Hablan los expertos

EXTRATERRESTRES ANTE LAS CÁMARAS, VOL 4[1]

CAPÍTULO 1

HABLAN LOS EXPERTOS

Libro1A petición de Diário do Pará, el libro de Valentina, «Deus – A grande farça», fue revisado por los profesores Antônio Jorge Paraense, Master en Ciencias de la Religión y profesor de la Universidad del Estado de Pará (UEPA) y la Escola de Ensino Superior Madre Celeste (ESMAC), Alexandre Cunha, un antropólogo de la UEPA y ESMAC; Iracildo Castro, un maestro de psicología y profesor de UEPA y ESMAC, y Fernando Costa Xavier, abogado y profesor de ciencias religiosas de UEPA. Después de analizar el texto, los cuatro tuvieron dos reuniones para intercambiar ideas y el viernes 13, se reunieron en UEPA con veinte estudiantes de ciencias religiosas y algunos de Pedagogía, además de la coordinadora del curso de Ciencias de la Religión UEPA Lourdes Melo, para difundir los resultados del trabajo.

Valentina14Valentina se presenta como una niña abandonada por sus padres y rechazada por los hombres que eligió para vivir. Su odio hacia la familia puede ser evaluado cuando habla de su madre, a quien trata de «vaca, yegua y puerca». «Esta es una historia de profundo odio y desprecio contra el mundo», dijo el psicólogo Iracildo Castro.

Para el profesor Iracildo Castro, el libro de Valentina es de una persona histérica, de carácter sádico, cuyo objeto de deseo, la aparición del nuevo dios.

«Es una construcción perversa y tal vez influenciada por los resultados de amores fracasados de maridos y amantes. El sadismo, dice, se pone de manifiesto cuando se refiere a su madre como «˜la mujer de mi padrastro»™».

 

Iracildo explicó que el libro es «casi un diario con relatos infantiles y problemas paternales» por los cuales Valentina trata de mostrar al lector los caminos de sufrimiento que ha recorrido hasta ahora.

Según Iracildo, se casó a los 18 años para deshacerse de la vida de impotencia y hallar que Dios no era lo que parecía, más allá de la ausencia permanente del padre, hizo de Valentina una mujer «sin Edipo resuelto».

 

«La histeria y la neurosis puede surgir a través de síntomas variables, tales como la obsesión y la perversión derivada de un trauma en la infancia. Ella buscó protección contra los traumas de la infancia a través de tres matrimonios, e incluso jugando con sus impulsos en la dirección equivocada».

Para el antropólogo Alexandre Cunha, «Al igual que en todas las religiones, como siempre sucedió en la historia del mundo», el libro presenta una especie de contrato que debe ser firmado por los que aceptan la secta y otro para los que no la aceptan.

«Los que reniegan de las sendas propuestas por ella, reza el libro, serán eliminados e irán al infierno».

Valentina15El profesor Antônio Jorge Paraense tomó nota de que al final del libro de Valentina «casi dice que es la reencarnación de María Magdalena y que siempre estará al lado de Cristo». Hace hincapié en la contradicción constante, y señala que el dios de Valentina, identificado como Zuita, es la principal deidad que ella llama papá y las contradicciones que se pueden detectar cuando son observadas las líneas básicas de los mensajes.

«Si el libro se lee en partes, el dios de Valentina es el mismo Dios que adoramos. Para una persona que no conoce, las oraciones que figuran en el libro son las mismas de cualquier grupo de católicos ortodoxos».

DiosLaGranFarsaLa conclusión de los expertos que analizaron la obra fue que Valentina de Andrade es una personalidad neurótica, sádica, que odia el mundo condena la vida, tiene horror de su madre, repudia a los niños y ve a Dios como responsable de todos los males del mundo. El libro «Dios, la gran farsa», donde aparecen todos estos rasgos de personalidad, tiene un contenido que es patético y carente de sentido, aunque bastante organizado, pero con una real connotación religiosa y propuestas de cambio.

