El fiasco de los ovnis del Pentágono 2

El fiasco de los ovnis del Pentágono 2

Conforme han ido pasando los días se han confirmado varios de los puntos que mencionamos en nuestro primer artículo[1] y también han surgido nuevas aristas. En este nuevo trabajo, y en los siguientes, analizaremos cada una de ellas.

Reid4Veamos en principio el tema de los $ 22 millones de dólares asignados a Bigelow Aerospace en lo que me pareció ver “juego sucio” por parte del senador Harry Reid. Decíamos que el magnate Bob Bigelow, beneficiario de esos fondos, en varias ocasiones había contribuido a las campañas de reelección del senador (en 2004 y 2010) y que, en retribución Reid le había otorgado el contrato ovni. Bigelow utilizó al “STAR Team Rapid Response UFO Investigatión Unit”, del MUFON, como investigadores de campo para recopilar datos, al parecer sin que los miembros del grupo estuvieran enterados de que estaban recibiendo fondos federales y de que eran utilizados como peones.

James Carrión, el ex director de MUFON escribió en 2011 en su blog[2]:

“El Sr. Bigelow no financió el trabajo de MUFON para BAASS, en su lugar fueron ‘patrocinadores’ que Bigelow reveló a John Schuessler pero no a los otros miembros de la Junta de MUFON los que pusieron el dinero”.

Ahora sabemos que esos “patrocinadores” era el gobierno de los Estados Unidos. Carrion también escribió:

“A John Schuessler, Miembro de la Junta de MUFON y ex Director Internacional, se le ofreció una autorización de seguridad del gobierno de EE. UU. Supuestamente relacionada con su trabajo de consultoría para el Sr. Bigelow. Ahora bien, si a John realmente le dieron esa autorización, no puedo asegurarlo, pero yo fui una de las personas entrevistadas como parte de su investigación de antecedentes”.

De lo cual podemos concluir razonablemente que John Schuessler sabía que MUFON estaba recibiendo fondos federales a través de Bigelow, pero otros funcionarios de MUFON no lo sabían.

El escéptico Robert Sheaffer también se dio cuenta de este detalle y en uno de los varios artículos que ha dedicado al tema de los ovnis del Pentágono dijo que esos fondos federales le fueron otorgados a Bigelow a finales del 2008 y que en febrero del 2009 firmó un contrato con MUFON para financiar su “STAR Team”. Sheaffer escribió[3]:

“STAR Team Impact Project (SIP) fue un programa MUFON financiado en parte por Bigelow Aerospace Advanced Space Studies (BAASS) donde se subcontrató a MUFON para proporcionar información de la base de datos CMS (sitio web) e informes de testigos relacionados con los Fenómenos Aéreos No Identificados (UAP) directamente a BAASS”.

“MUFON tenía un contrato con BAASS (según los términos del contrato) MUFON proporcionó datos de los informes de avistamiento que se enviaron al sitio web de MUFON CMS a cambio de que BAASS pagara fondos directamente a MUFON cada mes. Este Contrato a veces se denominaba Acuerdo de Compra (compra de información) y el proyecto se denominaba Proyecto SIP (STAR Team Impact Project)”.

“Parte de este dinero se utilizó para financiar directamente al STAR TEAM, que consistía en investigadores pagados que se desplegarían para investigar los casos más convincentes y una operación de envío que trabajaría en turnos continuos para supervisar la actividad de los casos que ingresan al sitio web de CMS”.

Pero MUFON sólo recibió $ 324,000. El contrato se rompió en enero del 2010, por controversias financieras y auditorias. De esa forma a Bigelow le quedaban más de 21 millones de dólares. ¿Qué hizo con ellos? Sheaffer indica que:

Los contratos invariablemente tienen especificaciones de trabajo y entregables. ¿Qué entregables fueron producidos? Ahora que el programa ovni ya no está clasificado, el público tiene derecho a ver los informes y análisis que haya producido utilizando dinero de los contribuyentes”.

En un comentario a su artículo, el mismo Sheaffer continúa:

“Sólo para comparar: el costo del Informe Condon fue de aproximadamente $ 500,000 en dólares de 1968. El índice de precios al consumidor en 2010 fue casi seis veces mayor que el de 1968, por lo que el costo del Informe Condon fue de aproximadamente $ 3 millones en dólares de 2010”.

