La triste muerte del monstruo del Lago Khaiyr

La triste muerte del monstruo del Lago Khaiyr

Publicado el 6 de enero de 2008 6:24 PM, por Darren Naish

Siempre pareció demasiado bueno para ser cierto. La historia cuenta que un equipo de geólogos de la Universidad Estatal de Moscú – encabezados por el Dr G. Rukosuyev «“ estaban haciendo estudios topográficos en Yakutia, Siberia, en 1964, cuando, vieron un monstruo en el lago Khaiyr (o lago Khainyr). Pero no cualquier viejo monstruo de lago: una de las mejores descripciones de monstruos de lago de todos los tiempos…

«Los monstruos de lago» de todo el mundo son por lo general jorobas amorfas o formas de «barcos invertidos», pero éste, descrito en detalle por el biólogo Dr Nikolai Gladkikh, era un reptil cuadrúpedo grande, de cuello largo, de color azul-negruzco con una cola negra, Una cabeza como de lagarto que soportaba unos pequeños cuernos supra-orbitales, y una aleta triangular recorriendo toda su espalda. La aleta estaba apoyada en unos rayos verticales, que siempre ha sido un detalle bonito, suena plausible (si no es muy extraño, ya que las aletas de rayos se limitan a los peces y los tetrápodos como Ichthyostega basal). Se han hecho varios relatos de la observación: parece que Gladkikh vio por primera vez la criatura que yacía en la costa del lago, algunos relatos indican que estaba pastando. Regresó al agua, pero Gladkikh informó que más tarde salió a la mitad del lago y estando ahí agitó su cola.

El nivel de detalle sin precedentes, hace sospechosa esta historia. Nikolai Gladkikh extrañamente no aparece en la literatura sobre la limnología, geomorfología, o biología siberiana. Por cierto, mientras que en la literatura se le menciona como el Dr Gladkikh, en el artículo original que reporta la historia (Dinsdale 1966) fue llamado «N. F. Gladkikh, miembro del grupo de biología». En segundo lugar, mientras que un gran número de libros cuentan la historia como si Gladkikh la hubiese reportado en la literatura técnica (esto es lo que yo siempre había asumido de la lectura de estos libros), el lugar donde se publicó «el informe» – Komsomolskaya Pravda «“ no es una revista, sino un periódico (posteriormente fue publicado un artículo que discute los avistamientos en la revista Soviet Life). Y resulta que el lago Khaiyr no es exactamente el tipo de lago donde se podría esperar encontrar un animal grande, es decir un tetrápodo hasta ahora no descubierto: se trata de un área de deshielo de permafrost, de 500 por 600 m, y sólo 7 m de profundidad. Hay muchos lagos en los que se dice acechan los monstruos – en particular los de Irlanda – son claramente demasiado pequeños para sustentar a los animales que la gente dice habita en ellos*, de modo que los criptozoólogos a menudo se preguntan si los animales en cuestión podrían ser capaces de cruzar la tierra, y por lo tanto, son visitantes transitorios de los lagos en los que se les ha visto.

* El mejor ejemplo de este tipo de cosas se refiere a los lagos Achanalt, Garve, Culon, Rosque y Cronn en Escocia, donde, en su libro de dos volúmenes The Monsters of Achanalt, R. L. Cassie, 1935-6, afirma haber visto múltiples criaturas acuáticas que van desde los 3 a los 274 m de longitud.

Google le mostrará que el monstruo de Gladkikh ha sido, en el mejor de los casos, ampliamente considerado como prueba alucinante de la presencia de grandes tetrápodos desconocidos en los lagos de agua dulce de Siberia, en el peor, como prueba de plesiosauros o dinosaurios vivos. Rukosuyev aparentemente especuló que la criatura podría ser uno de los últimos sobrevivientes de ictiosauros (Dinsdale 1966, Costello 1975), lo que es ridículo ya que los ictiosauros tenían la forma de un tiburón o de cetáceos, y Costello (1975) señaló que la criatura se asemeja a los animales incluidos en la famosa foto de Wilson (la cual se ve aquí: por cierto, estoy en total desacuerdo con el comentario de Loren Coleman en cryptomundo de que el objeto en la foto de Wilson es una cola de nutria). Coleman & Huyghe (2003) identificaron la criatura del Lago Khaiyr como un caballo de agua (una especie de hipotético pinnípedo gigante de cuello largo según ellos [la reconstrucción de eso se muestra en la imagen adyacente]), lo que también es extraño, porque la criatura del Lago Khaiyr se describió como un reptil, y no es nada parecido a un pinnípedo. La historia del monstruo del lago Khaiyr ha sido ampliamente contada en la literatura criptozoológica (por ejemplo, Dinsdale 1966, Costello 1975, Bord & Bord de 1981, Calkins 1982, Shuker 1995, 1997, 2008, Coleman & Huyghe 2003, Freeman 2003, Newton 2005) , y el dibujo de Gladkikh (que se muestra en la parte superior) se ha convertido en icono y se ha reproducido extensamente (por ejemplo, Dinsdale 1966, Costello 1975, Bord & Bord de 1981, Calkins 1982, Shuker 1995, 1997, 2008, Freeman 2003, Newton 2005).