Valentina16El primer día del juicio de Valentina estuvo marcado por la lectura del informe técnico realizado en dos cintas de VHS con imágenes grabadas por la secta LUS (Lineamiento Universal Superior), periciadas por el Instituto de Criminalística Renato Chaves, de Belém.

Los expertos Joaquim Batista Freitas de Araújo, médico forense, e Itamar Jorge Vilhena de Brito, perito criminal federal, describieron las escenas y los diálogos de las principales escenas e imprimieron las imágenes para permitir una mejor visualización de los miembros del jurado.

En la página 40 de este informe técnico, con fecha del 14 de noviembre de 2003, se puede leer:

valentinaDeAndradeJoseAlfredoTeruggi«Inicia mostrando a Carlos hablando de pie cerca de la mesa de la pareja, que está sentada. Siguen varias intervenciones en el discurso de Carlos. Terugi[2] habla mucho con la audiencia, mientras habla algunas personas entran en la habitación con un paquete oculto con un regalo para él. Tratan de hacerlo que adivine lo que es antes de abrirlo.

 

«Al abrirlo aparece una caja cerrada y Terugi está con una llave para abrirla. Al abrirla, aparece un arma, una pistola. Los «hijos», dicen que es de oro, única. Este manipula el arma y pone el cargador.

 

«Mientras Valentina también maneja el arma, un miembro del grupo explica acerca de la misma: «˜… es una pistola CLOCK 9 mm….. que tiene características especiales, única…»™

 

«Valentina coge la pistola y sale con ella al centro de la audiencia. Se queda jugando con una pistola, aplausos, a continuación, devuelve el arma a Terugi. Este dice: «˜…sin palabras, espectacular…»™

 

«El experto continúa dando explicaciones acerca de la calidad del arma. La desmonta y muestra el cañón de oro. Terugi muestra al público los cargadores de oro.

 

«Valentina dice: «˜…las balas son de plata para… matar vampiros…»™

 

«El experto comienza a remontar el arma. Después se la regresa a Terugi.

 

«Terugi lee la placa grabada en la caja «˜…máquina de transferencia[3]… individualidad cósmica… para Terugi de sus hijos. Buenos Aires veintitrés del nueve del noventa…»™. Aplausos de la audiencia.

 

«Terugi sigue admirando el arma de fuego. Gracias, estoy feliz. Aplausos».

 

En la página 34 del mismo informe se comenta otra escena de los videos incautados:

«Es una obra de teatro donde una persona es cargada inconscientemente a la mitad del escenario. Llega un «˜médico»™ con su maletín. Se lava las manos, tira la pasta de un rollo de masa y exclama: «˜… Anestesia…»™. Simulando golpear la cabeza del paciente. El médico toma un taladro eléctrico y simula entrar en el vientre del hombre, que tiembla todo. Luego, el médico saca un spray de espuma y salpica en la región genital del hombre inconsciente. Enseguida el médico vuelve a la bolsa, toma algo, mete las manos en la región genital del paciente y tira desde el interior algo claramente parecido a una salchicha, que juega con ostentación, con el aplauso de la audiencia.

 

«El asistente del médico recoge la salchicha, juega un poco con ella en las manos y luego la guarda dentro de su blusa. Mientras tanto, el médico finaliza los procedimientos en el paciente y tratan de levantarlo. Poco después el paciente es arrastrado fuera del escenario. El evento termina con la imagen de Valentina, Terugi y Roberto Oliveira, aplausos»[4].

 

Luego los expertos respondieron a 13 preguntas escritas formuladas por la acusación y 9 formuladas por la defensa. Entre ellas están las siguientes preguntas de la acusación:

«Pregunta 2 – ¿Hay ocurrencia temporal y continua suficiente en los eventos grabados en las cintas, para hacerlos más comprensibles para el espectador?

