La fotografía Jack Short

La fotografía Jack Short

Esta fotografía apareció en The Times Record, de Troy, New York, en su edición del 9 de julio de 1947. El artículo que la acompañaba decía:

TheTimesRecord-Troy-NewYork-8-7-1947Vistas variadas de «platillos voladores» dadas por el público

Cada persona entrevistada tiene una idea diferente concerniente al fenómeno.

Anoche el periódico Record llevó el problema de los misteriosos discos voladores directamente al hombre en la calle en un esfuerzo de mantener una mano informativa sobre el pulso de las personas.

El reportero del Record que condujo la encuesta tuvo problemas para hallar un hombre en la calle en una noche húmeda de verano, y cuando localizó uno, parado fortuitamente en la esquina de Broadway y las vías del ferrocarril, el hombre el hombre no parecía tener un pulso muy fuerte.

Pero el extraño, quien dio su nombre como Harry, «sólo Harry», dijo que estaba dispuesto a ser entrevistado.

«¿Qué piensa de los platillos voladores?» preguntó el ansioso reportero.

«¿Qué platillos voladores?» preguntó amablemente Harry.

El reportero prestó 13 centavos a Harry «para una taza de café», y se movió a campos más verdes.

Una chica llamada Priscilla, quien compartió el asiento con el reportero en un autobús de la Quinta avenida, tenía ideas definidas sobre el asunto. «Todo es un complot», dijo a sabiendas. «Es un truco de interés monetario».

«Sólo espere y vea», continuó cuando el reportero le pidió que se explicara. «Uno de estos días alguien verá un montón de esos discos volando a través del cielo y todos al mismo tiempo se acomodarán para deletrear un mensaje».

«¿Qué mensaje?»

«Oh, ya lo verá», dijo Priscilla con confianza.

En la esquina de Lansingburg, donde el reportero se bajó, ya había una discusión sobre los discos.

«Â¡Es falso!» gritó un ciudadano muy sólido.

«Son de los rusos», comentó otro espectador misteriosamente.

«Es atómico», dijo un tercero.

El reportero se paró y miró mientras la conversación se hacía más acalorada. Al rato los miembros del grupo informal de discusión comenzó a mezclarse enérgicamente, y cuando el reportero dejó la escena el pitido agudo del silbato de un policía se pudo escuchar sobre el tumulto.

El reportero realmente tropezó con Phineas P. Pheep, quien estaba sentado en su escalera frontal, cuando fue descubierto mirando al cielo con un par de binoculares.

2¿Buscando platillos voladores?» preguntó el reportero.

«Si», dijo Pheep distraídamente. «Pienso que puedo observar algunos más».

«Más de ellos», exclamó el reportero, agarrando fuertemente su lápiz. «¿Quiere decir que ya vio algunos?»

«Sip», dijo Pheep, bajando los binoculares. «Vi tres de ellos. Platillos de la Marina tenía estampado U.S.N. en ellos en azul».

«¿Alguien más los vio?», preguntó el reportero.

«Seguro, mi esposa tomó una foto de ellos».

Y para probar que no estaba bromeando, Pheep dio al reportero la fotografía que se reproduce arriba. Desafortunadamente no son visibles las marcas de la Marina.

El pie de foto dice:

TheTimesRecord-Troy-NewYork-8-7-1947 - copia¿Adivina qué? «“ Tal vez una de las ultimas personas en los EE.UU. en observar un p——- v—— fue Gene Baxter, empuñando unos binoculares anoche a lo largo de la 102nd Street. El fotógrafo Jack Short, asignado por el editor de la ciudad para traer de regreso una foto de un plato de sopa volador o lo que sea, cuestionó la seriedad del editor. «Falsifica si es necesario, pero adelante. Tráeme algo para llenar este espacio», dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.