El fiasco de los ovnis del Pentágono 3

El fiasco de los ovnis del Pentágono 3

Si bien es cierto que tanto el video etiquetado como “2004 USS Nimitz Flir1 Video”, como la fotografía que supuestamente representa al “ovni Tic-Tac”, han sido desacreditados por el historiador de los ovnis Isaac Koi[1], quedan otros dos videos por analizar. El segundo es identificado como el video “Gimbal” y un tercero que ha sido mencionado por Tom DeLonge, pero hasta ahora no ha sido publicado.

Aparte de estas “pruebas” están las declaraciones del piloto que estuvo involucrado en el avistamiento de 2004, David Fravor, de las cuales ya nos ocupamos de las publicadas en la prensa[2]. Ahora analizaremos el informe “oficial” de este piloto, que fue publicado en el sitio web de To The Stars Academy of Arts & Science[3].

En primer lugar me desconcertó el formato de este informe. No se parece a ningún otro formato que haya visto de la Fuerza Aérea en los archivos del Libro Azul. Bien podríamos pensar que esos formatos ya han quedado en desuso. Pero la realidad es que no es un informe oficial del Pentágono. Es un informe elaborado por personal de la misma TTS-AAS (¿Luis Elizondo?)

Lo anterior se ve confirmado cuando leemos que la fecha del informe es del 7 de septiembre de 2017. Recordemos que el incidente ocurrió el 14 de noviembre del 2004 y que el piloto David Fravor abandonó la Marina en el 2006 y que, según sus propias palabras, el incidente no se investigó sino hasta el 2009 por parte de Luis Elizondo. Es decir, el informe que aparece en la página de la TTS-AAS, NO es oficial.

Fravor dice que el 14 de noviembre, a las 1200 horas EST estaba en una misión de entrenamiento consistente en “practicar operaciones de transporte, lanzado y recuperación, ejercicios de vuelos de seguridad, y escenarios de batalla”.

El informe de la TTS-AAS indica que Fravor, al que no identifica por su nombre sino como “la Fuente”, es un “Active Duty Officer en la U.S. Navy y mantiene una autorización de seguridad Top Secret durante la duración de su carrera. La Fuente también ha sido altamente condecorado y un experto reconocido en aviación y operación de vuelos de combate de la Marina”, lo cual puede ser impresionante, pero para este caso es irrelevante dado que, al momento de ocurrir, Fravor-la Fuente, era sólo un piloto en entrenamiento y sin experiencia. El informe claramente dice:

“A principios de julio del 2004, la Fuente recibió su primera asignación militar como piloto de un F-18 Super Hornet de la Marina de los EE.UU. La Fuente condujo ejercicios de unión como parte de XXXXX en Eielson, Air Force Base, Denali, Alaska, hasta agosto del 2004. Después de completar su periodo de entrenamiento inicial, la Fuente fue asignada en octubre del 2004 a apoyar el U.S.S. Nimitz Carrier Battle Group, en San Diego, California”.

Es decir, Fravor tan sólo tenía tres meses y medio de haber iniciado su entrenamiento y, por tanto, no poseía la experiencia que se menciona.

Fravor fue asignado al .S. Nimitz Carrier Battle Group para realizar los entrenamientos ya mencionados en la “U.S. Navy Operating Area XXXXX aproximadamente a 80 millas náuticas (NM) al Oeste de la costa de San Diego”. Junto a él (o monitoreándolo) había otros 7 miembros de la Marina, 6 de ellos identificados como “Others Knowledgeable” (que yo traduzco libremente como “Otros conocidos”) numerados del OK-1 al OK-6, y una controladora de tráfico aéreo (de sexo femenino), que no fue identificada. OK-1 estaba con Fravor en el mismo avión, un caza F-18, como Weapon Systems Officer (WSO) y Trevor piloteaba el avión.

“Las condiciones meteorológicas para ese día eran excepcionales sin cubierta de nubes y un estado de mar en calma. La visibilidad no tenía restricciones y el cielo era azul”.

