La bella mariposa sabanera

ESCRUTINIO

La bella mariposa sabanera[1]

Juan José Morales

En estos meses lluviosos, es común ver «”aunque más en los pueblos y el campo que en las ciudades»” a la mariposa de la ilustración, de la cual un amigo lector nos envió una foto y solicita información.

Se trata de la especie que los lepidólogos, los especialistas en mariposas, denominan Anartia jatrophae y popularmente se conoce como mariposa sabanera o mariposa blanca, aunque hay quienes le llaman pavo real blanco por traducción literal de su nombre en inglés, white peacock.

imageOruga y ejemplar adulto de mariposa sabanera Anartia jatrophae. Las hembras son un poco mayores que los machos. Su vuelo es muy errático, para eludir a sus depredadores más activos: los pájaros.

imageNo es muy grande, de unos cinco o seis centímetros de envergadura. Se distribuye por una amplia región en el sur de Estados Unidos, Centroamérica, el Caribe y buena parte de Sudamérica hasta las regiones de clima tropical y subtropical de Bolivia y Argentina. En México se le encuentra en casi todo el territorio nacional, excepto la península de la Baja California y el altiplano del norte, donde las condiciones áridas no permiten su existencia. Abunda particularmente en zonas donde hay agua estancada y crecen ciertas plantas herbáceas. Una de éstas es llamada comúnmente hisopo de agua o lágrima de bebé, en maya ya`ax-kach y en la nomenclatura botánica Bacopa monnieri. La otra es la llamada lipia, bella alfombra, coronilla «”por la forma de sus flores»” y verbena de pozo. En la clasificación científica se le denomina Phyla nodiflora.

Es en el envés de las hojas de esas plantas que la mariposa sabanera deposita sus huevecillos, de color verde. De tres a diez días después, nacen las orugas «”negras, con manchitas blancas o plateadas y numerosas espinas»”, que se alimentan vorazmente con esas hojas. A este respecto, conviene recordar que las orugas de cada especie de mariposa comen sólo las hojas de determinadas especies de plantas, en las cuales oviposita la madre. Al cabo de un tiempo, la oruga se envuelve en un capullo que inicialmente es de color verde, para experimentar la metamorfosis. Cuando la mariposa adulta acaba de emerger del capullo, tiene un hermoso tono nacarado, que pronto sin embargo desaparece y las alas adquieren su color definitivo blanco o plateado. En la etapa adulta «”al igual que todas las mariposas»” se alimenta con néctar de flores de diferentes especies.

Esta mariposita se distingue porque las dos patas anteriores no son funcionales. Es decir, no las utiliza para posarse o caminar, lo cual hace parecer que sólo tiene cuatro y no seis como todos los insectos.

También se distingue porque es muy territorial. Es decir, demarca su territorio y lo defiende contra cualquier intruso. Esta es una característica que generalmente nadie asocia con las mariposas sino solamente «”si acaso»” con las abejas, las hormigas o las avispas. Pero los machos de la mariposa sabanera establecen un territorio propio «” generalmente de unos 15 metros de diámetro»” en torno a las plantas en que las hembras depositaron sus huevos, y lo defienden agresivamente contra cualquier insecto que se aventure en él. Incluso otros machos de su misma especie.

Esta es, pues, nuestra mariposa sabanera, que si bien puede encontrarse en cualquier época del año, abunda sobre todo en la época de lluvias, cuando también abundan las plantas que le sirven de hospederas.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Lunes 18 de julio de 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.