“Bigelow Aerospace recibió más de siete veces lo que la Fuerza Aérea pagó por el Informe Condon, en dólares ajustados a la inflación. El Informe Condon produjo un gran volumen de investigaciones publicadas. ¿Qué produjo Bigelow, dado siete veces más?”

“Parece muy poco plausible que Bigelow pueda gastar más de $ 21 millones en el análisis de dos (o tal vez tres) videos de supuestos ovnis. ¿Cómo se gastó este dinero?”

Sumándose a esto Tim Hebert se pregunta:

“Como antiguo gerente de programa de AF, gestionando contratos de defensa, veamos el alcance de esta empresa de $ 22 millones. Recuerde, estamos hablando del dinero de los contribuyentes”.

“1. Bigelow Aerospace recibe esta financiación ¿por qué proceso? ¿Hubo un proceso de licitación competitivo involucrado? Si es así, ¿quiénes fueron los otros postores, si hay alguno?”

“2. ¿En qué consistieron los gobiernos, es decir, la Solicitud de Propuesta (RFP) de Harry Reid? ¿Especificaciones de requisitos? ¿Alcance del proyecto? ¿Declaración de trabajo? ¿Entregables del contrato? La lista continúa y, como Robert afirma, incluye el trabajo del subcontratista”.

“3. ¿Se hizo un análisis de riesgo sobre la oferta del proyecto de Bigelow Aerospace… y otros posibles licitantes? Datos de rendimiento pasado, etc.”

Robert Sheaffer contesta:

“En base a lo que había leído sobre la forma en que operaba Harry, dudo que se haya seguido eso. Jes Harry hace un favor para un amigo”.

https://www.judicialwatch.org/blog/2015/03/corruption-scandals-led-to-harry-reids-abrupt-retirement/

“Según NY times, Bigelow usó algunos de los fondos para modificar algunos de sus edificios en Las Vegas para almacenar varios metales recuperados por sus ‘subcontratistas’ y el AATIP. Parece que simplemente tomó su parte del botín y lo usó para actualizar algunos de sus edificios que probablemente necesitaban reparaciones. Me interesaría mucho saber qué ‘modificaciones’ se han realizado y si CUALQUIER metal se ha recuperado realmente. Supongo que las modificaciones tuvieron poco que ver con el almacenamiento de metales exóticos y que no se recuperaron metales.

Según The New York Times, Bigelow modificó los edificios en Las Vegas para el almacenamiento de aleaciones de metal y otros materiales que Luis Elizondo, el encargado del proyecto por parte del Pentágono y los contratistas del programa dijeron que habían sido recuperados de fenómenos aéreos no identificados. Seguimos con Sheaffer:

“Eso no parece posible, pero eso es exactamente lo que dice la historia del Times. ¿Cuántas toneladas de supuestos artefactos ovni debe Bigelow tener que necesitar para modificar edificios para almacenarlos?”

“Hablando de supuestos artefactos ovni en Las Vegas, escribí en mi columna Psychic Vibrations (Skeptical Inquirer), enero/febrero de 2013, sobre un panel de discusión de ovnis celebrado en el Museo Nacional de Pruebas Atómicas en Las Vegas. Tenían una exhibición especial de ‘Área 51’”.

RobertBigeow“Durante la sesión de preguntas y respuestas, el escéptico de Las Vegas John Whiteside preguntó sobre el supuesto ‘artefacto alienígena auténtico’ en la exhibición del Área 51. El moderador refirió la pregunta al periodista George Knapp, en la audiencia, quien (escandalosamente) fue la fuente de ese ‘artefacto’. Knapp hizo una carrera al informar sobre cosas raras como supuestos platillos en el Área 51, Haunted Ranch de Robert Bigelow en Utah, etc. ¿Quién había verificado ese supuesto artefacto? Los rusos y otros. ¿Quién exactamente? Sin respuesta. El moderador animó a los dos a dejar la discusión fuera de línea después. Inmediatamente después del cierre de las preguntas, Whiteside dice que se acercó a Jim Brown, quien se identificó como el Director en funciones del Museo. Brown lo reprendió por hacer tal pregunta, alegando que amenazaba su financiación. Si la financiación de un Museo se ve amenazada por una pregunta legítima, la culpa no recae en el que pregunta, sino en el Museo. Whiteside fue a buscar a Knapp después de eso, no más de cinco minutos después, para descubrir que se había deslizado silenciosamente por la puerta”.