 

«Respuesta: Sí, en la medida en que los diferentes eventos se analizaron son interdependientes y todos se relacionan con un contexto general de los actos y hechos realizados por el mismo grupo de personas bajo el liderazgo de un hombre.

 

«Pregunta 3 – ¿Al ser positiva la respuesta anterior, es posible excluir algún «˜montaje»™ de las imágenes?

 

«Respuesta: Sí, en razón de que fue constatado en los exámenes y análisis del contenido de las cintas.

 

«Pregunta 5 – ¿Cuáles son los personajes principales que se muestra en las fotos?

 

RobertoOlivera«Respuesta: Señora Valentina de Andrade, su marido de nombre «˜Terugi»™, e incluso un hombre llamado Roberto Oliveira[5].

 

«Pregunta 8 – ¿Cuáles de los eventos grabados en las cintas de mayo, en la opinión de los expertos, se considera que impacto en el espectador?

 

«Respuesta: En al menos dos eventos se puede definir el contenido como de impacto para el espectador. El primer evento es una representación teatral por lo menos extraña, en donde una persona es cargada al centro del escenario, tirada en el suelo, supuestamente adormecida con golpes en la cabeza, y poco después, algo similar a una salchicha es retirada de las inmediaciones de la zona genital y lanzada ante la risa general.

 

«El segundo evento es la ceremonia de entrega de un arma de fuego como un regalo a Terugi, donde en un momento dado, Valentina exclama: «˜Las balas son de plata para…matar vampiros…»™

 

«Pregunta 9 – ¿El contexto de la situación sugiere que la acusada, Valentina de Andrade, de hecho, ejerce el liderazgo indiscutido en los participantes a los eventos?

 

«Respuesta: Sí, en primer lugar al más alto nivel se sitúa Valentina con su marido Terugi en un nivel ligeramente inferior. El tercer componente, en un posición jerárquicamente por debajo está Roberto Oliveira, ya que él era un participante en los hechos».

 

Las preguntas de la defensa:

«Pregunta 3 – Informen los señores expertos la fecha en que se realizaron estas grabaciones grabadas en cintas VHS. Además, técnicamente aclaren las razones por las que llegaron a esta conclusión.

 

«Respuesta: Debido a que el análisis del contexto general de los eventos grabados en las cintas, se puede decir que las grabaciones se produjeron en la segunda mitad de 1990, aunque en algunos casos, más concretamente en septiembre de 1990. Esta conclusión se basa en una simple razón: el personaje Terugi, presente en la mayoría de las grabaciones, señala explícitamente la fecha de septiembre 23 de 1990, en uno de los eventos grabados en las cintas, en este caso, en el que recibe un arma de fuego como un regalo. Y varios otros registros en las cintas tienen etiquetas con las fechas de septiembre de 1990.

 

«Pregunta 4 – Por favor, señores expertos identifiquen los ponentes y participantes de las grabaciones que figuran en los registros de las VHS examinadas utilizando tanto la técnica de identificación diseñada por Bertillon. Además, a fin de identificar la voz de los oradores, indicando los criterios adoptados por la Asociación Internacional de la fonética forense.

 

«Respuesta: La identificación de los oradores es consecuencia natural del acto de ver los videos. En muchos casos, los nombres se mencionan específicamente en las grabaciones. Para efectos de este informe es suficiente que los hablantes sean identificados Valentina de Andrade, Terugi, Roberto Oliveira y Carlos.

 

MariaAparecidaPateloEl quinto día del juicio continuó con la lectura de un polémico análisis de 50 páginas realizado por la profesora de filosofía, jubilada de la Universidad Federal de Pará (UFPA), Maria do Socorro Patello de Moraes, del libro «Deus – A grande farça». El análisis habría sido hecho en el 2001, cuando Valentina fue llamada para declarar a la policía por la desaparición del niño, Leonardo de Mello e Silva.