OK-2 y OK-3 se encontraban en otro avión y participaba de la misma rutina. OK-4 y OK-5 fueron lanzados posteriormente, y OK-6 era un controlador de tráfico aéreo, localizado aproximadamente a 120 millas náuticas del lugar de entrenamiento en la aeronave radar E-2 Hawkeye. La otra controladora de tráfico estaba en el U.S.S. Princenton Missile Cruiser, CVL-23.

Esta controladora de tráfico fue la que, a las 1230, les asignó una nueva ruta a los dos F-18. Dicha ruta se alejaba del U.S.S. Nimitz, del que había partido. Fravor, OK-1, OK-2 y OK-3 se preocuparon debido a la escases de combustible[4]. OK-2 solicitó que enviaran a otro avión, pero la controladora insistió, de forma demandante, que se dirigieran al punto asignado.

Los dos aviones se dirigieron hacia el Este, hacia la Isla San Clemente. OK-1 expresó a sus compañeros que tal vez les habían asignado perseguir algún avión Cessna de narcotraficantes y, por tanto, ese vuelo de entrenamiento se había convertido en una operación real.

En ese momento volvieron a sentir miedo dado que, al ser un vuelo de entrenamiento, los aviones no contaban con armamento real, “sólo rondas de práctica”.

“Cuando ambos F-18s se aproximaron al lugar del objetivo, el controlador femenino comenzó a hacer un conteo regresivo para anticipar el tiempo de intercepción, ‘Dos minutos para la zona de fusión’, etc. Finalmente, el controlador femenino indicó ‘zona de fusión’ y anunció, ‘Deben tenerlo a la vista’”.

“Cuando la Fuente miró abajo hacia el océano desde la cabina, notaron un pequeño parche de agua, de aproximadamente 60 pies de ancho por 80 de longitud que parecía agitado y turbulento contra el mar en calma. El disturbio era raro ya que no había causa aparente. La zona era generalmente de una forma de un ovalo y parecía estar ‘turbia’. Hacia el centro del disturbio, el agua parecía más clara en color y tersa de nuevo como si un objeto desconocido se hubiese sumergido recientemente bajo la superficie. La Fuente opinó que ellos pensaron que estaban presenciando un accidente tal vez de una aeronave no identificada, cuando hicieron la transición mental de una misión de intercepción a una de búsqueda y rescate”.

Recordemos que en otras declaraciones Fravor dijo que el objeto, el que producía ese parche de 80X60 pies, tenía unas dimensiones de 40X12 pies. Seguimos con las declaraciones de Fravor:

“Aproximadamente dos segundos después de notar el raro disturbio del agua, la Fuente describió presenciar un pequeño, sistema aéreo no identificado (UAS) cruzar sobre la zona turbulenta del agua. El objeto no identificado era alongado parecido a un dulce de menta ‘tic-tac’. El no objeto no tenía superficies de control distinguibles, era uniformemente terso, sin ventanas, puertas o luces visibles. El objeto era opaco con un borde definido sólido. El objeto no parecía emitir ninguna luz o radiación distinguible de su superficie ni tenía ninguna estela perceptible. El objeto viajaba de izquierda a derecha sobre el disturbio de agua a una altura de aproximadamente 1000 a 3000 pies. El objeto parecía viajar a una velocidad de aproximadamente 300 a 500 nudos en una línea recta. La Fuente no estaba al tanto del origen del objeto o su destino pero creía que el disturbio de agua por debajo podría haber estado relacionado en alguna forma al objeto. La Fuente comenzó a alarmarse de inmediato e inicialmente pensó que tal vez esto era una prueba de misiles no anunciada, clasificada, de un submarino de la Marina de los EE.UU. Como tal, ellos estaban preocupados de que el objeto pudiera representar una amenaza, especialmente por el hecho de que los F-18s no estaban armados”[5].

