Avistamientos del reingreso y recuperación de desechos del 1979-072B

Avistamientos del reingreso y recuperación de desechos del 1979072B

10 de agosto 1979UTC

Ted Molczan

30 de julio 2014

1. Introducción

Se ha encontrado que la re-entrada de la segunda etapa de un cohete Delta se correlaciona con una bola de fuego se vio en Bolivia, en las primeras horas del 10 de agosto de 1979 UTC, y el posterior descubrimiento de dos grandes esferas metálicas en los alrededores. Se informó de aquellos eventos en los principales diarios bolivianos, que se centraban en una hipótesis basura espacial propuesta por las autoridades bolivianas. El Agregado de Defensa de la Embajada de EE.UU. en La Paz envió un télex a Moon Dust para informar a la DIA (Defense Intelligence Agency) de EE.UU. a la semana de los eventos. Moon Dust era el nombre no confidencial de un programa USAF de la guerra fría para obtener hardware espacial soviético que sobrevivió al reingreso.

El conocimiento público del caso parece haber permanecido local hasta la última mitad de la década de 1980, cuando los télex USDAO salieron a la luz a raíz de solicitudes de FOIA presentadas por investigadores de ovnis, algunos de los cuales sospechaban que el alcance del Moon Dust podía haber incluido naves espaciales extraterrestres estrelladas. La mayoría de los informes de esos círculos tienden a enfatizar lo que pueden parecer ser aspectos misteriosos de las esferas de Bolivia. Fuerte evidencia circunstancial apunta a la re-entrada del 1979-072B como el origen de los fenómenos aéreos observados y los objetos esféricos caídos, lo que apoya la hipótesis inicial de Bolivia de desechos espaciales.

Westar 3 despegó de Cabo Cañaveral el 10 de agosto de 1979 a las 00:20 UTC, a bordo del Delta 149, la segunda etapa del cual quedó en una órbita de rápido decaimiento. Se le asignó la designación internacional 1979-072B, y el número de catálogo 11490 USSTRATCOM (Comando Estratégico de EE.UU.). El Catálogo de satélites de USSTRATCOM y la Table of Earth Satellites de RAE (Royal Aerospace Establishment) coinciden en que el 1979-072B decayó en el mismo día de su lanzamiento.

1979-072B es un modelo DSV-3P-4 segunda etapa del Delta. Tanía alrededor de 6.2 m de largo y 1.5 m de diámetro, y su masa en vacío era de unos 950 kg. Contenía dos esferas de helio presurizado, hechas de titanio, similares en tamaño al par que cayó en Bolivia. Se sabe que las esferas de algunos modelos de segundas etapas Delta más tempranas y más tardías han sobrevivido a la reentrada y ha sido recuperadas. La órbita del 1979-072B pasó muy cerca de la sede de los dos descubrimientos de esferas en la madrugada del 10 de agosto de 1979 UTC. Si re-entraron en ese momento, como parece razonablemente probable en base al análisis orbital, entonces podrían ser responsables de los avistamientos de bolas de fuego y las dos esferas.

Aún no se han encontrado elementos orbitales completos de 1979-072B de fuentes oficiales. Ellos nunca han sido publicados o se pueden haber perdido. Elementos parciales de fuentes autorizadas permitieron la reconstrucción de su órbita probable. Se han determinado las propiedades balísticas de otras 25 segundas etapas Delta del mismo modelo que estaban cerca de decaer a través de análisis de propagación de la órbita. El mismo método de análisis confirma que un objeto con estas propiedades podría haber decaído desde la órbita estimada del 1979-072B en el tiempo para volver a entrar a través de Bolivia en el momento y el lugar correspondiente. El resultado es altamente sensible a la altura del perigeo, la cual no se conoce con precisión, por lo que se considera en el límite; Sin embargo, cuando se examina en el contexto de las demás pruebas, puede razonablemente concluirse que el reingreso del 1979-072B causó los fenómenos aéreos y fue la fuente de las esferas.

La evidencia no está en perfecto acuerdo. Se informó que la masa de una sola esfera, que era mucho más ligera de lo esperado dado su tamaño y la masa de otras esferas de helio conocidas Delta. El avistamiento fue reportado un par de horas antes de la hora de paso del 1979-072B. Salvo que emerja una prueba corroborante fuerte, no se debe dar demasiado peso a estas discrepancias de una sola fuente.

La sección 2 presenta la historia disponible de los acontecimientos bolivianos, que forma parte de las pruebas del caso. La sección 3 examina la evidencia en relación con la hipótesis de re-entrada del 1979-072B. La sección 4 presenta los elementos orbitales derivados de los elementos orbitales parciales.La sección 5 informa el análisis de la degradación orbital. La sección 6 declara la conclusión y discute los resultados. La sección 7 sugiere nuevas líneas de investigación que podrían mejorar la comprensión de los hechos. La sección 8 reconoce a los que asistieron en este estudio.

2. Informes sobre eventos

2.1 Informes USDAO

Las principales fuentes de información sobre los avistamientos de bolas de fuego y descubrimientos de esferas son dos informes de Moon Dust por télex del Agregado de Defensa Harold T. Hamilton, Col. USAF. Los documentos originales están disponibles aquí. Para facilitar la lectura y referencia, el cuerpo del mensaje y los encabezados más útiles de los dos télex han sido re-escritos. El fechado el 17 de agosto de 1979 está disponible aquí; el fechado el 21 de agosto está disponible aquí.

2.1.1 Télex del 17 de agosto

El télex del viernes, 17 de agosto informó sobre el descubrimiento de la primera esfera, sobre la base de la información recibida de un informante no identificado en la tarde del jueves 16 de agosto, y en un artículo de primera página a la mañana siguiente, publicado por El Deber, con sede en Santa Cruz de la Sierra, que es la ciudad capital del departamento de Santa Cruz – una de las nueve divisiones administrativas principales de Bolivia. Ambas esferas cayeron en el departamento de Santa Cruz.

El Deber informó que la esfera «cayó hace aproximadamente hace seis días». Asumiendo que esto era en relación a la fecha de publicación, habría sido de aproximadamente el sábado, 11 de agosto. Fue encontrada en una granja a 15 km de la ciudad de Cotoca. Las coordenadas de Cotoca en el télex son inexactas; se encuentra a 17.751 S, 62.993 W, a unos 20 km al Este del centro de Santa Cruz de la Sierra.

El informante reportó las dimensiones de la esfera como «cerca de 70 centímetros de diámetro y dos metros de circunferencia» (Nota: 2 m de circunferencia = ~ 64 cm de diámetro), con una «piel de metal que cubre aproximadamente una mitad de pulgada de espesor». También se informó que tenía alrededor de tres veces el tamaño de una pelota de baloncesto, lo que implica unos 72 cm de diámetro y 2.2 m de circunferencia.

