El Reemplazo

EXTRATERRESTRES ANTE LAS CÁMARAS, VOL 4[1]

CAPÍTULO 2

“EL REEMPLAZO”

 

Clomro18“La infiltración de esa entidad en el grupo contactista, no pudo ser detectada durante más de dos años, entre fines de 1983 y la noche del 20 de abril de 1986, en que fue descubierto quién era realmente. Debido a que su parte humana era considerada como «buena», en lugar de echar del grupo a quien estaba en este cuerpo que ocupo, con cuerpo y todo, fue decidido que el cuerpo y la mente permanecieran, siendo reemplazada la entidad ocupante. Solicitado el envío de un reemplazante que viniera con un programa positivo a cumplir, sucedió lo de mi descenso «por el batitubo», la transferencia de memoria «de cassette a cassette»[2], y mi entrada al cuerpo. Es decir, tomo consciencia de que estoy entrando al cuerpo luego de un paréntesis de segundos que quedó registrado en mi memoria, en el cual hubo pérdida de conciencia, de toda sensación de existir. Fue eso lo que le pasó a la entidad saliente en el momento de abandonar el cuerpo: recuerdo la salida, como flotando, y la interrupción de la conciencia al desprenderse. El cuerpo estaba de pie y no cayó sin vida al piso al ser abandonado, porque durante los segundos de transición entre su salida y mi entrada, fueron mantenidas sus funciones vitales al ser gobernado por una persona que fue quien operó el procedimiento por el que se produjo el reemplazo. Esta operación la realizó por medio de poderes de esa persona[3] que, hasta ese momento, ninguno de los que estábamos allí teníamos idea de que pudieran existir.

LA DIFUSIÓN DEL MENSAJE EN LOS MEDIOS ELECTRÓNICOS

 

Clomro22“1988, enero y mayo. Hablo en radios de la costa atlántica bonaerense, como divulgador de enseñanzas extraterrestres, mes de agosto, días finales. En un lugar del oeste de la provincia de Buenos Aires. Con nombre y apellido, salgo al aire por una radio. Hablo como divulgador del tema extraterrestres”.

AgsCanal6-enteraEn enero de 1989 hace algunas apariciones en la radio y en un canal local de Villa Gessel, presentándose como “divulgador testigo de comunicaciones con seres del cosmos”. Continúa con su experimento radial para difundir el mensaje del L.U.S., pero también para comprobar su idea de que “un alien en persona – aunque la ficción fuera evidente – podía ser más atractivo para el público que las habituales charlas sobre extraterrestres”.

2528718835_05cf660ce4En junio de1989 se reúne con un compañero, otro miembro de LUS, que trabaja en una estación de FM, y con quien había hecho algunas maquetas de programa, que nunca se transmitieron. Deciden presentar una entrevista con un “ser extraterrestre” que, además, contestará las preguntas del público. El “extraterrestre” es el mismo Claudio Omar, pero se presenta sin nombre: “en el Universo no hay nombres para comunicarse donde no existen las palabras”.

ArtistasLUSEl programa es todo un éxito. Claudio apareció como un extraterrestre, hablando del cosmos y la causa de los conflictos planetarios.

Los dueños de la estación felicitan a su amigo y quieren más. Pero en otro ámbito el experimento traería consecuencias desfavorables. A algunos integrantes de LUS no les hizo gracia que Claudio se presentara como un extraterrestre tratando de transmitir su mensaje. El amigo de Claudio y conductor del programa es reprendido por ellos. Claudio lo explica así:

Claudio1“Le dicen que lo que hicimos no es serio, que desmerece los conocimientos que la agrupación transmite, porque si bien no digo las cosas de la misma manera, se nota que hablo de lo mismo. Presento una nota a la organización, calificándola como sectaria y restrictiva en su proceder, y manifestándole que es muy difícil que vuelva a ella en tanto continúe así. Es poco menos que una formal renuncia, y nada menos que una renuncia de hecho. Y para evitarle problemas a mi amigo que está allí, suspendemos la continuidad del extraterrestre en su programa”.

Claudio2El público quedó intrigado por el personaje al desconocer la identidad del extraterrestre. “El público prefiere lo enigmático a lo transparente”, explica. “Pensé en seguir, pero el L.U.S. juzgó a la propuesta ridícula”.

Ya antes habían tenido roces y dificultades. El experimento de la radio sería la gota que derramó el vaso. Claudio abandonará el grupo.