Más adelante continúa:

“En ningún momento del incidente ninguno de los F-18 tuvieron contacto con el objeto; sin embargo, OK-6 y la controladora aérea femenina confirmaron contacto con radar. Después de 8 a 10 segundos, tanto la Fuente como OK-2 perdieron contacto visual con el objeto. Cuando la Fuente miró para atrás hacia la zona en donde el océano esta disturbado, el agua de nueva cuenta estaba tersa y calma sin signos de ninguna cosa sumergida. (Comentario de campo – La Fuente tomó una pluma para describir cómo se comportaba el objeto cuando OK-2 y OK-3 se le aproximaron. La Fuente también dibujó un esquema del incidente, ver anexo)”.

“Al perder contacto visual con el objeto, ambos F-18s estaban bajos de combustible y regresaron exitosamente al U.S.S. Nimitz sin más incidentes. Al recuperar ambas aeronaves, la Fuente, OK-1, OK-2 y OK-3 llegaron a su interrogatorio rutinario de inteligencia sólo para encontrar que ningún oficial interrogador estaba disponible. Además, el circuito cerrado de televisión a bordo de la nave tenía películas involucrando actividades extraterrestres y paranormales. (Comentario de campo – La Fuente estaba furioso de que sus colegas en la nave no tomaran el incidente seriamente y estuvieran pasando las películas ‘Señales’, ‘Hombres de negro’ y ‘Archivos X’. La Fuente cree que fue como mínimo un problema de seguridad de vuelo, especialmente si ellos fueron dirigidos deliberadamente a un lugar de pruebas de un sistema de armas fuerza-azul)”.

Las videotecas de los submarinos americanos deben estar muy bien aprovisionadas de videos, principalmente de los dedicados a los asuntos paranormales. Resulta curioso que tan pronto como los pilotos regresaron de su vuelo, los oficiales de inteligencia “desaparecieron” y, en cambio, “aparecieron” rápidamente películas de “marcianitos”. Como si todo estuviese preparado. Pero no nos adelantemos.

Traver dice que entonces él y sus compañeros se dirigieron a un cuarto, se encerraron por dentro e hicieron notas sobre su avistamiento, al mismo tiempo que copiaban el video de su F-18 (no indica si es el video normal o el video en infrarrojo). Sin embargo, sólo las notas son las que sobreviven. Desdichadamente, como siempre en la historia de los ovnis, la “evidencia” más fuerte desaparece. No ha encontrado el video y no sabe si todavía existe.

Poco después de su avistamiento (en otras fuentes Fravor indica que fue minuto y medio después) fue lanzado otro avión en donde se encontraban OK-4 y OK-5. Ellos “fueron asignados al ciclo de seguimiento del U.S.S. Nimitz y obtener una breve película FLIR del incidente. Cuando más tarde OK-4 y OK-5 compararon el video, la Fuente identificó el objeto afirmativamente como el mismo que ellos vieron más temprano. (Comentario de campo – La película FLIR muestra lo que parece ser un objeto en forma de “tic-tac” disparándose repentinamente fuera de la pantalla a alta velocidad cuando se aproxima)”.

Aquí el “comentarista de campo” (seguramente Luis Elizondo) de cierta manera enlaza el video tomado por OK-4 y OK-5 con el “2004 USS Nimitz Flir1 Video” ya que en ambos se ve esa maniobra de desaparición repentina “fuera de la pantalla a alta velocidad cuando se aproxima”.

En efecto, en el video “2004 USS Nimitz Flir1 Video” se ve al final un cambio de 1X a 2X. Tim Printy dice:

“En ese punto, el operador cambia de 1X a 2X y el FLIR parece perder el bloqueo. El objeto se mueve rápidamente hacia la izquierda. O bien se debe a un movimiento rápido, a la pérdida del bloqueo, al aumento del zoom o a una combinación de estos factores”.

