Es hora de que los locos de los ovnis se vayan a casa

Es hora de que los locos de los ovnis se vayan a casa

12 de junio de 2008

OK, voy a marcar a un determinado segmento de la población con la carta de esta semana, pero es uno de mis defectos que parece que nunca va a desaparecer.

El tema de los objetos voladores no identificados (ovnis), y los extraterrestres de lugares lejanos en el espacio, atrae a muchos seguidores credulos.

Y aunque yo ciertamente no tengo pruebas, creo que es una cosa muy segura de establecer: Ningún extraterrestre procedente de otros sistemas solares ha visitado la Tierra. Todos los ovnis son sólo eso: no identificados. Ahora bien, ¿existen? Seguro. Podría haber vida en otros planetas fuera de nuestro sistema solar, pero hasta ahora nadie lo ha demostrado. Estamos gastando «“ no, desperdiciando – millones de dólares sólo para ver si hay agua en Marte.

¡Por favor!

En la parte superior de la lista de deseos ovni hay un montón de boberías sobre algo que pasó en Roswell, Nuevo Mexico a fines de 1940. Ahora, yo no confío en el Gobierno de los EU más que la mayoría de la gente, y soy muy escéptico respecto a la mayoría de la información que es alimentada con cuchara a la prensa y al público por los federales.

Pero la prueba está aquí en una palabra: el capitalismo.

Sí, nuestro sistema de economía que permite a la gente ganar dinero es una prueba de que nunca hemos sido visitados por los extraterrestres.

Porque si alguien tiene alguna prueba, que no sean borrosas fotografías de frisbees, de exóticas naves espaciales que realmente han estado en la Tierra, ya habría sido aprovechada por alguien para hacer millones de dólares.

El dinero habla, mis amigos, y los caballos de hockey caminan.

Y aquí hay más sentido común, una prueba tangible. Si las formas de vida de otros planetas fueran a visitar nuestro planeta, ¿no les parece que vendrían durante el día y aterrizarían en Central Park, o en el jardín de la Casa Blanca, o el Kremlin o el Taj Mahal?

No. Todos estos supuestos aterrizajes de extraterrestres y los secuestros ocurren en lugares extraños, como los pantanos de Louisiana, teniendo como únicos testigos dos tipos con 12 dientes entre los dos. Estoy seguro de que habrá media jarra vacía de moonshine en algún lugar de la imagen.

¡Porfavor! ¿Has visto «The Day the Earth Stood Still»? Esa cinta de 1951 es una de mis favoritas. El señor Carpenter (alias Klaatu), el piloto de la nave espacial de una galaxia muy lejana, no se escondía en nuestro mundo durante la noche. Nope, aterrizó en el National Mall en Washington, DC, a mediodía, salió y se presentó como un hombre de paz. Por supuesto, un soldado le disparó, pero eso es otra historia.

Esta última diatriba de su editor fue motivada por una visita al show de David Letterman la otra noche, de un tarado que afirmaba tener pruebas de que un extraterrestre llegó a la Tierra y su amigo tomó una fotografía de él.

Para decir verdad, yo estaba un poco enojado de que Dave haya llevado a este tipo a su show, pero si él a invitado a Paris Hilton al set de Late Night, supongo este tipo no podía ser rechazado.

De todos modos, la «prueba» de este tipo es una foto que mostraba una imagen borrosa fisgoneando en una ventana. Se veía como una huella dactilar. No era prueba para cualquiera con una pobre imaginación.

Lo que nos lleva a mi premisa. La tecnología en estos días es tan buena, que si alguien va a tomar una foto de un extraterrestre o una nave espacial de Urano, (broma de marca propia), se tiene que ver mejor que una tomada con una Brownie de 1954 con algo más que una servilleta frente a la lente.

Claro, me gusta ver la nueva transmisión de los «X Files» tanto como la próxima basura televisiva, pero todo es ficción.

Creo que es triste que haya personas que pasan toda su vida tratando de convencer al mundo que un montón de luces vistas en San Juan, Puerto Rico eran naves de una galaxia lejana.

Lo siento. Necesitamos pruebas. Pruebas reales. Fotografías claras. Video con gran iluminación y sonido. Alguien de otro planeta que camine y le de la mano al presidente Bush. O haga una aparición en «Rachel Ray». Cualquier cosa.

Pero sobre todo, necesitamos que las personas tengan el control sobre la realidad.

Deje de perder tiempo y dinero tratando de probar algo que nunca ha ocurrido.

Para terminar. Siempre recuerden: «Gort: Klaatu barada nieto».

http://www.fwdailynews.com/articles/2008/06/12/features/columnists/bob_buttgen/doc4851181e55d68921557052.txt

Un pensamiento en “Es hora de que los locos de los ovnis se vayan a casa”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.