El día que capturaron a ¿Nessie?

La historia de la entrada anterior me recordó una noticia de 1985, cuando recuperaron los restos de uno de los «primos» de Nessie: Wimpy. Busqué en mi archivo y encontré la nota del 9 de septiembre:

El Monstruo resultó un montón de fierro

Londres, septiembre 9, 1985 (AFP).- Ha sido identificado el monstruo de Loch Ness: era un bombardero de la Real Fuerza Aérea que se cayó al lago escocés en 1940.

Setenta metros debajo de la superficie de Loch Ness descansa el cuerpo de un monstruo que murió en 1940. En algunos lugares su piel se ha rasgado para revelar sus brillantes huesos y su sangre hace mucho tiempo que se drenó en el légamo. Pero, no es Nessie. Su piel era de lona, los huesos de duraluminio, líquido hidráulico su sangre y su nombre en código era «R» for Robert.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Whitley, Blenheim, Hampden y Wellington eran nombres importantes porque todos eran bombarderos de la Real Fuerza Aérea usados para combatir contra las fuerzas del tercer Reich. Este monstruo que había estado en el fondo del Loch Ness por más de 40 años era un bombardero Wellington.

En la víspera del Año Nuevo de 1940, un bombardero Wellington, cuyo nombre en códigoera R for Robert salió de la Royal Air Force de Lossiemouth en un vuelo de entrenamiento de navegación a través del norte de Escocia. Su plan era volar a lo largo del Great Glen, a la isla de Canna y regresar de nuevo a la base después de pasar sobre Golspie.

Volando a una altura de 8.000 pies a través de una tempestad de nieve sobre las colinas de Monadhliath, el sur del Loch, falló el motor de estribor. El capitán ordenó que todos los tripulantes saltaran mientras él y el copiloto trataban de controlar la nave. Afortunadamente, los pilotos vieron la superficie del agua y se las arreglaron para hacer un acuatizaje. El Wellington se hundió en el loch antes de que los sobrevivientes alcanzaran la orilla. Sólo uno de los tripulantes no sobrevivió al no abrirse su paracaídas.

El Vickers Wellington o Wimpy como era conocido, era el principal bombardero de la Real Fuerza Aérea entre 1939 y 1943. Fue diseñado por sir Barnes Wallis. Era un avión bombardero y también era utilizado para reconocimiento marítimo. Tenía una tripulación normal de seis hombres excepto el MKV y el VI que utilizaban una tripulación de tres. La velocidad máxima era de 235 mph (MK1c) 255 mph (MK III, X) y 299 mph (MK IIII), rango de operación normal de 1805 millas (excepto el MK III que era de 1470 millas). El Vickers Wellington podía tener daños importantes y todavía seguir volando, probablemente debido a la construcción de su estructura geodésica y al uso práctico de líneas geodésicas.

La Real Fuerza Aérea recibió su primer Wellington en octubre de 1938. Durante la Segunda Guerra Mundial había 6 escuadrones equipados de Vickers Wellington. Debido a las grandes perdidas en las incursiones diurnas, el Wellington se convirtió en un bombardero nocturno y a partir de 1940 también fue utilizado como bombardero de gran alcance en África del norte. En 1942 también se convirtió en bombardero de gran alcance para la Real Fuerza Aérea en la India. También fue utilizado por el comando costero como cazador del U-Boat. El Wellington permaneció en servicio en la Real Fuerza Aérea hasta 1953.

De un total de 11,461 Wellington producidos, en la actualidad sólo quedan 2. Uno, de entrenamiento que no vio ningún servicio activo está en un museo de la R.A.F. El otro, un veterano de los cielos sobre Alemania, es el recuperado del fondo del Loch Ness.

En 1976 Marty Klein, mientras trabajaba para la Academy of Applied Science, descubrió el avión perdido en un escaneo del sonar. Primero se pensó que era un bote volador Catalina pero un examen adicional del equipo de buzos navales estableció que era el Wellington perdido. Estaba a unos 70 metros de profundidad, que era demasiado profundo para los equipos de escafandra autónoma. Por lo tanto, en 1981 el proyecto del barco de investigación «John Murray» asistido por Robin Holmes de la Universidad Heriot Watt proporcionó una plataforma para un examen con el Remote Operated Vehicle (ROV) «Sea Pup».

Finalmente ha sido recuperado a principios de esta semana. El Wellington 1A número de serie N2980 será enviado al Brooklands Museum of Motor Sport and Aviation en Brooklands, Surrey, donde fue construido, para ser restaurado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.