Eso concuerda exactamente con lo que dice el “comentarista de campo”. El problema (para la gente de la TTS-AAS) es que ese video se ha demostrado que es falso y pertenece a un grupo de estudiantes de cine alemanes. Lo que trabaja en contra de esta declaración de David Fravor.

Permítanme hacer una suposición que podría aclarar algunos puntos. Creo que todo el asunto que cuenta David Fravor fue de hecho un ejercicio de entrenamiento. Nunca hubo un momento de “operación real”.

OK-6 dirigió el vuelo de Fravor y OK-1, y los otros dos pilotos OK-2 y OK-3,  en la parte de “entrenamiento”, pero luego interviene una controladora no identificada de tráfico aéreo y les asigna una nueva misión “real/verdadera” y los envía a otra zona. El operador OK-6 no dice nada ni se opone a esta nueva reasignación. La controladora de tráfico aéreo se asegura que estos novatos no vayan a cometer algún accidente y les pregunta si su avión está armado. Al comprobar que sólo tienen “rondas de prueba” continúa con el operativo. Lo más lógico sería que abortara la misión dado que estaba trabajando con novatos volando un avión sin armas. No me parece lógico, ni justo, enviar a esos jóvenes al “matadero”.

Que al regresar Fravor y sus compañeros al portaaviones Nimitz fuesen recibidos con programas de “marcianitos verdes”, en lugar de que los oficiales de inteligencia los estuvieran esperando para la entrevista de rutina, me indica que era una operación de entrenamiento, tal vez para saber cómo se comportaban, y que sus compañeros en el Nimitz lo sabían, por eso tenían a la mano esos videos de “marcianitos verdes” y los usaron como novatada.

¿Y el ovni tic-tac? Bien pudo ser un drone utilizado para este tipo de prácticas.

Pero ¿por qué no se les enteró, posteriormente, a estos pilotos de que todo había sido una maniobra de entrenamiento? Tal vez sí se les dijo, y OK-1 a OK-5 están conscientes de eso y por ello no han hablado, ni dado la cara. Pero Fravor parece ser un aficionado a los ovnis. Casi es seguro que él fue el que subió los comentarios y videos al foro Above Top Secret[6], y que él es quien está detrás de “thefinaltheory” y “Cometa”, pero de eso nos ocuparemos más tarde.

Ahora veamos un poco más el asunto de los videos. A Robert Sheaffer le interesaban las “auras” que se mencionan en el artículo de The New York Times. Sheaffer consultó con John Lester Miller de Cascade Electro Optics, el tipo que literalmente “escribió el libro” sobre imágenes infrarrojas”, y Miller contestó[7]:

“Sé exactamente qué es el aura resplandeciente… es un artefacto común de procesamiento de imágenes llamado “ringing”… Francamente, me sorprende que ATFLIR lo tenga, trabajamos duro en (mi empresa anterior) para mitigar/eliminar este artefacto Cuando estés en “white Hot” verás que el aura a su alrededor está oscura, y cuando está en llamas, es más brillante que el fondo. Este es el algoritmo de procesamiento de imágenes que compensa la señal grande en los píxeles vecinos donde la señal no está allí, el algoritmo no conoce la forma del objeto y procesa en exceso los píxeles vecinos. Muy común cuando un objeto (como motores a reacción) son imágenes sobre un fondo frío (como nubes de gran altitud)”.

Entonces, Sheaffer concluye, “cuando varios ‘expertos’ ovni hablan de un ‘aura resplandeciente’ que rodea los objetos, de hecho admiten: ‘No sabemos nada sobre imágenes infrarrojas, y no consultamos con nadie que lo sepa’”.

Miller dice que los objetos probablemente sean aviones a reacción lejanos, pero no podemos verlos con la suficiente claridad como para estar seguros. Lo cual es en sí mismo una pregunta interesante: ¿por qué la calidad de estos videos es tan terrible?

