El Papa-asno y los ovnis de Nuremberg

La mejor evidencia: El Papa-Asno y las esferas de Nuremberg

En 1523, el reformador Martin Lutero publicó un folleto inflamatorio titulado Of Two Wonderful Popish Monsters. El folleto describía la reciente aparición de dos criaturas extrañas: el Papa-Asno y el Monje-Becerro. Ambos habían sido creados por Dios para demostrar con alegorías vivas su descontento con la iglesia católica. El Papa-Asno (cuerpo humano con una cabeza de asno) mostraba la cólera de dios por la cabeza de la iglesia, el papa. El Monje-Becerro (una monstruosidad regordeta con enormes oídos) mostraba el descontento de dios por la práctica de oír confesiones.

¿Qué tan seriamente esperaba Lutero que su audiencia tomara a estos monstruos híbridos? Muy probablemente, él sabía que mientras que lectores instruidos los reconocerían como metáforas, la clase campesina probablemente las aceptaría absoluta y literalmente. Una traducción inglesa de 1579 del folleto advierte al lector de tomar a los monstruos como «meras fabulas». Aún más, debían «temer y temblar a la vista de tales monstruos prodigiosos» que son signos manifiestos «de la ira y de la cólera de dios».

Quizás sea sólo cosa de tiempo antes de que algún ufólogo impaciente sugiera que el Papa-Asno y el Monje-Becerro fueron realmente extraterrestres. Después de todo, un reciente documental intitulado Best Evidence: Top 10 UFO Sightings promueve el cuento de 1561 de las esferas de Nuremberg como la prueba convincente de que los ovnis nos han estado visitando por siglos.

Antes de considerar las esferas mismas, vale hacer una rápida descripción histórica. En 1561, Lutero tenía sólo 20 años de muerto, y el choque de la reforma había creado una onda de paranoia apocalíptica entre la población de Europa medio muerta de hambre y montada en las enfermedades. Los teólogos protestantes declararon que la iglesia católica era la bestia descrita en el libro de las revelaciones, cuyos 1000 años de reinado serían seguidos por la batalla final entre el bien y el mal, mientras que a muchos católicos, Lutero mismo era el Anticristo que precipitaría el conflicto final.

Ambos lados se aprovecharon de la prensa recientemente inventada para bombardear al populacho con propaganda bajo la forma de folletos y boletines sensacionalistas. El poder del diablo sobre el mundo aumentaba, ellos tocaban la trompeta. Las comunidades rurales estaban infestadas de brujas impacientes por ofrecerse a Satán. Y signos y maravillas aparecían diariamente – prueba segura que el fin de los tiempos estaba cerca.

Entre los folletos contando el nacimiento de borregos de dos cabezas y de brujas maldiciendo la tierra llego uno que afirmaba que un «espectáculo espantoso» había sido visto en los cielos sobre Nuremberg. Un grupo de esferas coloridas había emergido al parecer de dos tubos y se había enfrascado en una batalla entre ellas. También fue vista una enorme lanza negra y varias cruces voladoras del color de la sangre. Después de estar en el cielo por una hora, los objetos volaron al sol, aunque algunos cayeron a la tierra y se convirtieron en vapor.

El autor del folleto interpreta la batalla aérea como signo de la cólera de dios, y urge a sus lectores a «enmendar sus vidas» y rezar que dios «evite su cólera». Él también menciona otras maravillas vistas en el cielo ese año, incluyendo un crucifijo, «féretros y ataúdes con hombres negros al lado de ellos», y «barras y látigos». Los ufólogos, por supuesto, ignoran totalmente los ataúdes, los crucifijos, las cruces, los látigos sangrientos y los hombres negros. Para ellos, el folleto describe simplemente la aparición de un par de naves madre y una flotilla de artefactos esféricos. ¿Selectivo? Bien sí – sólo un poco.

Quizás los extraterrestres realmente volaron en el siglo dieciséis sobre Nuremberg simplemente para deslumbrar al populacho. Y quizás realmente se parecen al Papa-Asno y al Monje-Becerro del primer folleto de Lutero. O quizás, en lugar de eso, debemos ser cuidadosos en interpretar textos de hace 500 años sin por lo menos considerar brevemente el contexto de su publicación original.

http://www.wunderkabinett.co.uk/damndata/index.php?/archives/920-Best-Evidence-The-Pope-Ass-and-the-Nuremberg-Spheres.html

Un pensamiento en “El Papa-asno y los ovnis de Nuremberg”

  1. Gracias por contar acerca de este particular, poniendo especial cuidado en el contexto histórico, que como nos es bien recordado en estos casos de la antiguedad, muchas veces no se ponen de manifiesto con el debido énfasis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.