Claudio3Dice que de no haber sido por el incidente de la radio él hubiera regresado a la secta. Pero otros acontecimientos harían que la ruptura fuera definitiva. En primer lugar un amigo suyo, que manejaba algunos negocios eclesiásticos, al que le interesaban los temas extraterrestres, había sido informado por algún clérigo de alta jerarquía que se planeaba emprender acciones en contra de LUS y su líder, Valentina de Andrade, a quien pensaban declarar persona no grata en la Argentina. Claudio Omar aparecía como secretario de la asamblea que aprobó los estatutos del LUS ante el Registro de Personas Jurídicas, pero su amigo le dijo que él se encargaría de que no lo involucraran, además de que había abandonado al grupo meses atrás.

Claudio4Claudio les advirtió, pero lo ignoraron.

“Seis meses después (agosto de 1991) salió una nota en un diario actualizándome de cosas que seguían pasando ahí adentro, y cuando contacté al autor, Alejandro Agostinelli, me dio más detalles y con eso no sólo daba por terminada cualquier posibilidad de retorno a la agrupación, sino que comencé a hacer declaraciones públicas sobre ella, incluso llegándose a un debate en radio con tres de sus miembros que fueron a confrontarme. Un año después (julio de 1992) fue la noticia en policiales que los vinculó a delitos contra niños, y ya para entonces tenía razones de sobra para volver a la carga en los medios a decir todo lo que debía saberse de esta gente. Cabe acotar que para entonces yo había dejado de creer en el mensaje, y consideraba peligrosos a los extraterrestres que habían transmitido enseñanzas que habían terminado por conformar una secta destructiva. No ponía en duda que los contactos existieron y que Valentina estaba sujeta a influencias y manipulaciones mentales de entidades cósmicas de las que debía, al menos, sospecharse a esas alturas.

Claudio7“En 1993 ya había vuelto a creer en el mensaje: mi breve paso por la New Age me mostró cosas iguales o peores, y los cuentos del Plan Divino me parecían para ingenuos, así que volví a la cosmovisión dualista, y a mediados de 1994 estaba decidido a revelar para fin de año, mi historia personal que venía guardando. Lo que siguió a eso está en mi web. (una grabación para radio con una chica de Capilla del Monte, y la carta al CAIRP”.

OTROS PERSONAJES TEATRALES

Claudio5En 1989 interrumpe sus planes de lanzar su personaje teatral extraterrestre. La idea la retomará en 1994, pero ahora piensa cómo hacerlo en televisión. La radio permite ese misterio porque el escucha no puede ver el rostro de quien habla. La televisión no presenta dificultades:

Claudio6“Llevado esto a la televisión, era cuestión, nada más, de cubrirse la cara. Y la primera vez ante las cámaras, apenas en un canal de cable local, siendo que era pleno invierno, usé una larga bufanda enroscada y una chamarra común (nada de uniforme y pasamontañas, para los que piensan que esto empezó copiando a los zapatistas)”.

ElHermanoClaudioEn 1993 ya había trabajado en otros personajes: el Pastor Jimy Dolart y su asistente gay, Forrencio del Pastor y el Padre Garganta, con sus setenta y cinco años en la Iglesia.

ElPadreClaudio1995“Hay algunos personajes de Internet cuyos nombres seguirán un tiempo más en reserva antes de agregarse a la lista. ‘El Padre Claudio, del diablismo crístico’, era contemporáneo de Clomro en 1995 (vendía cuarzos en una feria en las montañas de los Andes de Mendoza, con grabador oculto charlaba de religión con gente de la calle que se creía el cuento, y anduvo en algunos eventos místicos en la FICI de Romaniuk y Aldeas Ecológicas Argentinas, también entró con su atuendo, después del horario de visitas a un hospital a ver a un paciente llevando ‘agua bendita’[4] que empezó a desparramar entre familiares para alegrar el mal momento). El Padre Garganta, el pastor Jimmy Dolart (imitaba a Jimmy Swaggart, el televisivo de la iglesia electrónica de años por entonces recientes), etc. eran preclómricos: un experimento de 1993 para pasar en alguna radio, pero no se llegó a hacer. Puede que esas grabaciones en cassette se conviertan en mp3 o videos en Youtube. La única relación con lo que luego haría Clomro era ridiculizar: Clomro a los comandantes galácticos, y esos religiosos, a sus respectivas creencias (había protestantes, católicos, Testigos de Jehová, Haré Krishna, Espiritista, Misión de la Luz Divina de Maharashi, con distintas voces mías para cada uno); eran personajes cómicos. En tiempos de Internet habrían llegado a ser públicos en 24 horas, como mucho. Por lo pronto descansan en algún rincón.