El Deber informó que el director de la Academia de la Fuerza Aérea, Coronel Ariel Coca, describió la esfera como, «hecha de una aleación ligera especial, pero muy resistente, posiblemente, un tanque de combustible o una parte de un satélite». El Coronel Hamilton describió «una imagen adjunta en el periódico (que) muestra al Coronel Coca, Comandante de la Academia de la Fuerza Aérea Boliviana, examinando un objeto redondo que llega por encima de sus rodillas y parece ser perfectamente redondo a excepción de una (parte faltante del exterior del agujero), que es de cerca de nueve pulgadas de diámetro».

El Deber reportó una correlación aparente con fenómenos luminosos observados por «la gente que vive en la zona donde cayó esta bola de fuego (como la llamaban)», que «tardó en decirle a las autoridades sobre el evento, porque tenían miedo de que nadie quisiera escuchar».

El Coronel Hamilton planeaba enviar una valija diplomática el lunes, 20 de agosto, que contenía «un rollo de película de 35 mm para impresiones a color y un rollo de Kodachrome 40 de película de cine» recibido del informante, y «una copia de la noticia en el periódico acompañando la fotografía».

2.1.2 Télex del 21 de agosto

El télex de 21 de agosto informó sobre el descubrimiento de la segunda esfera, basado en un artículo de primera página publicado el domingo, 19 de agosto, por El Diario, «uno de los principales diarios de La Paz». La embajada tradujo el título como «Nueva esfera cayó del espacio en Santa Cruz». La referencia era el departamento de Santa Cruz.

La existencia de la segunda esfera salió a la luz después de que un amigo del que la encontró supo de la que se encontró cerca de Cotoca, presumiblemente de los informes de noticias. El descubridor la había llevado a casa, pero poco después se dio a conocer su existencia, los reporteros de noticias de radio la llevaron a su estación en Santa Cruz de la Sierra, en la que se mostró al público por una tarde. El Diario basó su informe en la información proporcionada por los periodistas de la emisora.

El Diario informó que la «segunda bola de fuego cayó del cielo temprano en la mañana del mismo día en que la primera de ellas fue encontrada cerca de Cotoca». El descubridor, Gonzalo Menacho Viveras, informó que «alrededor de las 12:30 de la mañana del viernes de la semana pasada, oyó un silbido fuerte y vio una bola de fuego seguida de una explosión», y que se encontró con la esfera después del amanecer del mismo día. Considerando que el artículo de El Deber coloca la fecha de la caída de la primera esfera, aproximadamente el sábado, 11 de agosto, «viernes de la semana pasada» debe referirse al viernes 10 de agosto. Suponiendo que el Sr. Viveras recordó el día de la semana correctamente, esto parece establecer la fecha en que ambas esferas cayeron, viernes 10 de agosto.

El Diario informó que el señor Viveras encontró la segunda esfera en la finca de su patrón, el Sr. Juan Saavedra, «en el área de Buen Retiro, cerca del río Yapacaní». El artículo describía incorrectamente la ubicación, como 200 kilómetros al Norte de Santa Cruz de la Sierra. Buen Retiro se encuentra a unos 80 kilómetros al Noroeste. Se verá más adelante en este informe que la ubicación relativa de las esferas se aproxima al rango de inclinación de un objeto en órbita que podría haber sido su padre; Por lo tanto, nos referimos a la que se encontró cerca de Cotoca como la esfera sur y la que se encontró cerca de Buen Retiro como la esfera norte.

El Diario informó que la esfera, «pesa unos seis kilogramos con un diámetro de aproximadamente 80 centímetros. El metal exterior es similar al cobre, es un poco oscuro con puntos de luz, y aparentemente ha sido expuesto a temperaturas muy altas». También, que «se hizo con dos piezas juntas sin remaches. En la parte superior de la esfera se puede ver un agujero de forma irregular y junto a él otro pequeño agujero redondo».

El Diario señaló que las dos esferas eran «exactamente iguales», con las siguientes similitudes:

El material de las esferas es un poco frágil, pero no están dañados (por el impacto) y en ambos casos sólo muestran un agujero (en la piel exterior) con los bordes fundidos y una explosión (al parecer) destruyó el contenido del interior.

En ambas, el material se fundió. En el otro extremo de la esfera hay una zona de ronda que se ve como un corcho en una botella sostenido en su lugar por tres tornillos semi-fundidos.

El Agregado de Defensa Coronel Hamilton señaló que, «una imagen que acompaña el artículo de arriba muestra esta segunda esfera no identificada que es prácticamente idéntica en apariencia a la primera», y que él había añadido ambas al contenido de la valija diplomática enviada a los EE.UU. el 20 de agosto, descrita en su télex del 17 de agosto.

El Diario comentó sobre lo que parecían ser aspectos misteriosos de las esferas:

El misterio de la búsqueda de estas dos esferas, exactamente iguales, es que, según los testigos eran bolas de fuego. Es decir que estas esferas se hicieron bolas reales de fuego cuando entraron en la atmósfera debido a la fricción y después de la caída de alta velocidad con la que llegaron al suelo. Sin embargo, en la zona donde han sido encontradas, no había señales del impacto y se ve como si las esferas aterrizaron sin problemas.

La realidad no intuitiva es que los objetos pueden y sobrevivir al calor de la reentrada y el impacto de alta velocidad con la Tierra. Los principales ejemplos son las numerosas esferas presurizadas de titanio – componentes esenciales de cohetes y sistemas de propulsión de satélite – que se han encontrado en gran parte intactas, que coinciden con la descripción general de las esferas de Bolivia. Incluso hoy en día, no es de conocimiento común, pero es fácilmente detectable en la web, por ejemplo en Paul Maley’s Space Debris Page, un recurso que no existía en 1979.

2.2 Informes de Luis Ruiz Noguez

El ingeniero mexicano y escéptico, Luis Ruiz Noguez, ha presentado varios informes sobre esferas presurizadas caídas, incluyendo las que cayeron en Bolivia en agosto de 1979. La siguiente presentación es de 2003. Una foto de las esferas de Bolivia aparece en 9m8s, que incluye una fotografía de lo que es casi seguro que es la esfera Sur, que fue la primera que se informó, que se encontró cerca de Cotoca. La leyenda dice que la foto apareció en Presencia, un periódico boliviano. De pie detrás de la esfera están su descubridor, Benigno Roca, con su esposa y su nieta.

El tamaño de la esfera en la foto, reproducido a continuación, se puede estimar mediante la ampliación con respecto a la longitud del brazo extendido de la señora Roca. La altura media de la mujer adulta boliviana es de 142 cm. La desviación estándar es de 6.9 cm. La longitud del brazo humano normal es de 0.44. Por lo tanto, la longitud del brazo de la señora Roca es 62 cm + / – 9 cm (3 sigma). El diámetro de la esfera parece ser aproximadamente el misma que la longitud de su brazo (líneas rojas en la foto de abajo); por lo tanto, probablemente cerca de 62 cm, similar al tamaño indicado en el télex USDAO del 17 de agosto.