“Estoy pensando que es muy probable que este fuera uno de los mismos ‘artefactos ovni’ que tenía Bigelow. Si es así, uno apenas necesitaría modificar cualquier edificio para albergarlo”.

Por otra parte el ufólogo y pseudocientífico Jacques Vallée, curiosamente, mencionó a principios de este año algunos trozos de metal fueron recolectados de supuestos sitios de aterrizaje de ovnis. Al parecer estos restos son los del caso de Ubatuba.

Es interesante notar que Vallée es consultor pagado de Bigelow Aerospace[4] y ha estado colaborando con Bigelow por más de 20 años. En septiembre de este año Vallée informó que el gobierno estaba estudiando estos trozos. No sería aventurado sugerir que los trozos ovni mencionados por Vallée son los mismos resguardados por Bigelow.

Según Tom DeLonge los resto ovnis almacenados en los hoteles “modificados” de Bigelow, en Las Vegas, son estudiados por su To The Stars Academy of Arts & Sciences (TTS-AAS). Eso implicaría, como bien señala Sheaffer, que:

“…el metal que Bigelow está estudiando no es propiedad del gobierno de EE. UU., o de otra forma no se considera importante. De lo contrario, ¿por qué el Pentágono regalaría restos de ovnis a un tipo al azar que emplea al tipo que renunció con ira porque el Pentágono no tomaba los ovnis en serio? Supongo que existe una posibilidad remota de que, riendo, le arrojaran un bulto al salir, porque no pensaran en ello, pero la posibilidad más probable es que Bigelow y DeLonge estén trabajando juntos de una manera no revelada”.

El periodista de temas científicos Rafi Letzter, se ocupó del asunto de las “aleaciones extraterrestres” en un artículo para Live Science[5]. Letzter parte de las declaraciones de uno de los coautores del artículo del New York Times:

“Uno de los autores del informe del Times, Ralph Blumenthal, dijo lo siguiente en MSNBC sobre las aleaciones: ‘Tienen, como informamos en el documento, un material de estos objetos que se está estudiando para que los científicos puedan encontrar qué explica sus increíbles propiedades, esta tecnología de estos objetos, sean lo que sean’. Cuando se le preguntó qué eran los materiales, Blumenthal respondió: ‘No lo saben. Lo están estudiando, pero es un tipo de compuesto que no reconocen’”.

“Pero esta es la cuestión: los químicos y metalúrgicos con los que Live Science habló, expertos en identificar aleaciones inusuales, no lo creen”.

“No creo que sea plausible que haya aleaciones que no podamos identificar”, dijo a Live Science Richard Sachleben, químico retirado y miembro del panel de expertos de la American Chemical Society. “¿Mi opinión? Eso es completamente imposible”.

Como ingeniero químico entiendo perfectamente y estoy de acuerdo con lo mencionado por Sachleben y los otros químicos entrevistados por Letzter. Recomiendo la lectura del artículo de este último. Pero tan sólo basta recordar que, por diversas técnicas de análisis espectográfico, los científicos desde la Tierra saben qué elementos y compuestos se encuentran en las estrellas más distantes. Afirmar que los “científicos” del TTS-AAS no saben lo que son esos materiales sólo denota la “capacidad” de esos “científicos”.

Regresemos al punto de la posible corrupción de parte de Reid. Jason Colavito[6] revela la maraña de relaciones entre todos los involucrados en el caso de los ovnis del Pentágono. Menciona que el periodista y ufólogo de Las Vegas George Knapp, conoció a Bigelow desde la década de 1990. En 2005 Knapp escribió el libro Hunt for the Skinwalker en donde relata cuentos asombrosos de ovnis, extraterrestres y chupacabras, que supuestamente habían ocurrido en el Rancho Skinwalker. Bigelow previamente había comprado el rancho para financiar las “investigaciones” de Knapp, que dieron fruto al libro mencionado. Knapp trabajó con Bigelow desde 1996 hasta mediados de la década de 2000.