 

PaxmanElPacificador2“Ridiculizar a religiones era una parodia de la propia ridiculez de ellas, incluyendo las de los nuevos cultos new age con los comandantes alienígenas ridículamente endiosados. No había encontrado la forma de que mi personaje extraterrestre pudiera ser enteramente serio, porque en esa tentativa habría caído en el ridículo y el descrédito más de lo que ocurrió incorporándole toques de ridiculez para hacerlo más entretenido, sobre todo para presentarlo en Televisión, donde la dinámica de los programas donde estaría no dejaban demasiado margen al discurso, mucho menos si era profundo y con seriedad. ‘Ridiculizar al adversario’ es una de las reglas de la contrapropaganda (considerando que llevamos siglos de propaganda eclesiástica y décadas de propaganda new age enaltecedora de supuestas jerarquías cósmicas a las que se propuso que nos subordináramos), y tanto líderes y jerarcas religiosos como entidades cósmicas de turbios propósitos eran el adversario”.

 

entreNazisyJudios7a%C3%B1osenelTibetEl momento de proyectar a Clomro llega en 1995. El C.A.I.R.P. (Centro Argentino para la Investigación y Refutación de la Pseudociencia) había lanzado desafío del Proyecto ET, que ofrecía US $ 10,000.00 a quien pudiera demostrar algún fenómeno paranormal. Claudio explica:

uniforme“A Clomro lo ideé para burlarme de Alejandro Agostinelli y sus amigos escépticos del CAIRP en una carta, y entonces el relanzamiento se hizo con ese nombre y con la cara cubierta (no era imprescindible este recurso, pero podía convenir, dado que tres años antes habían sido mis declaraciones públicas contra el L.U.S., así que en mi discurso evitaba usar terminología cósmica característica de la agrupación, aunque el mensaje fuera básicamente el mismo y no iba a prestarme a que se me reconociera y se dijera: ah, éste es el que dijo tal cosa hace unos años y ahora aparece con esta otra)”.

judioLa enigmática carta es enviada al CAIRP, a La Prensa y a Agostinelli. Luego se presenta en varios programas de radio y televisión en la capital y otras ciudades de la Argentina, y en Chile.

snicolas3Diseña su vestuario: cubre su rostro con un pasamontañas verde oliva y usa anteojos oscuros, para preservar su identidad.

Para el 24 de junio de 1997, al cumplirse el cincuentenario del fenómeno ovni, Claudio fue invitado por Alejandro Agostinelli al programa “Frente a frente”, en America 2, conducido por el periodista Alejandro Rial.

Clomro21A las cuatro de la tarde los asombrados argentinos pudieron ver a un joven enfundado en ropa militar, con un pasamontañas verde oliva, haciéndose pasar por un extraterrestre llamado “Comandante Clomro” y diciendo que tenía un mensaje para el entonces presidente Carlos Saúl Menem.

Grabó un mensaje en video para Menem con un ultimátum:

Clomro16“si no hacía las cosas bien lo íbamos a matar nosotros los ET’s. (No decía cómo, pero en el video aparecía una mira telescópica; eso lo decía todo… aunque no quedaba claro si habría francotiradores con pólvora o pistola láser)”.

Agostinelli, productor del programa, recuerda en su libro “Invasores. Historias reales de extraterrestres en la Argentina”:

Clomro5“Como productor del programa, no quise que el estudio se convirtiera en el clásico ring donde creyentes se sacan chispas con refutadores. Interesado en otra clase de contrastes, imaginé que un homenaje instructivo sería hacer un experimento en vivo, y ver interactuar contactados, ufólogos y escépticos con un encapuchado que aseguraba ser extraterrestre. El tono no debía ser académico sino en clave de comedia. Por eso, en un segundo programa, invité al músico y clown Pipo Cipolatti”.

Sigue: Conclave de extraterrestres


[1] http://www.lulu.com/product/tapa-dura/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-4/10799590

http://www.lulu.com/product/tapa-blanda/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-iv/10799633

[2] Así se solía decir en tiempos previos al quemador de la PC (Nota de Clomro).

[3] Valentina.

[4] Bendecida por el propio Padre Claudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.