Pero, por desgracia, la historia debe llegar a su fin. Como explica Karl Shuker en el último número de Fortean Times (No me importa lo que digan, me gusta leerla), todo el episodio parece haber sido una fabricación. Como se explica en un artículo publicado el año pasado en Komsomolskaya Pravda, Gladkikh nunca fue un biólogo, de hecho, ni siquiera un científico; en realidad era un «trabajador migratorio» contratado para ayudar a la expedición. Y mientras los criptozoólogos a menudo han expresado frustración por la falta de investigación posterior del lago Khaiyr y su posible monstruo, resulta que esa investigación realmente ocurrió. Los alegatos de que el lago carecía de peces, que las aves no aterrizaban en él, y que la población local tenía una tradición de avistamientos, todos eran falsos. Aún más, Gladkikh admitió que había inventado todo el evento (ya sea «para entretenerse a sí mismo y a sus amigos, o como una excusa para eludir sus obligaciones en el trabajo», dice Pravda).

Por supuesto, si realmente quieren creer en monstruos de lago siberiano, este no es necesariamente su final, ya que se suponía que había otros testigos de la expedición, además de Gladkikh, además hay otros lagos de la región que presuntamente son el hogar de los monstruos. Pero, personalmente, creo que un caso difícil de creer al que se le ha dado algo de credibilidad – de hecho, uno de los casos más interesantes en el siglo 20 de la historia de los monstruos de lago «“ pero ahora se pueden desestimar todos. Ni modo. Gracias a Karl, he aprendido que se puede ver el artículo de 2007 Pravda aquí [la imagen adyacente muestra una foto de la película del Lago Van, tomada en 1997 (el lago Van es un lago alcalino turco). Creo que es falso, tallado de madera con una manguera para soplar burbujas en la punta del hocico-].

Y, por último, para los que podrían estar confundidos en cuanto a por qué un paleontólogo técnicamente calificado, al parecer, presta tanta atención a las afirmaciones acerca de los monstruos de Rusia, sigo interesado en los animales misteriosos porque creo que – a veces – realmente son reales los animales en el fondo de estos relatos. No necesariamente plesiosauros post Mesozoicos, basilosaurios evolucionados, caballos de agua o súper nutrias, sino algo.

Lo sentimos, pero este artículo fue otra distracción.

Para artículos anteriores sobre los criptidos acuáticos, tenemos el Lago Ness aquí, y hay artículos sobre Gambo y Cadborosaurus. Para las focas cuello de cisne ver el artículo Acrophoca.

Referencias

Bord, J. & Bord, C. 1981. Alien Animals. Book Club Associates, London.

Calkins, C. C. 1982. Mysteries of the Unexplained. Reader’s Digest, Pleasantville (New York).

Coleman, L. & Huyghe, P. 2003. The Field Guide to Lake Monsters, Sea Serpents, and Other Mystery Denizens of the Deep. Tarcher/Penguin, New York.

Costello, P. 1975. In Search of Lake Monsters. Panther Books, St. Albans.

Dinsdale, T. 1966. The Leviathans. Routledge & Kegan Paul, London.

Freeman, R. 2003. Terrors of the taiga: the monsters of Siberia. Part one. In Downes, J. & Freeman, R. (eds) The Centre for Fortean Zoology Yearbook 2003. CFZ Publications, Exeter, pp. 68-92.

Newton, M. 2005. Encyclopedia of Cryptozoology. McFarland & Company, Jefferson (N. Carolina) and London.

Shuker, K. P. N. 1995. In Search of Prehistoric Survivors. Blandford, London.

– . 1997. A monster in the lake. The X Factor 29, 799-803.

– . 2008. The truth behind the monster. Fortean Times 232, 58-59.

http://scienceblogs.com/tetrapodzoology/2008/01/death_of_lake_khaiyr_monster.php

2 pensamientos en “La triste muerte del monstruo del Lago Khaiyr”

  1. EL BASILOSAURIO ES JENIAL Y QUIERO SABER MAS DEL BASILOSAURIO PORQUE ME INTERESA MUCH Y EL BASILOSAURIO
    TIENE DIENTES AFILADOS Y SU ENEMIGO PRINCIPAL POSIBLEMENTE LOS TIBURONES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.