“Lo que me desconcierta (y me lo dice) es por qué todos estos videos IR UFO tienen una calidad tan pésima. Las imágenes IR modernas se ven como Hi Def TV en blanco y negro. Todos estos están fuera de foco, necesitan corrección de uniformidad y generalmente son basura. Deberíamos poder distinguir una forma e incluso contar los motores, o ver el tren de aterrizaje si se despliega. Un vendedor nunca le mostraría a un cliente potencial algo como esto”.

Sheaffer continúa:

“Muy buenas observaciones, ¡de hecho! ¿Por qué no hay buenas imágenes infrarrojas claras de ovnis, en un enfoque nítido?”

“Uno de los dos videos de infrarrojos publicados recientemente por el Pentágono está etiquetado por DeLonge como el ‘Gimbal video. Él escribe que ‘El nombre de archivo ‘GIMBAL’ parece ser atribuible a las maniobras inusuales del UAP’, lo que demuestra que no tiene idea de qué está hablando. Miller explica que ‘Gimbal es solo un término genérico para cualquier sistema electo-óptico (infrarrojo, visible o láser) que tenga un mecanismo de apuntamiento bidimensional’”.

Tim Printy dejó un comentario a esa entrada de Sheaffer:

“Creo que lo que estamos viendo son copias de videos de copias, por lo que son de baja calidad. No dudaría que fueron grabados usando un teléfono celular mientras miraba el original en un televisor. ¡También me pregunto cómo podemos estar seguros de que estos vinieron del Departamento de Defensa! Todos lo dicen, pero la fuente se rastrea desde ‘to the stars’ porque su experto trabajó en el DIA como parte del programa. ¿Cómo sabemos si el video no es falso? ¿Cómo sabemos si adquirió el video a través de Bigelow a través de MUFON, donde alguien había obtenido el video de una fuente desconocida? Las mentes inquisitivas quieren saber. ¿Serán tan críticos los proponentes de ovnis, que ya venden esto como ‘evidencia científica’”?

Sobre el tema de los videos ha habido mucha confusión, pero antes de pasar a este punto quisiera llamar la atención a los nombres de los dos videos conocidos: “Gimbal” y “2004 USS Nimitz Flir1 Video”. Ese “Flir1 Video” me hace suponer que es la primera parte del tercer video, aun sin publicar. Esperemos a ver qué pasa cuando se publique.

Sobre la confusión de los videos. Hasta el momento se han publicado dos videos, pero de parte de los miembros de la TTS-AAS sabemos que hay un tercer video. En la primera parte de este trabajo publiqué el video conocido como “2004 USS Nimitz Flir1 Video”, pero que apareció originalmente en Above Top Secret. Nuestros lectores lo pueden encontrar como “f4”.

Ahí, en ese artículo, donde dice “f4” se puede ver el video hecho por los estudiantes alemanes, al que refiere Isaac y el que menciono. De ahí nos enlaza a la lista de discusión “Above Top Secret”, y a los comentarios de Isaac (de 2007 y más recientemente de este 2017). Se pueden ver en estas direcciones: link, link, y link.

Ahí se proporcionan enlaces para ver el video. Pero si no es posible apreciarlo en esos enlaces, ni en Marcianitos Verdes, la dirección a visitar es:

https://web.archive.org/web/20070209104330/http://www.vision-unlimited.de/extern/f4.mpg

También recomiendo ver la página Facebook de Isaac Koi y leer los comentarios.

Comparando el video de los estudiantes de Stuttgart con el de To The Stars Academy of Arts & Sciences, que se puede ver en el siguiente enlace: https://coi.tothestarsacademy.com/2004-nimitz-flir1-video, tenemos:

Ambos duran exactamente 1.16 minutos.

En la parte superior ambos dicen: “Sensor en TV” y “Azimut 4°”

A la izquierda de ambos videos dice que el sensor zoom está en (1.0) y el sensor aimed es de 6°.

Abajo, a la izquierda vemos que la velocidad del aire es de 252 KTS y que el mach es de 0.55, en el video de TTS-AAS y… también en el video alemán.

