Kenneth Arnold como pionero

Kenneth Arnold como pionero

Luis Ruiz Noguez

FRO943813_profimedia_0696646259De lo que conocemos de su vida, a través de los datos recogidos por los periódicos, o por lo relatado por su hija Kim Arnold[1], y en los libros de platos voladores y SkippingSeaShellsovnis, incluso en sus propias obras[2], Kenneth Arnold fue un pionero en muchos ámbitos de lo paranormal. Obviamente fue el primero en ver “platillos volantes”, pero no solo eso. También fue el primero en investigar un caso ovni (el de la Isla Maury).

TheComingOfTheSaucersRaymond Palmer, el famoso editor de revistas pulp de ciencia ficción, como Amazing Stories y Space World, o de fenómenos paranormales, como Fate, Mytic, Other Worlds y Flying Saucer, buscó a Arnold para que investigara la supuesta caída de fragmentos desde un plato volador en la Isla Maury, en el estado de Washington. Palmer le dio U$ 200 (unos U$ 1,200 actuales) para viáticos. La historia la publicarían en el libro del que Arnold y Palmer fueron coautores The Fate-Vol1-No1Coming of the Saucers. Todo resulto ser un fraude, tal como lo contaría en su libro[3] el líder del Proyecto Libro Azul de aquellos años, el Capitán Edward J. Ruppelt.

Arnold también fue el primer “escritor” o “reportero” sobre el tema de platillos volantes. El primer artículo de platos volantes publicado en una revista especializada (Fate) fue I Did See the Flying Disks![4] Luego dicha revista le Fate-Vol3-No6publicaría otros artículos, como uno sobre el misterio de las “luces fantasma de Nevada”[5].

Es probable que el contacto con Palmer y sus revistas fue lo que llevo a Arnold a conocer el tema del “Misterio Shaver” en el cual se metió de cabeza. Comenzó a leer y creer en historias increíbles, lo que le llevó a hablar y escribir sobre otros temas forteanos, criptozoológicos, Doubt-Vol.II-No.40paranormales y ufológicos. Como cuando, siguiendo un artículo de Palmer sobre la momia de Casper en Wyoming[6], la relaciona con hombrecitos que supuestamente han sido encontrados en platillos estrellados[7].

Arnold fue un forteano entusiasta. En el número 40 de la revista Doubt (de la Fortean Society)[8], un número dedicado enteramente a un informe cronológico sobre avistamientos de platillos, Tiffany Thayer, su editor, menciona que nuestro personaje una vez buscó que la Fortean Society lo patrocinara en una gira de conferencias[9].

Ike Bishop, director de Idaho de Mutual UFO Network, nos informa que Arnold fue el primero en fundar un grupo ovni.

Fue uno de los primeros en hablar sobre los “misteriosos” USOs o Unidentified Submarine Objects (Objetos Submarinos No Identificados – OSNIS). También trata de relacionar los “ángeles en el radar” con los platillos, Fate-Vol1-No2-Summer-1948aunque no es muy claro al hacerlo[10]. Lo mismo ocurre con el incendio de un puente cerca de Riggins, Idaho, “cuyos cables de acero se quemaron como madera”.

Se puede decir, sin temor a equivocarse, que Arnold era un paranoico propenso a la fantasía, un repetidor “ovni” en múltiples ocasiones (según él “siete u ocho veces” vio ovnis). Primero especuló que eran naves extraterrestres Fate-Vol-1-No-3-Fall-1948secretas de alta tecnología, pero luego cambió su “hipótesis” a una criptozoológica: Se trataba de animales que venían de la atmósfera superior o del espacio[11]. En esto también sería pionero.

El periodista e investigador de ovnis para el tabloide National Enquirer, Bob Pratt, entrevistó a Arnold en varias ocasiones[12]. Ahí le habló de “submarinos misteriosos”; de que su línea telefónica OtherWorlds-Vol3-No5-January-1952había sido intervenida por el FBI, que los ovnis podían estar vivos y parecían estar leyendo su mente.

Todo lo anterior nos da buenas razones para dudar de la credibilidad y objetividad de Arnold.

Es muy probable que su primer avistamiento haya sido debido a una confusión con pájaros (en específico con pelícanos)[13]. El mismo Arnold habló de que en un principio pensó que se trataba de gansos[14].

Otra confusión fue la de Nolan Skiff y Bill Bequette, los primeros periodistas que entrevistaron a Kenneth Arnold, al confundir la manera en que volaban los objetos, con la forma en que lo hacían (“like a saucer if you skipped it across the water” – como un platillo que hubiéramos hecho rebotar en el agua)[15]. Esta confusión daría pie al nacimiento del termino “Platillo Volador”[16].

El tema que, a final de cuentas, fue lo que más llamó la atención a Kenneth Arnold y sus contemporáneos, la velocidad de los objetos, es otra posible fuente de confusión. Si se desconoce el tamaño, la velocidad o la distancia de los objetos, no se puede determinar ninguno de esos parámetros de forma independiente. Si Arnold no sabía el tamaño de sus “platos voladores” ni la distancia a la cual se encontraban, entonces sus cálculos de velocidad no tienen ningún sentido. Ya otros han estudiado los errores cometidos por Arnold al hacer su cálculo de velocidad[17].

Nadie puede negar que el caso de Kenneth Arnold es el más importante de la ufología (a pesar de lo que piensen los seguidores de Roswell). Y lo es porque es el caso fundacional. Sin él no existiría la ufología. Fue el que inició la moda de las oleadas (la de 1947 fue la primera) y por eso en Marcianitos Verdes le hemos dedicado por lo menos dos series a esta oleada: El día después de Roswell y la serie dedicada a las fotografías de platos voladores obtenidas durante dicha oleada. Aun más, hemos publicado una buena cantidad de artículos sobre Arnold y su avistamiento[18]. Hemos hurgado en libros, revistas y páginas de internet para traer a Marcianitos Verdes todo lo que encontramos sobre esta oleada que, por las mismas razones anteriores, es la más importante de la ufología.

