Ovnis boludos en Baja California Sur

BCS: ¿Basurero espacial de Estados Unidos?

21-Mar-2019

Por Gilberto Manuel Ortega Avilés

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). No es un secreto que por nuestros cielos surcan los aviones y los cohetes de Estados Unidos; muchas veces estas aeronaves cruzan toda la península californiana, dando así un gran espectáculo o desorientando a la gente, ya que suelen ser confundidos con OVNIS. Por ejemplo, el pasado lanzamiento del cohete SpaceX, por un momento puso en conmoción a los habitantes de Baja California Sur, debido a que desconocían este hecho. ¿Un ataque?, ¿un meteoro?, ¿un OVNI? Minutos después del avistamiento, se aclaró que se trataba de dicho dispositivo espacial, el cual puso en órbita un satélite. Quizá sería recomendable tener informes de tales lanzamientos, ya que muchos disfrutaríamos observarlos, con telescopios o cámaras de alta resolución.

¿Existe algún peligro?

Por más exactos que sean los cálculos, siempre existen riesgos, lo cual nos pone a pensar, ¿qué tan expuesto estamos los sudcalifornianos? Hay que tomar en cuenta que si uno de estos artefactos cayera sobre nosotros podría causar grandes daños y quizás hasta pérdidas humanas. No sería la primera vez que un objeto creado por el ser humano cae en nuestras cabezas, recordemos que en el año 2001, unos rancheros observaron una esfera de titanio que se había desplomado en la sierra, al norte de la península, misma que trasladaron con grandes esfuerzos debido a su peso.

Esfera-ovniFOTO: Archivo Histórico

Asimismo, el pasado lunes 4 de marzo, una extraña esfera de fuego aterrizó en el poblado de María Auxiliadora, norte del municipio de Comondú; al principio se especuló que se trababa de un OVNI, o incluso de un satélite chino, sin embargo, era un satélite perteneciente al Proyecto Loon, de la empresa Google. Este evento hizo suponer muchos fenómenos, hasta que los responsables del artefacto vinieron por él.

satelite-googleFOTO: Sin embargo

El Proyecto Loon

Se trata de un proyecto iniciado en junio de 2013, mediante el cual Google pretende llevar Internet a zonas apartadas; como plan piloto se implementó en Nueva Zelanda, lanzando a la estratósfera doce globos y posteriormente otros quince. Son globos de helio elaborados con un material durable, que cuentan con paneles solares y miden 30 metros de diámetro; proveen conexión a Internet y emiten señal de Wi-Fi que puede recibirse en tierra mediante una antena del tamaño de un balón de básquetbol.

¿Desde cuándo vuelan sobre nuestras cabezas estos extraños objetos?

Si regresamos en el tiempo podemos encontrar casos de avistamientos que pudieron haberse confundido con extraños fenómenos, existen ejemplos como el siguiente: a mediados del mes de noviembre de 1968, una brigada de la Secretaría de Recursos Hidráulicos (SRH) llevaba a cabo levantamientos topográficos para delimitar la zona de riego en El Valle de El Vizcaíno. Era aparentemente un día normal, excepto que habían advertido que la aguja del teodolito «”el instrumento topográfico de precisión para medir ángulos de distintos planos»” ocasionalmente giraba «alocada», tal situación la atribuyeron a un posible desperfecto del aparato, o a la presencia de raros minerales que incidían sobre el mismo, pero no le otorgaron mayor importancia al hecho.

Debido a esos inconvenientes, a los trabajadores se les fue la luz del día; estas labores las realizaban aproximadamente a unos 20 kilómetros del campamento que tenían establecido. Cerca de las 20 horas todos abordaron el vehículo en el que viajaban, un pick up Ford modelo 1965. Habían avanzado alrededor de 10 kilómetros cuando de improvisto se apagó todo el sistema eléctrico de la unidad, la marcha del motor, las luces, el radio.

Luego de infructuosos minutos de intentar encender el carro, la brigada decidió emprender una caminata hacia el campamento para dar aviso del desperfecto y regresar con el mecánico; ante la indecisión, algunos integrantes comenzaron a adelantarse. Apenas habían caminado medio kilómetro cuando empezaron a ser rodeados por unos objetos voladores no identificados. Los testigos aseguraron que no alcanzaron a distinguir con claridad, la noche era muy oscura y las luces de diversos colores que emitían los aparatos, principalmente rojas, amarillas y azules, no permitían observar al objeto ni donde provenían.

Los seis miembros de la brigada se sorprendieron, y los adelantados se reagruparon. Los objetos voladores que eran «muchos» «” sin precisar cuántos»” apenas estaban a tres metros de altura, «daba la impresión que podíamos tocarlos», afirmaron los espectadores. De pronto surgió un artefacto más grande, con un diámetro de unos cuatro metros, el cual despedía una luz de mayor intensidad, y posaba su resplandor sobre la unidad mecánica descompuesta. Todo el suceso ocurrió en unos minutos, pero ante lo desconocido, los involucrados se asustaron, y no atinaron a saber qué era aquello que miraban.

Alguien dijo que tal vez se trataba de aparatos del Gobierno norteamericano, ya que en ese entonces se decía que Estados Unidos realizaba estudios sobre los mantos petrolíferos de la península. No obstante, en el fondo no estábamos totalmente convencidos de ello. Además, la tecnología de vuelo de esas luces demostraba un gran adelanto en la Aeronáutica. Comenzamos a caminar apresuradamente hasta llegar al campamento. Cuando le contamos a nuestros compañeros lo sucedido, nadie nos creyó.

En la declaración dada para la revista Compás, del 31 de mayo de 1992, finaliza uno de los testigos: Yo sé que hay mucho escepticismo respecto a estos objetos voladores, achacados normalmente a aviones, dirigibles o naves experimentales; por eso decidimos no seguir contando el suceso. Pero inclusive, los primeros pobladores del ejido nos decían que ese tipo de fenómenos se presentaban con cierta periodicidad, pero que nunca había ocurrido nada fuera de lo normal.

Además de estos contactos directos con personas debemos pensar en todos aquellos objetos que quizás hayan caído en el mar, y que implicaciones ambientales puedan tener, desgraciadamente como la mayoría de estas naves u objetos son de índole secreta, es imposible que se nos brinde mayor información al respecto.

https://www.culcobcs.com/educacion-y-sociedad/bcs-basurero-espacial-de-estados-unidos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.