En la parte inferior derecha vemos que la altura oscila entre 19,900 y 20,000 en ambos casos.

A la derecha, en los dos videos, vemos los mismos números y letras: 1631 LTD.

En conclusión: el video “2004 USS Nimitz Flir1 Video” subido en 2017 a la página de TTS-AAS como “evidencia” del incidente ovni en las costas de California, en el 2004, y el video “f4” subido al foro Above Top Secret en el 2007 son uno, el mismo y son un fraude ufológico, como lo demostró Isaac Koi.

A este respecto Milton Hourcade, del grupo UAPSG-GEFAI hizo una crítica a mi primer artículo, pero luego corrigió escribiendo a su grupo:

Estimados colegas y amigos:

Este tema de los videos “oficiales” respaldando el “caso” dado a conocer inicialmente por el diario The New York Times, y luego repetido por The Washington Post, CNN, Fox News, Newsweek, y cantidad de publicaciones menores más páginas web, me ha mareado.

Uds. recibieron una lista de páginas web y publicaciones, válida para formarse una idea general sobre lo que se ha dicho al respecto.

Para poner las cosas en sus justos términos, debo decir que me equivoqué en una crítica que hice al trabajo de nuestro colega y miembro del UAPSG el Ing. Luis Ruiz Noguez, desde México, ya que él ha producido hasta ahora el informe más amplio, coherente y sensato sobre el asunto. En ese informe titulado “El Fiasco de los OVNIs del Pentágono”, http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/el-fiasco-de-los-ovnis-del-pentgono/ el colega Luis desarrolla una excelente tarea analítica que recomiendo leer.

El problema se presenta por cuanto el video que Luis demuestra existió aparte y se dio a conocer antes (Isaac Koi, y el trabajo de los productores alemanes de videos reunidos en la empresa Vision Unlimited) del que apareciera ilustrando la nota del NYT como perteneciente al Pentágono y al incidente de dos cazas F-18 frente a las costas de San Diego, el 14 de Noviembre de 2004; es que hay un primer video, que el amigo Luis no explica. Por esta razón, a la que se suman las declaraciones de uno de los pilotos involucrados, el Comandante David Fravor, el caso –a mi juicio—no está cerrado aún.

Al respecto, concuerdo con lo que dice nuestro amigo el Comodoro (Ret) Rubén Lianza, Director de la CEFAe de la Fuerza Aérea Argentina, y uno de los más sagaces investigadores oficiales de los UAP: “until we have access to reliable and complete data (including the voice recording from the “internal frequency” which I think should be the determining factor to prove it one way or the other) perhaps many years are going to pass with this case continuing being (unfortunately) regarded as a UAP.” Traducción: “hasta que no tengamos acceso a confiable y completa información (incluyendo la grabación de voz de la “frecuencia interna” que pienso debería ser un factor determinante para probar una u otra cosa) quizás vayan a pasar muchos años en que el caso continuará siendo (lamentablemente) visto como un UAP”.

Si bien cabe la sospecha de que estamos frente a un fraude bien orquestado, del que no se salva tampoco el primer video, atribuido al Pentágono, cuando en el segundo se cita igualmente como fuente al Pentágono, cuando eso es falso, no obstante, no podemos presumir ciertas cosas hasta no demostrarlas.

Sigamos dialogando amigablemente sobre este tema. Tal vez alguien encuentre una clave que tire por el piso todo este andamiaje armado por la novel empresa To the Stars Academy of Arts and Science, de Tom DeLonge (el rockero), y su socio y ex-empleado del Pentágono Luis Elizondo. La personalidad misma de DeLonge y sus antecedentes, no otorgan ninguna seriedad al asunto. Pero considero que el Pentágono tiene que responder por todo esto.