Poco antes de eso, en 1991 Knapp se dedicó a hacer relaciones públicas para una compañía que representaba a los defensores del depósito de desechos nucleares en Yucca Mountain. En ese entonces conoció al senador Reid, que estaba del otro lado de la mesa, oponiéndose a la instalación de esos basureros. Luego de la publicación de su libro, Knapp le regaló una copia a Reid quien se tragó todas las fantasías del ufólogo y entonces decidió hacer campaña para que el gobierno investigara el asunto de los ovnis. De ahí surgió el proyecto del Pentágono del que ahora estamos hablando.

En esta semana que termina, Reid otorgó una entrevista exclusiva a su amigo Knapp para platicar sobre el proyecto del Pentágono. Reid declaró, sin preguntarle[7]:

“A pesar de que este era un programa seguro, queríamos asegurarnos de que la gente no se pudiese quejar de que se tratara de un trato amoroso. No, se presentó a licitación”.

Dicen los abogados “a declaración no pedida, culpabilidad manifiesta” (o algo así). Parecería que Reid estaba recogiendo su cola para que no la pisaran y para que no lo culparan de corrupción y malversación de fondos federales.

Según Reid el proyecto dirigido por Bigelow “contó con 46 científicos que trabajaban en las instalaciones de Nevada, escribiendo informes y analizando datos que provenían del ejército”

“Estoy seguro de que la razón por la que ayudó es que ofreció el mejor costo. Estaba dispuesto a construir la infraestructura y construir todo por sí mismo porque le gustaba el tema”.

Por su parte Bigelow ha declarado que firmó un estricto acuerdo de confidencialidad y no puede discutir los hallazgos. Pero Knapp informó que[8]:

“Las personas familiarizadas con el estudio de cinco años le dijeron al I-Team que el esfuerzo dio como resultado tres docenas de informes densos, algunos de ellos de varios cientos de páginas de largo, así como otras tres docenas de informes técnicos que proyectaban cómo este tipo de tecnología exótica podría marcar el comienzo de una nueva era de la aviación, y lo que eso podría significar”.

Haciendo cuentas… “Tres docenas de informes, algunos de ellos con cientos de páginas”. Algunos, son por lo menos dos. Tenemos 2 informes de por lo menos cien páginas cada uno, y 34 con menos de 100. Pensemos que en este total sean 3,800 páginas (34 de 100 y 2 de 200). Están, además, los 36 informes técnicos: otras 3,600 páginas (exagerando) que arrojan un gran total de 7,400 páginas, muchísimas menos de las obtenidas por el Proyecto Libro Azul o el Proyecto de la Universidad de Colorado, con mucho menos recursos.

Reid dice que el contrato se le adjudicó a Bigelow, porque “dio el mejor costo” y estaba “dispuesto a construir la infraestructura y construir todo por sí mismo”[9].

Aceptemos, por un momento, la palabra de Reid hasta que se sepa si el proyecto ovni del Pentágono en verdad se licitó. Sin embargo Reid no tiene buenos antecedentes. En 2007 hubo acusaciones de prácticas de corrupción, relacionadas con el “Fondo de Liderazgo de Searchlight”[10]. En los documentos desclasificados por el FBI leemos que a finales de la década de 1970 y principios de la década de 1980 Reid fue sospechoso de recibir cohecho por obtener una licencia para trabajar en la industria del juego para el mafioso Joe Agosto[11],

Sheaffer abunda en este tema[12]

“De hecho, las acusaciones de corrupción persiguieron durante mucho tiempo a Reid, quien era el líder del Partido Demócrata en el Senado de los Estados Unidos. En 2016 Reid hizo el ‘anuncio sorpresa de retirarse del Senado, tras un Department of Homeland Security’s Inspector General’s report, de 2015, que encontró que:”

Reid presionó a un funcionario de DHS obediente para que anulara los procedimientos departamentales normales y se apresurara a través de 230 solicitudes de visas extranjeras EB-5, liberando así los $ 115 millones que los solicitantes invirtieron en el SLS Hotel and Casino en Las Vegas. El informe, sin embargo, no reveló el hecho ahora confirmado de que el propietario de ese proyecto de casino había contratado al hijo de Reid, Rory Reid, para proporcionar representación legal para el proyecto”.