Sin embargo, no hemos encontrado ni una sola prueba (incluso en los medios más crédulos en cuanto a los platos voladores) de que la Tierra haya sido, o esté siendo, visitada por naves de otros planetas, por medusas espaciales (como diría Arnold), por seres interdimensionales o por viajeros del tiempo (cualquiera que sea la “hipótesis” paranormal que se escoja para “explicar” los ovnis. Y si el caso y la oleada fundacionales no nos dejan nada, podemos apostar que todos los nuevos estudios realizados por el gobierno de los Estados Unidos o por los ufólogos y asociaciones ufológicas en todo el mundo no aportaran ninguna prueba a favor de la existencia de los platos voladores UFO/UAP.

Tenemos pues un observador poco confiable, dado a creer en fenómenos paranormales, cometiendo errores de apreciación y haciendo cálculos equivocados. Todo ello sumado a confusiones de periodistas que cambiaron el movimiento por la forma. Lo cual nos deja con un “Ídolo con pies de barro”. La ufología se ha construido (y se sigue construyendo) a base de errores y confusiones, engaños y malas interpretaciones, fraudes e intereses monetarios.


[1] Ver, entre otros: https://marcianitosverdes.haaan.com/2022/06/el-avistamiento/

[2] Arnold Kenneth, I Did See the Flying Disks!, Fate, Vol. 1, No. 1, Chicago, Illinois, Spring 1948. pp. 4-10.

Arnold Kenneth, Are Space Visitors Here?, Fate, Vol. 1, No. 2, Chicago, Illinois, Summer 1948.

Arnold Kenneth, The Flying Saucer As I Saw It, edición privada, 1950. 16 p.

Arnold Kenneth, The Real Flying Saucer, Other Worlds, Vol. 3, No. 5, Chicago, Illinois, January 1952.

Arnold Kenneth y Palmer Ray, The coming of the saucers: a documentary report on sky objects that have mystified the world, Boise, Idaho, and Amherst, Wisconsin, edición privada, 1952.

Arnold Kenneth, “How It All Began”, en Proceedings of the First International UFO Congress, edited by Curtis G. Fuller, Warner Books, New York, 1980. pp 17-29.

[3] Ruppelt Edward J., The Report On Unidentified Flying Objects, Doubleday & Company, Inc., New York, 1956.

[4] Arnold Kenneth, I Did See the Flying Disks!, Fate, Vol. 1, No. 1, Chicago, Illinois, Spring 1948. pp. 4-10.

[5] Arnold Kenneth, Phantom Lights in Nevada, Fate, Fall 1948, pags. 96-97.

[6] Palmer Raymond, Mystery of the Midget Mummy, Fate, Vol. 3, No. 6 (en interiores aparece como Vol. 4, No.5), Chicago, Illinois, September 1950. pp. 74-75.

[7] Sobre la momia de Pedro ver Ruiz Noguez Luis, 100 fotos de extraterrestres, Coliseo Sentosa, Santiago de Chile, 2021. Se puede conseguir en Amazon: https://www.amazon.com/-/es/Luis-Ruiz-Noguez/dp/1716224608

[8] Thayer Tiffany, All “Saucers”, Doubt. The Fortean Society Magazine, Vol. II. No. 40, New York, 1953.

[9] Se puede leer más sobre esta revista, su editor y la Fortean Society en el libro Ruiz Noguez Luis, Forteanos y fenómenos forteanos, Lulu, 2018 https://www.lulu.com/shop/luis-ruiz-noguez/forteanos-y-fen%C3%B3menos-forteanos/paperback/product-23914910.html?page=1&pageSize=4.

[10] Arnold Kenneth, The Flying Saucer As I Saw It, edición privada, 1950. 16 p.

[11] Ver: https://marcianitosverdes.haaan.com/2019/12/kenneth-arnold-ovnis-y-masas-de-organismos-vivos/

https://marcianitosverdes.haaan.com/2019/03/charles-fort-ken-arnold-space-animal-ufos/

[12] Ver: http://www.ufoevidence.org/documents/doc1998.htm

[13] https://marcianitosverdes.haaan.com/2016/08/kenneth-arnold-y-los-pelcanos/

https://marcianitosverdes.haaan.com/2018/08/el-regreso-de-los-platillos-voladores-re-evaluacin-de-la-visin-ovni-de-kenneth-arnold-1/

https://marcianitosverdes.haaan.com/2018/08/el-regreso-de-los-platillos-voladores-re-evaluacin-de-la-visin-ovni-de-kenneth-arnold-2/

[14] Ver: Bequette Bill, Boise Flyer Maintains He Saw ‘Em, East Oregonian, Pendleton, Washington, June 26, 1947.

[15] Anonimo, Impossible! Maybe, But Seein’ Is Believin’, Says Flier, East Oregonian, Oregon, June 25, 1947.

Bequette Bill, Boise Flyer Maintains He Saw ‘Em, East Oregonian, Pendleton, Washington, June 26, 1947.

[16] Para entender un poco más la expresión de Arnold ver: https://marcianitosverdes.haaan.com/2007/05/el-deporte-de-los-flying-saucers/

[17] Ver, por ejemplo: https://www.steuartcampbell.com/the-arnold-report-explained.html

[18] https://marcianitosverdes.haaan.com/?s=%22Kenneth+Arnold%22

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.