Entre tanto, ya he señalado que a apenas 93 millas al Norte de San Diego está una refinería marítima de Chevron, en Huntington Beach. ¿Es posible que el video número 1, haya captado la llamarada de una antorcha, al estilo del caso Campeche?

Cordiales saludos y reitero los mejores deseos para esta Navidad y el Año Nuevo.

A lo que contesté:

Agradezco la aclaración.

No he dicho que el caso esté cerrado (ni tampoco has dicho que yo lo haya afirmado). El artículo sólo trataba de poner las cosas en perspectiva.

En cuanto al segundo video, que al parecer no tiene nada que ver con el avistamiento de 2004, caben varias posibilidades

– que también sea un fraude (como lo has señalado) y que es lo más probable dado todos los pormenores de esta historia.

-que sea, como indicas alguna fuente de calor. Aunque no creo que sea la refinería dado que no sabemos en dónde ocurrió. Y aun suponiendo que también fue en la costa californiana, en el mismo lugar en donde ocurrió el caso de 2004 (la Isla San Clemente) habría que estudiar el video para ver si está apuntando en esa dirección (desde San Clemente a Huntington Beach). También hay que considerar que “parece” girar.

Mañana publico la declaración completa del piloto David Fravor, del caso de 2004 y posteriormente una segunda parte de mi artículo sobre los ovnis del Pentágono, tratando de analizar todo el material que ha surgido en la semana. Creo que esto echa por tierra todo el caso del 2004.

Para el caso del “video Gimbal” no tenemos nada, sólo el propio video. No hay información de cuando se tomó, en donde, por quién, etc. Es decir, no sirve para nada, ni como evidencia, ni para refutarlo. Eso sólo lo convierte en un “caso cerrado”. Pero esperemos a que la TTS-AAS saque más información y entonces lo analizamos.

Saludos

Recibí un nuevo correo de Milton quien dice:

Estimado amigo Luis:

Es un placer trabajar contigo, eres un magnífico estudioso y analista.

Te tengo una sorpresa que tal vez para tí ya no es tal.

Estuve mirando los videos publicados en el New York Times. He llegado a la conclusión de que no hay dos videos, sino que son dos secuencias del mismo video.

Para ello basta ver que se reiteran en el margen derecho las mismas palabras y letras: SLAVE – LST – LTDR- y una numeración.

Ocurre que si nos atenemos a la numeración precisamente, las imágenes se invierten en el orden. La primera imagen, pero menos nítida, es la segunda en el orden publicado por el diario.

Esa lleva el número 1631, o 1633 o 1635 (si estuviera en mi apto. usando Elementos 10 definía mejor la imagen, pero de vacaciones en Montevideo, no tengo como hacerlo). La primera imagen, tal vez por ser mejor o más nítida, lleva claramente el número 1688.

Hay un factor más, demostrativo de la verdadera secuencia en que hay que verlos: si sobre cada uno de ellos se hace un click derecho, se abre una ventana, y allí hay una opción que dice GET VIDEO ID. Un click izquierdo y nos revela que el ID del segundo video (el que sería primero en la secuencia) es 100000005607444 y la del primero es 100000005607812. Esto prueba el verdadero orden por un lado, pero –mucho más importante– que se trata del mismo video en dos secuencias distinas. Y si el mismo ha sido producido por Vision Unlimited, está todo dicho. ¡El fraude es total! Te dejo este material para que tú lo digas. Si quieres puedes mencionarme.

Un gran abrazo!

A lo que contesté:

Hola Milton

También había pensado que: o bien eran dos trabajos distintos de los estudiantes alemanes, o era un mismo video hecho en Alemania. Sin embargo, no me había dado cuenta de lo que mencionas sobre el ID de los videos. Es muy interesante. Hay que estudiar más este punto.

Discrepo de tu conclusión de que sea el mismo video. Se me ocurre que puede ser otro distinto, realizado por estos estudiantes. Si esto es así habría, por lo menos, 370 trabajos cinematográficos distintos. Dos de ellos son los que conocemos, y 368 restantes que desconocemos. El primero es el peor en calidad y el segundo el mejor. Esto implicaría que los estudiantes fueron mejorando su técnica.

¿Cómo comprobar cualquier hipótesis en torno a este asunto de los videos? Cuando Tom DeLonge publique el tercer video que dice poseer. Si ahí vemos un ID que sigue la secuencia que has descubierto, eso nos puede llevar a conclusiones interesantes.

No me parece correcto que yo mencione lo anterior. Creo que tú lo deberías hacer. Pero, si no tienes inconveniente, permite que reenvíe este correo a Vicente y a Martín, para que conozcan esta hipótesis.

Saludos

Milton contestó:

Luis: No entiendo la razón por la cual discrepas con mi descubrimiento de las secuencias de un solo y mismo video. ¿Qué te lleva a pensar que sean dos videos diferentes hechos por los alemanes en diferentes momentos?

Por otra parte, espero con interés lo que vayas a escribir sobre el caso.

Si no queda otra alternativa, yo daré a conocer lo que he analizado en base a los videos que poseemos.

En cuanto a Vicente-Juan le envié una copia de lo que te envié a ti, teniendo presente su trabajo en FOTOCAT.

Un abrazo,

Milton

Mi respuesta fue:

Milton

Debemos estar seguros de eso. Primero, ¿qué videos son los que estás analizando? ¿Los que subió Tom DeLonge a su página o los que se han subido a YouTube? ¿Esos ID son los que proporciona YouTube o son del “sujeto” original?

Me encantaría afirmar que es un único video. Eso tiraría por completo el caso. Pero si no lo es y lo decimos, es claro que la respuesta de los aficionados a los ovnis será de desacreditar el trabajo de los que buscamos respuestas de una manera seria.

Sigo insistiendo que seas tú el que de esta información, pero que sea de forma prudente, sin precipitaciones, indicando ese hallazgo, pero que estamos indagando el asunto de los ID y los resultados del tercer video.

Saludos

Otra vez Milton:

Luis:

Me refiero a los dos videos –creo que son los únicos, no he visto ningún otro– que puso The New York Times, en el artículo que despertó la andanada de otros artículos reproduciendo los mismos videos.

Me refiero a los publicados en el artículo publicado el 16 de Diciembre.

Cordiales saludos

Milton

Mi respuesta:

Bien

Pero no sabemos si esos ID es de los videos originales o un identificador que el propio New York Times les dé a los videos que ellos publican en su página. Por eso recomiendo cautela.

Saludos

(Nota del 25 de diciembre: Los ID son, en efecto, los indicadores que The New York Times pone a los videos que sube a su página. Se puede comprobar al revisar cualquier video en:

https://www.nytimes.com/video?region=TopBar&action=click&contentCollection=Library&module=videohome&pgType=Multimedia )


[1] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/el-fiasco-de-los-ovnis-del-pentgono/

[2] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/el-fiasco-de-los…s-del-pentgono-2/

[3] http://marcianitosverdes.haaan.com/2017/12/informe-del-pilo…-s-s-nimitz-2004/

[4] No tenía idea que esos aviones sólo tuvieran combustible para más o menos una hora de vuelo.

[5] Me sorprende que desde una altura de “10,000 a 20,000 – 3,050 a 6,100 metros -, que es la altura a la que estaban volando, según Traver, pudieran ver una mancha en el mar de 60 X 80 pies – 18 X 24 metros – y que, peor aún, vieran un objeto más pequeño, de 12X3 metros, colocado a 1,000 o 3,000 pies sobre la mancha (una distancia de 7,000 a 19,000 pies – 2,135 a 5,790 metros – de los aviones). En este momento no me voy a ocupar de este asunto, pero luego volveré a él.

[6] http://www.abovetopsecret.com/forum/thread265835/pg1#pid2927030

[7] https://badufos.blogspot.mx/2017/12/about-those-glowing-auras-in-pentagon.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *