La ciencia de los fantasmas

Fantasma de una Ciencia

05/16/12

Joe Nickell. The Science of Ghosts: Searching for Spirits of the Dead. Prometheus Books, 2012.

TheScienceOfGhostsNickell inicia, en su introducción, tratando de definir qué se entiende por un fantasma. En este libro se ocupa principalmente de los informes o historias de fantasmas que generalmente se cree que son manifestaciones de espíritus de los muertos. Afirma que ha pasado más de cuatro décadas investigando la creencia en fantasmas, en busca de “evidencia sólida” en cuanto a si los fantasmas son reales o simplemente invenciones de la imaginación humana.

Sin embargo, lo que no es claro para mí es qué cualidades tienen los fantasmas reales, a diferencia de todas las percepciones erróneas, falsas ilusiones, el folclore, las mentiras y fantasías. ¿Cómo se podría obtener “evidencia sólida” de los fantasmas? La impresión de que los cazadores de fantasmas no parecen saber lo que está buscando en la búsqueda de fantasmas “reales” se pone de relieve en el debate sobre el hecho de que la mayoría de las personas que dicen que los han visto los describen como usando ropa de algún tipo, en lugar de aparecer desnudos. Nickell y otros escépticos parecen encontrar un problema en esto. Pero incluso si los fantasmas son reales, no están físicamente presentes, es decir, no pueden ser capturados y estudiados por los expertos como un animal raro. Por lo tanto, deben manifestarse por la influencia directa en la mente de los perceptores. Como Nickell, obviamente, no considera por un momento que los fantasmas puedan ser reales, esto tampoco es un problema. El punto es que este tipo de especulación no es científica.

Cuando su enfoque parece ser científico, una vez más decepciona técnicamente a los buenos lectores. Dedica un breve capítulo a los estudios de Michael Persinger sobre las supuestas influencias de estimulación electromagnética y no está convencido, como muchos otros que han examinado el trabajo de Persinger. Sin embargo, no considera más probables las causas físicas de las experiencias con fantasmas asociadas a determinados lugares, tales como los efectos de las variaciones bruscas de la temperatura en diferentes partes de un edificio, o los efectos de sonido de baja frecuencia causados por el viento que sopla a través de una ventana abierta, de las cuales el sujeto no es consciente, a pesar de que son registradas por el cerebro y producen una sensación de malestar.

Los relatos de viajes a lugares encantados por fantasmas se vuelven algo repetitivo, especialmente cuando, evidentemente, Nickell ha decidido hace tiempo que no hay nada en ellos que le interese a nadie en serio, excepto a los psicólogos o los folcloristas, por lo que uno se pregunta por qué se molesta. También dedica parte del libro a los fenómenos de salas de sesión de espiritismo, en los cuales describe cómo los médiums engañan a sus clientes, o son sinceros y también se engañan a sí mismos. También hay un capítulo sobre duendes, y la inevitable colección de fotografías falsas.

El libro podría haber sido más interesante si no fuera tan amplio, pero se limitó a estudios en profundidad de algunos de los casos más complejos e interesantes. Breves resúmenes de las historias de fantasmas, ya fuesen eventos folclóricos o supuestamente reales, tienden a ser muy similares. Además, un libro con la ciencia en el título da derecho al lector a esperar más detalles técnicos.

John Harney

http://pelicanist.blogspot.mx/2012/05/ghost-of-science.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.