Mais Medicos para O Brasil

ESCRUTINIO

Mais Medicos para O Brasil[1]

Juan José Morales

Al igual que en otros países latinoamericanos, en Brasil un alto porcentaje de la población carece de servicios médicos, aunque en teoría el 80% de los habitantes del país están amparados por el gubernamental Servicio Único de Salud (SUS). Lo que ocurre es que no hay médicos suficientes para cubrir las necesidades de personal del SUS. Por ello, el gobierno puso en práctica un programa denominado Mais Medicos para O Brasil, que en español significa Más Médicos para el Brasil, y que consiste en la contratación de miles de galenos extranjeros para laborar en las zonas rurales.

clip_image001Dilma Roussef, presidenta de Brasil, en el lanzamiento del programa Mais Medicos para O Brasil. Además de contratar miles de médicos para las zonas rurales, y como parte de un ambicioso programa de salud, su gobierno invirtió este año el equivalente de más de 43 mil 500 millones de pesos en construcción, mejoramiento y equipamiento de clínicas y hospitales.

En realidad, inicialmente no se tenía el propósito de contratar médicos de otros países, pero fue necesario hacerlo porque no hubo suficientes médicos brasileños para ocupar las plazas disponibles, e incluso se dieron casos de algunos que rechazaron las ofertas de empleo porque implicaban trabajar en pequeños poblados en clínicas de primer nivel y preferían ejercer su práctica en consultorios propios o en grandes hospitales de las ciudades, donde sus perspectivas de buenos ingresos económicos son mayores.

Fue así como comenzaron a contratarse médicos extranjeros. No sólo cubanos, como se ha dicho en algunas noticias y comentarios, sino también venezolanos, uruguayos, argentinos, españoles y de otras nacionalidades. Y casi de inmediato comenzaron las protestas de algunos grupos de sus colegas brasileños, que se oponen a tal medida, especialmente por el hecho de que a esos facultativos extranjeros no se les obliga a revalidar su título. Incluso, hubo amenazas de proceder legalmente contra ellos por ejercicio ilegal de su profesión.

Ciertamente, para agilizar la contratación se decidió no exigirles la revalidación. Pero a la vez se les imponen estrictas limitaciones en su actividad. Solamente podrán trabajar en los sitios a los cuales los destinen las autoridades brasileñas, sin que se les permita cambiar de residencia durante el término de sus contratos, que son por tres años, prorrogables por otros tres, y al cabo de ese tiempo deberán retornar a su país de origen. Si cumplido el plazo de seis años desean revalidar su título para poder ejercer en cualquier lugar del país, deberán someterse a los procedimientos que usualmente se exigen a cualquier médico que haya estudiado en el extranjero. No hay, pues un desplazamiento de médicos brasileños por extranjeros. Ni se busca tampoco contratar exclusivamente a extranjeros. De hecho, la convocatoria estipula que se dará preferencia a médicos brasileños. Simplemente se está cubriendo un déficit y se están llenando vacantes que los nacionales no quieren ocupar.

En cuanto a las condiciones de trabajo, son bastante aceptables. El sueldo equivale a más de 60 mil pesos mexicanos mensuales, más diversas compensaciones, reciben tres meses de salario como ayuda para gastos de instalación, se les paga el viaje de ida y vuelta, tienen un mes de vacaciones por año, cuentan con seguro de salud, se les bonifican cuotas para su jubilación, y el tiempo que trabajen en Brasil se les tomará en cuenta para tal fin cuando regresen a su patria, conforme a acuerdos con las autoridades de la misma.

Otra objeción que se ha puesto a la contratación de médicos extranjeros es que con ella se quiere ocultar las deficiencias del sistema brasileño de salud pública. Hay quienes afirman que los médicos nacionales rehúsan ir a trabajar a las zonas rurales, porque ahí no existen instalaciones adecuadas. Sin embargo, el hecho es que en muchos lugares se observan clínicas bien construidas y equipadas pero vacías porque no hay personal para manejarlas.

En fin, Mais Medicos para O Brasil busca cumplir el viejo sueño de millones de brasileños que es tener un médico en su pueblo.

Comentarios: kixpachoch@yahoo.com.mx


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Martes 29 de octubre de 2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.