South_sphere_dimensionsFig. 1. Dimensiones comparables de la esfera sur.

El télex observó también la presencia de «un agujero (porción de piel exterior que falta) que es alrededor de nueve pulgadas de diámetro», que puede ser el área de color negro, en forma de coma en el lado derecho de la esfera, que parece ser un área quemada. Su dimensión más grande (línea amarilla en la foto de arriba) es de aproximadamente el 35 por ciento del diámetro de la esfera. Suponiendo diámetro de esfera de 62 cm, el agujero es de aproximadamente 22 cm (8.5 pulgadas) de diámetro, en acuerdo razonable con el informe enviado por télex.

El Sr. Noguez también ha informado que las esferas fueron enviadas a la embajada de EE.UU. en La Paz, que atribuyó a la United Press, dateline La Paz, 23 de agosto de 1979.

3. El principal sospechoso es 1979-072B

Los informes originales sobre los avistamientos de bolas de fuego de Bolivia y posteriores descubrimientos de esferas contienen la siguiente evidencia que puede ser relevante para decidir si son el resultado de una re-entrada y su correlación con un objeto específico:

«¢ bolas de fuego avistadas desde dos lugares donde se encontraron más tarde esferas metálicas

«¢ ocurrido a principios del 10 de agosto de 1979

«¢ alrededor de las 12:30 hora local (04:30 GMT), según un testigo

«¢ las esferas eran idénticas, aproximadamente 0.6 m «“ 0.8 m de diámetro, dependiendo de la fuente.

«¢ masa de una esfera reportada como 6 kg

«¢ signos de exposición al calor extremo (partes fundidas, áreas quemadas, decoloración)

Los informes de avistamientos de bolas de fuego son consistentes con una re-entrada, pero imposible de evaluar debido a la falta de detalles, tales como descripciones de su aspecto, camino a través del cielo y/o dirección de viaje relativa al suelo.

Las dos esferas eran, con mucho, la evidencia más fuerte, sobre todo porque su existencia fue documentada en los informes de prensa, y que fueron vistos, ya sea personalmente o en fotos de la Fuerza Aérea Boliviana y funcionarios de la embajada de Estados Unidos.

El Catálogo de Satélites USSTRATCOM enlista sólo una re-entrada el 10 de agosto de 1979: 1979-072B/11490, la segunda etapa del Delta 149, que puso en marcha el Westar 3 el mismo día. Este fue un modelo Delta 2914, que empleaba la segunda etapa DSV-3P-4. Contenía dos esferas presurizadas de helio, hechas de titanio, similar en tamaño al par que cayó en Bolivia, pero probablemente mucho más masivas que 6 kg. Se sabe que las esferas de algunas segunda etapas Delta anteriores y posteriores han sobrevivido a la reentrada y ha sido recuperado. Las posiciones relativas de las esferas bolivianas son consistentes con la pista de tierra de una órbita de baja inclinación, como la del 1979-072B. La órbita del 1979-072B pasó muy cerca de los dos lugares de las esferas en la madrugada del 10 de agosto de 1979 UTC, pero un par de horas más tarde que lo que se informó en el tiempo del avistamiento de la bola de fuego. Estos hechos se examinan con mayor detalle en las siguientes subsecciones.

3.1 Número y tamaño de las esferas concuerdan con una segunda etapa de Delta

La Aerospace Corporation mantiene una lista de desechos espaciales recuperados, que incluye las siguientes esferas de helio presurizado de dos modelos de la segunda etapa del Delta:

Delta Dia Masa

Lanzamiento Etapa 2 Modelo m kg Encontrado Num. Ubicación

043 DSV-3E-3 0.58 15.8 Jan 1967 1 Peru

050 DSV-3E-3 0.6 Jul 1967 1 Saudi Arabia

051 DSV-3E-3 0.6 29 Apr 1968 1 Australia

235 SSPS AJ10-118K 0.60 30.6 Jan 1997 1 Texas

234 SSPS AJ10-118K 0.58 32 Apr 2000 1 South África

299 SSPS AJ10-118K ~0.5 ~30 Jul 2004 1 Brasil

344 SSPS AJ10-118K 0.6 30 Feb 2010 2 Mongolia

El diámetro típico era de aproximadamente 0.6 m. 1979-072B era un modelo diferente – el DSV-3P-4 – pero sus esferas de helio eran aproximadamente del mismo tamaño. Según el documento de la NASA/GSFC 1989, Current Operational Practice for the Delta Second Stage, la etapa Delta 3910 (que era el modelo de DSV-3P-4), almacena su helio en «dos esferas de titanio de 24-in. a 4350 psi (design burst, 5500 psi)». Eso es casi exactamente 0.61 m de diámetro. Si ese fuera el diámetro interior, y suponiendo una masa de 30 kg, entonces, con la densidad de la aleación de Ti-6Al-4V comúnmente utilizado en esta aplicación (4.43 g/cm3), el diámetro exterior habría sido poco más de 0.62 m. El diámetro también puede escalarse a partir de dibujos, como el siguiente extraído de la figura. 2-15 de un informe técnico no relacionado disponible en la NASA:

SSPUFig. 2. Delta segunda etapa Modelo DSV-3P-4

El diámetro de la esfera de helio (línea verde) fue de alrededor del 42 por ciento del diámetro del cuerpo principal (línea roja). De acuerdo con la Tabla RAE de satélites de tierra, el cuerpo principal tenía aproximadamente 1.52 m de diámetro; Por lo tanto, la esfera era aproximadamente 0.64 m, más o menos los mismos que los de la tabla, y en una estrecha coincidencia con el tamaño indicado de las que cayeron en Bolivia.

Los diámetros de esfera reportados en los télex USDAO oscilaron entre 60 cm y 80 cm, ninguno de los cuales iba acompañado de estimaciones de su precisión. Una estimación del tamaño de la esfera Sur era «unos 70 centímetros de diámetro y dos metros de circunferencia». La forma más confiable para determinar el diámetro de una esfera es calcularlo a partir de su circunferencia medida; dos metros implica un diámetro de unos 64 cm. Pero no se sabe si la circunferencia se midió o simplemente se estimó a partir del diámetro. En la sección 2.2, el diámetro de la esfera Sur se estimó en 62 cm + / – 9 cm, mediante la ampliación de una foto, que probablemente es la mejor evidencia disponible en la actualidad.

Sólo había un informe del tamaño de la esfera del Norte, que era de unos 80 cm. Sin pruebas fuertes que lo corroboren, a este valor de una sola fuente no se debe dar tanto peso. Se informó que las esferas eran idénticas, y la mejor evidencia para la esfera Sur da un diámetro de 62 cm + / – 9 cm, muy similar al tamaño conocido del par de esferas de helio llevadas por 1979-072B.