StephenJusticeLa relación entre Bigelow y las campañas de reelección de Reid se puede encontrar en el enlace proporcionado por Sheaffer del Federal Elections Committee. Y uno puede pensar que aquí también puede haber corrupción dado que el Pentágono subcontrató a la empresa de Bigelow para hacer la investigación ovni. Esto resultó en exactamente en cero naves espaciales alienígenas identificadas, ninguna evidencia de extraterrestres y hasta el momento ningún informe conocido de resultados. Eso sí, varios otros salieron beneficiados, comenzando por los ya mencionados Reid, Bigelow y Knapp, pero también están Tom DeLonge y los miembros de su TTS-AAS, como Luis Elizondo, quien consiguió un nuevo trabajo en esa compañía, o Peter Levenda, quien junto con DeLonge escribió Sekret Machines: Gods, Man & War; o Stephen Justice, ingeniero aerospacial, ex director de Skunk Works, o Programas de Desarrollo Avanzados en Lockheed Martin (según dicen en TTS-AAS, aunque habría que confirmar). Este último pretende construir una nave “que permita un viaje casi instantáneo a través de la tierra, el aire, los océanos y el espacio, diseñando el tejido del espacio-tiempo”. ¿Qué tecnología está detrás de esto? Bueno, unos bonitos dibujos de una nave hibrido entre avión y plato volador. Parece ser que todos ellos se han dedicado a vender fantasías a un precio de 22 millones de dólares. Si eso no es corrupción…

A pesar de todas estas acusaciones, el demócrata nunca ha sido llevado ante la Justicia. Tampoco ha estado involucrado en investigaciones o casos criminales.

DavidFravor1Pero qué podemos decir de las declaraciones del piloto David Fravor, cuyo avistamiento ovni están promocionando los miembros de la TTS-AAS.

Me parece que el primero en hablar sobre este asunto fue otro miembro de la TTS-AAS, Chris Mellon, quien dio una descripción general del incidente ocurrido en 2004 en el que estuvo involucrado el portaaviones USS Nimitz, que se detectó en dos radares separados[13]:

“Dos F-18 se acercan, los cuatro aviadores ven que el objeto no tiene alas ni escape: es blanco, oblongo, unos 40 pies de largo y quizás 12 pies de espesor. Un piloto persigue la nave mientras su compañero se mantiene en alto. Los pilotos se sorprenden al ver que el objeto se reorienta de repente hacia el F-18 que se aproxima. En una serie de discretas maniobras de tambaleo que parecen desafiar las leyes de la física, el objeto toma una posición directamente detrás del F-18 que se aproxima”.

Se afirma que el evento ocurrió a plena luz del día frente a la costa de California, y se tomaron imágenes infrarrojas. En un momento el objeto pasó de estar a 80,000 pies a caer a velocidades supersónicas, y se detuvo por completo a 50 pies sobre el océano. “Se despacharon más F-18 pero con resultados similares”, dijo Mellon. “La máquina secreta evade fácilmente a los F-18. Decenas de militares a bordo de los diversos aviones y barcos involucrados tienen acceso a estas interacciones”.

David Fravor era el comandante de los VFA-41 Black Aces, un escuadrón de aviones caza de combate F/A-18 Hornet de la Armada de los EE. UU. Trece años atrás estaba haciendo un ejercicio de entrenamiento a 60 a 100 millas de la costa entre San Diego y Ensenada, México.

Los controladores de uno de los barcos de la Armada que se encontraban en el agua dieron la orden para que suspendiera el ejercicio y realizara “tareas de la vida real”, a unas 60 millas al oeste de su ubicación. Fravor dijo que el controlador le indicó que había objetos voladores no identificados que descendían de 80,000 pies a 20,000 pies y desaparecían; dijo que las autoridades le dijeron que habían estado rastreando un par de docenas de estos objetos durante algunas semanas. A continuación algunas declaraciones que ha dado Fravor a la prensa:

“Así que pensamos, bien, esto va a ser interesante”, dijo.

Mientras buscaban el objeto que aparecía en el radar, otro aviador vio algo y señaló: “Amigo, ¿ves eso?”.

“Miramos hacia abajo, vimos una perturbación blanca en el agua, como algo debajo de la superficie, y las olas se rompían, pero vimos a su lado, y estaba volando, y era este pequeño Tic Tac blanco, y se estaba moviendo alrededor – izquierda, derecha, adelante, atrás, simplemente al azar”.

“Un Tic Tac blanco, aproximadamente del mismo tamaño que un Hornet, de 40 pies de largo sin alas. Simplemente colgando cerca del agua”.

El objeto no creaba ningún lavado de rotor típico de un helicóptero, es decir, la turbulencia de aire visible dejada por las cuchillas de un helicóptero. Los aviones volaron más abajo para investigar el objeto, que comenzó a reflejar sus movimientos antes de desaparecer.

“Cuando comenzó a acercarse a nosotros, cuando comenzamos a descender hacia él, estaba volando en forma alargada, por lo que es (como) un Tic Tac, con el extremo redondeado yendo en dirección hacia adelante”.

“A medida que me acercaba, cuando mi nariz comenzaba a levantarse, aceleraba y se iba. Más rápido de lo que jamás había visto algo en mi vida. A medida que comenzamos a cruzar, aceleró rápidamente, subió más allá de nuestra altitud y desapareció”.

“Nos dimos la vuelta, dijimos vamos a ver qué hay en el agua, no podíamos haber estado a más de un par de millas de distancia, y no había nada, no había agua blanca en absoluto en el océano. Solo agua azul”.

En ese momento, decidieron regresar para completar el ejercicio de entrenamiento cuando les dijeron que el objeto, o algo similar, reapareció.

“Y el controlador aparece y dice: ‘Señor, no va a creer esto. Esa cosa está en su punto medio’, que es nuestro punto de espera. Y yo digo, ‘Oh, genial’”.

Otro avión que se lanzó desde el portaaviones USS Nimitz un minuto y medio después tenía su radar atorado y fue capaz de captar el objeto en un canal infrarrojo.

“Se acerca lo suficiente como para ver un par de objetos salir del fondo, y luego, de repente, despega y se va del lado de la pantalla y, al parecer, despega”.

Fravor recordó que la velocidad del objeto, que según dijo no tenía ningún rastro de escape en la exploración infrarroja, era deslumbrante[14].

“Sabes, ves muchas cosas interesantes. Pero que se te aparezca algo que es un Tic Tac blanco de 40 pies de largo sin alas que se puede mover, realmente, en cualquier dirección aleatoria que desee e ir a pasar el tiempo sobre el océano para reflejarnos hasta acelerar hasta el punto en que simplemente desaparece, como, poof, luego desaparecer”.

“No creo que fuera un chiflado cuando era oficial de la Marina. No estaba borracho, no consumo drogas. Descansé bien, fue un día claro. Creo que alguien debería haberlo investigado. Haber hablado con algunas de las otras personas, es una gran frustración que salga ahora y no se discutió en 2004”.

“No sé lo que es. No sé lo que vi. Sólo sé que fue realmente impresionante, muy rápido y me gustaría pilotarlo”.

Fravor dijo que no tiene una explicación racional de lo que vieron ese día. Pero que al regresar al portaaviones fueron tomados a broma y sus colegas les contaban chistes de Hombres de Negro. Sus compañeros los ridiculizaron y las bromas han continuado luego de que la noticia apareció el 16 de diciembre.

“No hay piedad en mi familia o mis amigos”, dijo[15].

Fravor, quien se retiró de la Marina en 2006, dijo que el evento no se investigó en 2004 sino hasta 2009, cuando un funcionario del gobierno lo contactó mientras realizaba “una investigación no oficial”. Posteriormente fue contactado por Luis Elizondo.

El evento del USS Nimitz y el ovni Tic-Tac ha sido mencionado desde, por lo menos, el 2007 en las listas y sitios ufológicos. El único testigo conocido, hasta el momento, es el propio David Fravor. Lo publicado en esas páginas dedicadas a los ovnis coincide plenamente con lo relatado por Fravor, por lo que no sería descabellado suponer que la fuente de los comentarios en esas listas ufológicas es el propio piloto. Adicionalmente parece que la investigación del Pentágono (por parte de Luis Elizondo o alguien de su personal) sólo se realizó luego de leer los comentarios en la lista ovni “Above Top Secret”. Lo que nos refleja la calidad de investigación realizada por Elizondo y su equipo.

Esto nos lleva al asunto del bulling y las burlas que está recibiendo y recibió tan pronto bajar de su avión. Esa historia no se la compro. No creo que sus compañeros de armas pudieran burlarse de él y los miembros de su patrulla por varios motivos: no fue el único que, supuestamente, vio el ovni ya que los miembros de su patrulla, con la que estaba en aquella misión de entrenamiento, y los de la patrulla que fue enviada minuto y medio después para interceptar al ovni, y que fueron los que, supuestamente, lo filmaron en infrarrojo[16]; el ovni, supuestamente, fue captado en el radar del USS Nimitz (y, al parecer, en el de los aviones); y fue, supuestamente, filmado con una cámara convencional y otra infrarroja. Todos estos elementos harían muy difícil que alguien, dentro de ese barco, se burlara de los pilotos, y aun cuando lo hicieran, para Fravor y sus compañeros sería fácil callarles la boca mostrando sus informes, los reportes de los controladores de radar, y las películas en video normal e infrarrojo. Pero, al parecer, no lo hicieron.

Me parece que esta es una historia (inventada o no, fruto de una mala identificación o no) del propio Fravor, tratando de llamar la atención y que entonces, por ello, sufrió el bulling al que hace referencia. Pero esto es sólo una suposición, aunque es más creíble que el de una nave extraterrestre jugando al gato y al ratón con un avión de la Marina de los Estados Unidos.

Bogus Imagery Muddles Compelling Navy UFO EncounterA su historia se ha añadido una fotografía que se pretende fue tomada durante el avistamiento. La foto ya fue refutada por Isaac Koi[17].

En la tercera parte de este trabajo continuaremos con el análisis de la declaración formal de David Fravor[18], así como de otros puntos interesantes en torno a este caso.


[1] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/el-fiasco-de-los-ovnis-del-pentgono/

[2] http://followthemagicthread.blogspot.com/2011/01/strange-bedfellows.html

[3] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/sobrecarga-de-delonge-y-un-programa-secreto-de-investigaciones-de-ovnis-federales/

[4] http://www.jacquesvallee.net/

[5] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/la-verdad-sobre-…-de-the-ny-times/

[6] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/por-qu-los-jugadores-clave-en-la-historia-de-la-agencia-ovni-del-pentgono-estn-todos-vinculados/

[7] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/exclusivo-de-i-team-el-senador-reid-analiza-el-estudio-ovni/

[8] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/i-team-estudio-ovni-enfocado-en-encuentros-militares-de-los-ee-uu/

[9] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/harry-reid-comparte-detalles-sobre-el-programa-ovni-del-pentgono/

[10] http://www.americanthinker.com/blog/2007/09/hus_and_reids_searchlight_lead.html

[11] https://actualidad.rt.com/actualidad/258028-programa-secreto-aatip-pentagono-ovni

[12] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/sobrecarga-de-delonge-y-un-programa-secreto-de-investigaciones-de-ovnis-federales/

[13] https://www.huffingtonpost.com/entry/fmr-manager-of-dod-aerospace-threat-program-ufos_us_59de2f4be4b0b992a8214874?section=us_weird-news

[14] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/piloto-de-la-marina-recuerda-encuentro-con-ovni-creo-que-no-era-de-este-mundo/

[15] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/ex-piloto-de-la-marina-describe-un-encuentro-ovni-estudiado-por-el-programa-secreto-del-pentgono/

[16] Aquí quiero hacer una aclaración: ahora me explico el por qué Fravor se refería al video de una forma tan extraña, como si él no lo hubiese tomado, y a lo que hacía referencia en la primera parte de este artículo. En la tercera parte comprobaremos que Fravor no tomó el video.

[17] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/el-fiasco-de-los-ovnis-del-pentgono/

[18] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/informe-del-pilo…-s-s-nimitz-2004/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *