maniobra de la defensa para volver a aplazar el juicio a causa de que al día siguiente sería juzgado en el Tribunal Supremo (STF), el mérito de un habeas corpus de la rea, cuyo requerimiento fue rechazado.

ClaudioDaledone1Claudio Dalledone Junior, de una oficina de Paraná, fue presentado como el nuevo abogado de la acusada y solicitó de nuevo impugnar las cintas de vídeo incorporadas al proceso de acusación, que mostraban a Valentina dando explicaciones acerca de la secta.

Dalledone dijo que se le impidió hablar con la acusada, por lo que solicitó el aplazamiento.

«Llegué a Belém el domingo y la dirección de la prisión no me dejó hablar más de 15 minutos con ella. Hoy en día, no pude hablar. No admito que mi nombre esté envuelto en artimañas».

Para evitar una nueva maniobra de la defensa, el juez Ronaldo Valle informó a la reo y a todos los presentes que en caso de nueva retirada de abogados en la sesión del día 29, el defensor público Marilda Cantão manejaría la defensa de la acusada. Marilda conocía el proceso por haber defendido al exPM Carlos Alberto dos Santos Lima.

Sigue: El apoyo de los argentinos


[1] http://www.lulu.com/product/tapa-dura/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-4/10799590

http://www.lulu.com/product/tapa-blanda/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-iv/10799633

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.