La única masa de la esfera reportada – cerca de 6 kg para la esfera del Norte – es casi seguro que es errónea. No se conoce la masa exacta de los sectores presurizados de helio del Delta del DSV-3P-4, pero probablemente estaban cerca de los 30 kg que era típico de los que se enumeran en la tabla anterior. En NASA SP-8088: Space Vehicle Design Criteria (Chemical Propulsion), la Tabla II enumera los sistemas de propulsión de esferas de helio del Atlas y Centaur, hechas de 6Al-4V, casi idénticas en tamaño y presión de diseño a las del DSV-3P-4, con masas de 65 lbm (29 kg) y 79 lbm (36 kg), respectivamente. Sin informes adicionales que corroboren, la masa de 6 kg reportada no merece mucho peso.

3.2 La ubicación de la esfera implica Órbita de Inclinación baja

La Figura 3 (abajo) muestra la ubicación aproximada donde se observó el reingreso de la bola de fuego y se descubrieron las esferas.

Sphere_locationsFig. 3. Avistamiento de bola de fuego aproximado y ubicaciones de los descubrimientos de las esferas

La esfera del Sur fue la primera en ser informada. Se dice que se encontró en una granja a 15 km de Cotoca. La ubicación se representa en la Figura 3 por el semi-círculo verde. Se ha omitido la parte del círculo que está a menos de 15 km del centro de Santa Cruz de la Sierra, ya que si se hubiera encontrado la esfera allí, su ubicación seguramente habría sido declarada relativa a Santa Cruz de la Sierra en lugar de Cotoca.

La esfera del Norte fue la segunda que se informó. Se encontró en la granja de Juan Saavedra, «en el área de Buen Retiro, cerca del río Yapacaní». La ubicación aproximada se representa en la Figura 3 por el rectángulo verde. El Río Yapacani forma el límite occidental de una región que se extiende un poco al Este de Buen Retiro y al Norte y al Sur. Conocer la ubicación de la granja de Juan Saavedra podría ayudar a reducir en gran medida el tamaño de esta zona. Las búsquedas en internet no tuvieron éxito, pero pueden existir registros fuera de línea en Bolivia.

Los restos de reingreso que sobreviven para llegar a la superficie de la Tierra se dividen en una zona comúnmente llamada la huella de escombros, que es muy paralela a la pista de tierra del objeto principal. Típicamente, las huellas tienen cientos de kilómetros de largo, pero sólo unos 30 km de ancho. Los restos más densos caen bien dentro de unos 10 km a cada lado de la pista de tierra. Hasta qué punto, y de qué lado, depende de la velocidad y dirección del viento y el coeficiente balístico de los escombros. La estrechez de las huellas en comparación con su longitud, es una propiedad útil, que permite que la trayectoria de los objetos principales se deduzca de la ubicación de los restos en el suelo.

Las ubicaciones de las esferas bolivianas no son tan bien conocidas, de aquí las más amplias zonas de la Figura 3, pero están lo suficientemente separadas – cerca de 100 kilómetros – para reducir de manera significativa la trayectoria probable del objeto principal. No pudo haber pasado entre las dos zonas, tanto si viajan de norte a sur o de sur a norte, porque la huella requerida para abarcar ambas esferas habría sido increíblemente amplia. El padre debe haber viajado en una trayectoria NO a SE que pasa a través de o en paralelo a las dos zonas en la Figura 3. (En teoría, podría haber viajado en la dirección inversa, SE a NO, pero pocos satélites se han lanzado en órbitas tan extremadamente retrógradas)

La inclinación se puede estimar más o menos desde el acimut que apunta desde el centro de la región de la esfera Norte (17.31 S, 63.75 O) hacia la de la esfera del Sur (17.76 S, 63.00 O), que es de unos 122 grados. Lo que produce una inclinación de aproximadamente 36 ° [COS-1 (sen (122) * cos (-17,31)], pero con una gran incertidumbre, por ejemplo, + / – 15°, dado el gran tamaño de las regiones.

La segunda etapa del Delta 149 volvió a entrar desde una órbita de inclinación 31.47°, que cae dentro del rango que podrían dar cuenta de ambas esferas. Dado que se sabe que levaba dos esferas del tamaño aproximado de las que se encontraron en Bolivia, esto fortalece el caso circunstancial de que era la fuente de las esferas. Sin embargo, es necesario determinar si podría haber re-entrado en una trayectoria que pasa cerca de las dos esferas más o menos al tiempo reportado.

El descubridor de la segunda esfera, el Sr. Gonzalo Menacho Viveras, informó haber visto una bola de fuego que podría haber sido causada por el reingreso. Esto fue el 10 de agosto a las 12:30 hora local, 04:30 UTC. Eso fue 4 horas y 10 minutos después del lanzamiento. Normalmente, sería fácil de comprobar si el 1979-072B pasó sobre la zona en ese momento mediante la generación de una efemérides de sus elementos orbitales; Sin embargo, no hay registro oficial de sus elementos orbitales completos. Afortunadamente, ha habido otros lanzamientos Delta en órbitas similares, que pueden servir como indicadores del 1979-072B. Revelan que la órbita pasó muy cerca de los lugares de escombros alrededor de 6 horas y 25 minutos después del lanzamiento, que en el caso del 1979-072B habría sido 2:45 AM hora local, 06:45 UTC.

La discrepancia de dos horas entre el momento avistamiento reportado y el paso del 1979-072B sería de gran preocupación si hubiera un número razonable de informes agrupados muy cerca en el tiempo, pero hay un solo informe. Grandes valores atípicos no son inusuales, y pueden ocurrir por muchas razones. El Sr. Viveras reportó su avistamiento una semana después del hecho, tiempo suficiente para olvidar el tiempo exacto; Por lo tanto, esta discrepancia de una sola fuente no merece mucho peso. La evidencia de que el 1979-072B pasó cerca de la zona al mismo tiempo general del día del avistamiento, es decir, en las primeras horas después de la medianoche hora local, es suficiente para proceder a un análisis orbital detallado.

4. Elementos Orbitales Estimados del 1979-072B

El análisis orbital del 1979-072B / 11490 se complicó por la falta de juegos completos de los elementos orbitales de fuentes oficiales. Afortunadamente, conjuntos de elementos parciales han sido publicados por USSTRATCOM, NASA-NSSDC, y The RAE Table of Earth Satellites, 1957-1980, que podrían ser utilizados para reconstruir los elementos orbitales y estimar la trayectoria de decadencia. Los datos de estas fuentes se resumen a continuación:

image

Tabla 1: Elementos parciales del 1979-072B

4.1 Aparcamiento Orbital

Los elementos parciales de USSTRATCOM parecen ser de la órbita de estacionamiento. Se desconoce si son los valores reales o estimaciones de pre-lanzamiento. Estos elementos proporcionan la base para estimar la inclinación, el movimiento y la excentricidad de la siguiente TLE, basado en el conocimiento de la relación entre los elementos parciales de USSTRATCOM y el TLE de la que normalmente se derivan.

00:44:30 UTC 201 X 237 km

1 70001U 79222.03090280 .02000000 00000-0 76279-3 0 01

2 70001 28.7000 142.3390 0027100 359.0484 179.9262 16.21865000 07

El argumento del perigeo se deriva de los elementos iniciales de un lanzamiento semejante Delta 2914 (1977-029B / 9932). La RAAN, época y la media de anomalía son como los que se requieren para que la órbita se intersecte con la de la tercera etapa del Westar 3 (1979-079C / 13940) inmediatamente antes de quemar su GTO. Elset # 10 (época 79236.71983477) fue elegido por la intersección, ya que parecía haber sido la base de un período de observación de una duración suficiente como para haber producido los elementos precisos, pero no tan largo como para haber introducido errores debidos a las variaciones no modeladas en la tasa de decadencia. El resultado se considera preciso en el plano (RAAN) y aproximadamente 1°, y a lo largo de la pista (tiempo) de aproximadamente 1 min. El término de decaimiento es arbitrario, pero es típico de las segundas etapas Delta similares en órbitas similares, lo suficientemente preciso para la duración de corta estancia en esta órbita.

4.2 Orbita Final

Los elementos parciales reportados por la NASA-NSSDC y la Tabla de RAE de satélites de tierra son casi idénticos entre sí, y parecen ser el resultado de una quemadura experimental llevada a cabo después de que la segunda etapa se había separado de la tercera etapa y la carga útil, que colocó la segunda etapa en su órbita final. Se desconoce si son los valores reales o estimaciones de pre-lanzamiento.

En muchos lanzamientos Delta de la década de 1970 se realizaron disparos de prueba experimental de la segunda etapa. En los lanzamientos de GTO, tales quemaduras típicamente se realizaron inmediatamente después de la quemadura GTO, dentro de la base de la isla de Ascensión, o 78 a 82 min. después de su lanzamiento, dentro del alcance de Hawái. La época y argumento del perigeo, presentes sólo en la versión de la RAE de 1979-072B, dejan en claro que su quemadura experimental fue de esta última variedad.

El TLE final estimado se cruza con el de la órbita de aparcamiento a la hora estimada de la quemadura, 10 de agosto de 1979 a las 01:40:00 UTC. Se obtiene mediante la propagación de la órbita de estacionamiento TLE para ese momento, y luego de cambiar la inclinación, argumento y perigeo y significa que el movimiento coincide con los elementos parciales. Hubo algunas dudas sobre el tipo de movimiento medio. NSSDC guardó silencio sobre el asunto. RAE afirmó que el período fue nodal; Sin embargo, está claro que fue absidal basado en los semi-ejes principales y alturas de perigeo y apogeo establecidas.

01:40:00 UTC 128 X 249 km

1 70002U 79222.06944445 .00000000 00000-0 00000-0 0 00

2 70002 31.4700 147.1010 0092000 294.0000 105.3750 16.33073365 04

RAAN, excentricidad y la anomalía media son como se requiere para las órbitas que se cruzan. La maniobra no se produjo en un nodo y produjo un cambio de plano (3,75°); Por lo tanto, tanto la inclinación y la RAAN cambiaron. La excentricidad es un poco mayor que la de los elementos parciales; Sin embargo, las alturas de perigeo y apogeo resultantes con respecto al geoide son bastante cercanas a los valores de los elementos parciales. No es raro que el perigeo y apogeo, que se indican en esta base, por lo que el valor de TLE propuesto puede no ser realista.

El delta-V de la quemadura experimental se estima que había sido 513 m/s. Si fue una quemadura de agotamiento, entonces, la masa final de la segunda etapa habría sido de aproximadamente 950 kg. Dado esto el Isp de su motor TRW TR-201 de 302 s y el empuje de 42.9 kN, aproximadamente 180 kg de combustible y el oxidante se habrían consumido durante una quema de alrededor de 12.4 s. Si se mantuvieron100 kg de combustible gastado, los valores correspondientes hubieran sido 199 kg y 13.7 s. Las duraciones de quemaduras experimentales de más de 10 s eran comunes.

El TLE anterior confirma que cerca de 5 horas después de su última maniobra, el 1979-072B habría pasado cerca de las zonas de Bolivia donde se encontraron las esferas. La proximidad es lo suficientemente cerca para proceder con el análisis de la degradación orbital, para determinar si continuó pasando sobre Bolivia, o podría haber hecho su descenso final allí.

5. Análisis de decaimiento orbital del 1979-072B

Si el 1979-072B podría haber re-entrado sobre Bolivia poco más de cinco horas después de que entró en su órbita final, depende de su razón área a masa (A/m), su coeficiente de resistencia (Cd), y la densidad de la atmósfera que encontró, ninguno de los cuales se puede saber con precisión, pero se pueden estimar. Esta cuestión se ha abordado de la siguiente manera. Para proporcionar una base de comparación, el A/m de las segundas etapas típicas del Delta DSV-3P-4 se ha determinado a partir de sus propiedades físicas y por análisis de balística de una muestra de las etapas que han estado en órbita. Por último, el A/m requerido para que el 1979-072B re-entrara en el momento y el lugar en cuestión se estima y se compara con estos datos.

5.1 Razón Área a masa

La razón área a masa (A/m) de la segunda etapa de Delta DSV-3P-4 se ha determinado a partir de sus propiedades físicas y por análisis de balística de una muestra de las etapas que han estado en órbita.

5.1.1 A/m basada en las propiedades físicas

La segunda etapa del Delta DSV-3P-4 tenía aproximadamente 6.2 m de longitud total, incluyendo la campana del motor. Su cuerpo principal era de alrededor de 4.3 m de longitud y 1.5 m de diámetro. La cámara de combustión y la campana del motor eran significativamente más estrechas. Una armadura colgaba de la parte superior cercana, que ampliaba el diámetro a 2.44 m (que se muestran en la Figura. 2 arriba). Cuando estaba con el extremo orientado en la dirección del movimiento, el área de arrastre era de alrededor de 4 m2. Cuando estaba con el lado orientado hacia la dirección del movimiento, el área de arrastre era de alrededor de 8.3 m2. Cuando se orientaba con el eje largo apuntando en la dirección del movimiento y giraba alrededor de su eje transversal, es decir, final de volteo sobre el extremo, el área media de arrastre era aproximadamente 7.0 m2. La media de los dos últimos valores, alrededor de 7.7 m2, es un valor razonable para las estimaciones de arrastre.

La masa de una típica etapa gastada no habría tenido mucho menos de 950 kg. Esta consiste en la etapa de 823 kg en seco, los 97 kg de la plataforma giratoria presente en la mayoría de los lanzamientos, y una asignación para propulsores atrapados y presurizados sin usar.

Sobre la base de los extremos anteriores de las zonas de arrastre y la masa mínima, el A/m podría haber oscilado entre 0.0042 y 0.0087 m2/kg m2/kg. La media del área de arrastre (7.7 m2) da una media de A/m de 0.0081 m2/kg. Para las etapas que retuvieron propelente no utilizado, estos valores serían demasiado altos.

Las quemaduras de agotamiento aún no eran una práctica habitual; Sin embargo, quemas experimentales se llevaron a cabo en muchas misiones para obtener los datos de ingeniería. Estas varían en duración de 1s a más de 15 s; algunos fueron a su agotamiento. Muchas etapas retenían bastante propelente no gastado – en algunos casos cientos de kilogramos – mientras que otras estaban casi secas. La información precisa sobre la masa de combustible restante no está fácilmente disponible. La comprensión de la gama real de A/m fue obtenida a través de datos empíricos estimados a partir de los análisis de la propagación.

5.1.2 A/m empírica

La razón de área a masa (A/m) de 25 segundas etapas Delta DSV-3P-4 se ha estimado usando GMAT R2013a (General Mission Analysis Tool), desarrollado por un equipo dirigido por la NASA, de la industria privada y colaboradores públicos y privados.

El análisis se realizó utilizando Dormand-Prince 78 integrador numérico de GMAT, con un campo de gravedad de cuatro grado, de cuatro orden, y el modelo de atmósfera MSISE90, con los datos reales del clima espacial introducidos manualmente. Los elementos orbitales en formato TLE se convirtieron para la propagación GMAT usando TLE Analyzer 2.11.

Para maximizar la comparabilidad con 1979-072B, el análisis se limitó a los vuelos que se sabía o era casi seguro que habían llevado una plataforma giratoria. Por la misma razón, el análisis abarcó los pocos días antes de la re-entrada. El coeficiente de resistencia (Cd) se supuso que había sido del 2.2. Se utilizó GMAT para propagar la órbita de un TLE de la época a un TLE más tardío. Los tramos típicos fueron de 2 a 3 días. El A/m se ajustó por ensayo y error para obtener la coincidencia más cercana entre la altura del perigeo y apogeo predicho y real por encima del geoide del TLE tardío. Los resultados se resumen a continuación:

Final Burn Orbit Exp Burns

Per Apo Inc Total A/m

Mission Cospar SSN Re-entry km km deg s m2/kg

Delta 92 1972-090B 6279 07-May-73 203 1678 28.6 Dep 9.36E-03

Delta 94 1973-023B 6438 18-Oct-75 215 2783 29.5 14 8.95E-03

Delta 101 1974-022B 7251 25-May-74 227 454 28.6 1 9.03E-03

Delta 103 1974-075B 7467 23-Dec-78 230 3454 27.3 Dep 9.33E-03

Delta 105 1974-094D 7550 23-Nov-74 311 3341 28.2 ~12 8.79E-03

Delta 108 1975-011B 7650 06-Feb-75 277 3241 27.6 16 1.05E-02

Delta 110 1975-038B 7791 07-May-75 220 2185 28.4 15 1.04E-02

Delta 112 1975-057B 7971 21-Jun-75 541 555 32.9 0 4.87E-03

Delta 114 1975-077B 8133 14-Jul-13 407 2016 25.3 Dep 1.02E-02

Delta 116 1975-100B 8367 16-Oct-75 187 930 28.3 ~5 6.53E-03

Delta 118 1975-117B 8478 13-Dec-75 190 1880 28.4 0 7.83E-03

Delta 119 1976-004B 8586 17-Jan-76 177 547 28.6 0 6.75E-03

Delta 120 1976-017B 8698 19-Feb-76 178 542 28.5 ~2 7.19E-03

Delta 121 1976-029B 8775 26-Mar-76 191 1966 28.4 0 5.80E-03

Delta 122 1976-035B 8809 22-Apr-76 179 717 28.2 0 5.96E-03

Delta 124 1976-053B 8883 10-Jun-76 273 643 28.5 1 7.63E-03

Delta 127 1976-101B 9479 14-Oct-76 182 618 28.6 1 5.95E-03

Delta 135 1977-102C 10424 22-Oct-77 277 840 28.7 0 4.90E-03

Delta 138 1978-012B 10638 26-Jan-78 164 1024 28.7 0 6.35E-03

Delta 143 1978-071B 10982 14-Jul-78 165 3543 28.1 ~19 6.43E-03

Delta 146 1978-106B 11116 19-Nov-78 174 732 28.2 0 8.10E-03

Delta 147 1978-116B 11154 16-Dec-78 183 2069 28.3 0 6.43E-03

Delta 148 1979-007B 11258 30-Jan-79 189 869 28.6 0 7.00E-03

Delta 152 1980-074B 11965 09-Sep-80 164 2559 28.1 0 4.60E-03

Delta 155 1981-070C 12626 23-Nov-88 377 959 90.0 ~2 7.10E-03

Min 4.60E-03

Max 1.05E-02

Median 7.10E-03

Mean 7.44E-03

Std. Dev. 1.75E-03

Los resultados están de acuerdo razonable con los valores estimados anteriormente a partir de las propiedades físicas de las segundas etapas Delta DSV-3P-4, pero con la considerable variación inherente en este tipo de análisis. El valor supuesto del coeficiente de resistencia (Cd) y la densidad atmosférica modelada pueden ser fácilmente de un 10 a un 20 por ciento. Errores incluso de unos pocos kilómetros en la altura del perigeo derivado de los TLE fuente afectan fuertemente la densidad estimada en la atmósfera, para la cual la A/m derivada es inversamente proporcional. El área de arrastre del objeto depende de su orientación, que era desconocida. La incertidumbre mencionada en masa es un factor significativo.

Las etapas que realizaron quemas experimentales podrían esperarse que han sido más ligeras que las que no lo hicieron. Con la esperanza de hacerse una idea de su posible influencia en los resultados anteriores, se ha incluido la duración total de las quemas experimentales en la columna Exp Burns. La información ha sido recopilada de información compartida por Jonathan McDowell, aumentado por otras fuentes. Las duraciones estimadas son mías. Cualquier error o malentendido son culpa mía. Las quemaduras de agotamiento se indican con «Dep». Los valores cero indican que no ocurrió una quemadura experimental. La inspección visual sugiere que las etapas que llevan a cabo las quemas experimentales más largas, o que ardían al agotamiento, tendían a tener A/m algo mayor que las que no se sabe que lo han hecho. Eso puede parecer que valida la intuición; Sin embargo, existe una considerable superposición entre los dos grupos, con las misiones 101, 143 y 146, entre los ejemplos más extremos. El concepto parece tener mérito, pero probablemente no se le debe dar demasiado peso.

El último paso en el análisis fue utilizar GMAT para estimar el A/m requerida para que el 1979-072B haya re-entrado en el momento y el lugar en cuestión, y compararlo con los datos anteriores.

5.2 Estimación del A/m del 1979-072B

Una razón área a masa (A/m) de 0.0114 m2/kg, con supuesto coeficiente de resistencia (Cd) de 2.2, se encontró que era suficiente para GMAT propagara la órbita final estimada del 1979-072B para la reentrada sobre Bolivia el 10 de agosto de 1979, con el paso más cercano a los lugares de la esfera poco después 06:45 UTC. El A/m está justo fuera del rango de los valores de las otras segundas etapas Delta DSV-3P-4 determinadas utilizando GMAT (0.0046 a 0.0105 m2/kg), pero no más de 2.3 desviaciones estándar de la media (0.00744 m2/kg).

El A/m requerido para que la re-entrada ocurra dentro de un tiempo dado de época es inversamente proporcional a la densidad atmosférica, que es altamente sensible a la altura del perigeo, que para el 1979-072B es incierto por lo menos varios kilómetros. La altura de la escala de densidad atmosférica (H), cerca de la altitud del perigeo estimado (~ 128 km por encima del geoide), probablemente estaba entre los 10 km y 15 km; asumiendo H = 13 km para la discusión. Si la altura del perigeo hubiera sido 3 kilómetros más baja, la densidad de la atmósfera habría sido un factor de aproximadamente 1.26 mayor, y la A/m requerida habría disminuido a 0.00905 m2/kg, cómodamente dentro del rango de los datos empíricos. Si el perigeo hubiera sido 3 kilómetros más alto, la densidad de la atmósfera habría sido un factor de aproximadamente 0.794 menor, y la A/m requerida habría aumentado a 0.0144 m2/kg, muy fuera del alcance de los datos empíricos, a unos 4 sigma de la media.

Este análisis muestra que el 1979-072B podría muy bien re-entrado sobre Bolivia en las primeras horas del 10 de agosto, pero no una certeza. Cuando se considera en el contexto de las demás pruebas – la recuperación de las esferas consistentes en número y tamaño con las realizadas en 1979-072B, con signos de exposición al calor extremo, y los informes de avistamientos de bolas de fuego – el caso circunstancial comienza a apuntar fuertemente al reingreso del 1979-072B como la causa.

5.3 La re-entrada pasó cerca de las ubicaciones de las esferas

El reingreso de la bola de fuego propagada-GMAT habría pasado cerca de las zonas donde se reportaron avistamientos y cayeron esferas, poco después de las 06:45 UTC (hora local 2:45 AM), pasando de NO a SE, representado por la línea roja en la Figura 4, a continuación. El dedo de la huella de escombros, donde habrían caído los fragmentos más grandes en densidad de área, estaba justo al Sureste de la zona de la esfera Sur, cerca de 17.95 S, 62.78 O, con un impacto teórico allí a las 06:51 UTC.

1979-072B_GMAT_1Fig. 4. Pista del reingreso aproximado del 1979-072B relativa al avistamiento de bolas de fuego y lugares de las esferas.

La pista estimada está cerca de la frontera oriental de las dos zonas de avistamiento/escombros, un poco fuera de la esfera Sur. Este es un excelente acuerdo, dada la incertidumbre en los lugares de la esfera y en los elementos orbitales. Retrasar el pase aproximadamente un minuto o mover el plano orbital Oeste aproximadamente 0.2° sería cambiar el centro de la pista cerca de ambas zonas, dentro del margen de incertidumbre de los elementos orbitales estimados.

Dependiendo de la dirección y velocidad del viento, las esferas podrían haber aterrizado a unos 10 kilómetros a cada lado de la pista de tierra. Los vientos predominantes en esta región soplan hacia el Noroeste, más o menos enfrente del cojinete de la trayectoria de reingreso; Por lo tanto, las esferas pueden haber caído más o menos en la pista de tierra de reingreso.

Como cuestión de interés, una perspectiva global del 1979-072B a pocas horas en el espacio se proporciona en la Figura 5, que muestra su pista de tierra estimada de maniobra final para el reingreso.

1979-072B_full_track_annotatedFig. 5. Pista de tierra estimada del 1979-072B en la maniobra final (M) para la re-entrada (R).

6. Conclusiones

Prácticamente todas las identificaciones de avistamientos sospechosos de reingreso bolas de fuego y recuperaciones de escombros son circunstanciales. Los registros autorizados de reingresos conocidos son consultados para identificar posibles sospechosos. Sus elementos orbitales finales antes de volver a entrar revelan si acertó a pasar dentro del alcance de los avistamientos o cerca de la ubicación de los residuos en el momento pertinente, y si podrían haber descendido lo suficientemente bajo como para haber sido la quema y ruptura. Incluso con los datos orbitales precisos, rara vez es posible estimar con precisión la hora y el lugar del descenso final. La confianza en el caso circunstancial depende de la cantidad y calidad de los informes de avistamientos y de escombros, y la fuerza de la correlación con la trayectoria.

En el caso boliviano de agosto de 1979, las dos esferas recuperadas fueron, con mucho, la evidencia más fuerte. Se igualó el número y el tamaño aproximado de las esferas de helio presurizado llevadas en las -4 de segundas etapas DSV-3P de los cohetes Delta. Mostraron signos de exposición al calor extremo. Fueron encontradas poco después de los avistamientos de una bola de fuego vista en las primeras horas del 10 de agosto de 1979. Si cayeron desde el espacio, entonces, sus ubicaciones relativas fueron consistentes con una órbita de baja inclinación. La segunda etapa DSV-3P-4 del Delta conocida como 1979-072B / 11490 se encontraba en tal órbita, y fue informada por fuentes autorizadas que tenía que re-entrar en el mismo día de los avistamientos de bolas de fuego.

El análisis se complica por la falta de un registro público de los elementos orbitales completos de 1979-072B. Su órbita aproximada ha sido reconstruida a partir de elementos parciales publicados por fuentes autorizadas, y la información de otros Delta 2914 lanzados a órbitas similares. Esa órbita pasa cerca de la ubicación de los avistamientos y las esferas en las primeras horas del 10 de agosto de 1979.

La razón de área a masa (A/m) que se requiere para que la órbita haya estado en su descenso final sobre Bolivia, cae justo dentro del rango estadístico de los datos empíricos de una muestra de otras 25 segundas etapas DSV-3P-4 que han re-entrado. Este resultado es altamente sensible a la precisión de la órbita estimada, en particular, la altura del perigeo, la cual es incierta por al menos varios kilómetros. Es 3 kilómetros baja, la A/m requerida caería cómodamente dentro de los datos empíricos; 3 kilómetros arriba pondría gama mucho más allá de los datos.

El análisis de reentrada orbital solo no prueba que el 1979-072B re-entró en el momento pertinente, pero cuando se examina en el contexto de las demás pruebas, puede llegarse a la conclusión de que su reingreso causó los fenómenos aéreos y fue la fuente de las esferas.

7. Sugerencias de Investigación

El registro público de este caso consiste casi enteramente en informes de segundo y tercera mano. No se ha encontrado ninguna copia completa de cualquiera de los informes de periódicos de Bolivia en las búsquedas web. Del mismo modo, ninguno de los kits de prensa pre-lanzamiento o de lanzamiento posteriores de la NASA e informes técnicos que podrían confirmar la quemadura experimental se encuentran en la web. A continuación se presentan algunas sugerencias para futuras investigaciones que podrían mejorar las pruebas del expediente, contra el cual la hipótesis de reingreso podrá realizar pruebas más detalladas. Si tiene copias de informes que se pueden compartir o conocer cuando existan, por favor póngase en contacto.

Bolivia

Dependiendo del clima, el reingreso de la bola de fuego habría sido visible desde una amplia zona de Bolivia, incluyendo las principales ciudades de La Paz y Santa Cruz de la Sierra. La última está muy próxima a las esferas. La hora local de la reentrada, 2:45 AM, se habría reducido en gran medida el número potencial de avistamientos; Sin embargo, el diario El Deber, con sede en Santa Cruz de la Sierra, menciona el avistamiento de una bola de fuego en su informe del 17 de agosto de 1979, como lo hizo en La Paz El Diario, del 19 de agosto. Ambos refieren avistamientos en el Departamento de Santa Cruz. Las partes citadas en los télex USDAO mencionan las bolas de fuego, pero se incluyeron escasos detalles.

Deben ser revisados archivos de los principales periódicos de la época anterior y otros partir de la fecha del reingreso, 10 de agosto, por lo menos hasta el final del mes. Los primeros informes habrían sido de los avistamientos de bolas de fuego. Ellos son la clave que falta de la información de la hora exacta de los avistamientos y la descripción de la trayectoria a través del cielo y relativa a la Tierra. Las descripciones detalladas de su apariencia y los sonidos escuchados también son de gran importancia.

Las esferas salieron a la luz una semana después de la reentrada. Informes posteriores pueden haber aclarado los detalles un tanto vagos en los lugares donde se encontraron las esferas, su tamaño y masa, y qué pasó con ellas. El Sr. Luis Ruiz Noguez ha publicado una fotografía que se cree de la esfera se encontró cerca de Cotoca, que se atribuye al importante periódico Presencia. También informó que las esferas fueron enviadas a la embajada de EE.UU. en La Paz, que atribuyó a la United Press, dateline La Paz, 23 de agosto de 1979. Las copias de estos y otros informes pertinentes serían valiosas.

Ecuador y Perú

Las primeras etapas de la reentrada deberían haber sido visibles desde el Norte de Perú y Sur de Ecuador, a eso de las 1:41 hora local, si el tiempo lo permitió. No hay reportes de avistamientos conocidos, pero pueden existir en las hemerotecas.

NASA

El registro web de los datos técnicos oficiales y detallados sobre el lanzamiento de la nave espacial no tripulada de la década de 1970 es irregular en el mejor de los casos, y estos datos no se ha encontrado para el Delta 149. A continuación se describen los tipos de informes que se conocen o que probablemente se han producido, que pueden haber contenido los detalles de cualesquiera quemas experimentales de segunda etapa. Informes de pre-lanzamiento probablemente se refieren al nombre de la carga útil como Westar C; post-lanzamiento como Westar Westar III o 3.

Es casi seguro que el informe más útil, si es que existe, es el «Post Flight Analyses», que podría haber sido preparado por MDAC (McDonnell Douglas Astronautics Company) dentro de los seis meses más o menos del lanzamiento. El único ejemplo en la web es para el lanzamiento Delta 113 (COS-B). Una solicitud FOIA a NASA/GSFC trajo la rápida respuesta que, sí existe una versión Delta 149, que está en los archivos nacionales (NARA).

A juzgar por otros lanzamientos Delta de la década de 1970, hay una buena probabilidad de que el MET (mission elapsed time) y la duración de las quemaduras experimentales de la segunda etapa planificadas fueron reportados en kits de prensa de pre-lanzamiento, emitidos típicamente del HQ de la NASA en Washington, D.C. Un ejemplo negativo es Delta 113, que lanzó COS-B. El press-kit no mencionó la 25 quemadura experimental planificada.

Valdría la pena obtener un informe «Launch Mission Summary And Sequence Of Events», emitido el pre-lanzamiento de KSC.

Se sabe que los siguientes dos informes estándar han sido emitidos, que pueden contener información útil, pero no están actualmente en la web:

Mission Operation Report, MOR No. M-492-203-79-03, August 7, 1979.

Mission Operation Report, MOR No. M-492-203-79-03, October 25, 1979.

La única fecha de agosto fue el informe de pre-lanzamiento, que puede haber incluido el tiempo MET y duración de las quemas experimentales. El unico con fecha de octubre fue el informe post-lanzamiento. Sobre la base de ejemplos muy limitados de otros lanzamientos, el informe de pre-lanzamiento puede ser más probable que contenga datos útiles sobre el lanzamiento que la versión post-lanzamiento.

8. Agradecimientos

Doy las gracias a las siguientes personas que respondieron a mis solicitudes de información y asistencia en este estudio.

Bob Christy, Pierre Neirinck y Mike Waterman revisaron sus archivos personales de S.O.N. (Satellite Observation Notes) para los elementos orbitales del 1979-072B que pudieran haber sido publicados. Ninguno lo fue.

Jonathan McDowell me informó de las quemas experimentales llevadas a cabo de segundas etapas Delta en la década de 1970 y principios de 1980, que eran esenciales para la comprensión de los dos diferentes conjuntos de elementos orbitales parciales del 1979-072B que existen. También compartió conmigo los datos que ha recogido en numerosos lanzamientos pertinentes Delta que proporcionaron información valiosa. El Catálogo de satélites de Jonathan y la tabla de historial de lanzamiento eran indispensables.

Allen y Zaida Thomson transcribieron y tradujeron el comentario verbal por Luis Ruiz Noguez de su diapositiva que contiene una foto de una de las esferas.

Vicente-Juan Ballester Olmos ayudó con el seguimiento de ciertos informes sobre las esferas de Bolivia y para buscar reportes adicionales. Él ha proporcionado información muy valiosa sobre muchos otros casos de recuperación de residuos de avistamiento y de reingreso espacial.

http://satobs.org/reentry/1979-072B/1979-072B.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.