Patello, dijo que en ningún momento, el libro alude o induce a prácticas de castración o delitos contra la vida.

«Sólo una persona demente, después de leer el libro, comete este tipo de delitos».

El laudo fue considerado ilógico por la fiscalía por presentar una contradicción entre el contenido del análisis y la conclusión de la profesora. Mientras que en el curso de las 50 páginas del estudio de Socorro Patello describe a la vidente como una mujer angustiada, contradictoria, deprimida, incapaz de asumir sus errores, con problemas sexuales latentes, familia disfuncional, que se considera una diosa y tiene una serie de problemas de personalidad, en la realización del informe se señala que en ningún momento el libro de Valentina de Andrade señala el camino de la mutilación y el asesinato.

«Por el contrario, su deseo es siempre por un mundo mejor, advirtiendo a la gente que tenga cuidado con los niños porque son de fácil acceso a la maldad de los corruptos, porque son simples y espontáneos».

Sobre el extracto del libro en el que Valentina recomendó a sus discípulos tener cuidado contra los niños, porque serían instrumentos nefandos de la farsa llamada Dios, Patello afirmó que, en realidad, ella quería decir:

«Para educar a los niños porque el hombre es un ser ignorante, violento y se lo hace violento. Los niños que son el futuro y esa sociedad se hará de acuerdo con la formación de estos niños».

La profesora dijo que en el «viaje» que hizo a la mente de Valentina de Andrade no encontró tendencias a la práctica de homicidios.

«Ninguna. Hay una búsqueda del sentido de la vida. De ahí la razón de su preguntarse por qué los dolores de parto, por ejemplo. En cuanto a los niños, la razón por la que nacen deformes».

También en la conclusión, la profesora dijo que Valentina abominaba todo lo que es dolor, sufrimiento e infelicidad.

«De ahí a decir que este folleto contiene algún incentivo para cobrar un acto ignominioso es imputar una perversidad que no existe. Es retroceder al Tribunal de la Inquisición de la Edad Media para condenar al autor por tener diferentes creencias de los demás».

En otra parte de las más de 50 páginas del informe, leído en la sesión, Patello destacó la creencia de Valentina de Andrade en los seres extraterrestres que creía que incorporaba su entonces marido, el argentino Roberto Olivera, transfería sus revueltas personales a Dios, cuestionándolo como una entidad superior; relacionaba a Dios con el padre biológico, defendía su propia excomunión; fusionaba conocimientos científicos con «cuentos de hadas» en la segunda parte del libro que la profesora consideraba que no fue escrita por Valentina; las mutilaciones de criaturas como una referencia a la talidomida, la crítica de la reproducción humana, señalando el feto como un «parásito» de la madre y la relación sexual como un desperdicio de energía.

Patello clasifica la obra de Valentina como una pérdida.

«Yo quise ser benevolente. Su libro es una pérdida en términos de obra literaria y científica».

 

Después de la lectura y el análisis, la profesora dijo que estaba desilusionada al ver «una mujer frustrada, enojada con Dios, pero que no dice nada, ni manda hacer nada». En cuanto a la declaración de la fiscalía de que el dictamen es lógico y su conclusión ilógica, Patello se preguntó dónde está la falta de lógica.

«No podía decir que ella está loca, porque sería un ejercicio ilegal de la psiquiatría. No puedo decir que alguien está loco, pero ella es absurda, vanidosa, quiere ser amada tanto que llama la atención de la gente de una manera negativa».


[1] http://www.lulu.com/product/tapa-dura/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-4/10799590

http://www.lulu.com/product/tapa-blanda/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-iv/10799633

[2] (Sic) El apellido correcto es Teruggi.

[3] En el lenguaje d las enseñanzas cósmicas: «transferencia» = muerte; por lo tanto, MÁQUINA DE MUERTE (o de matar). A Teruggi le gustaban las armas, el buceo, el deporte, murió con un parapente, pero este costoso regalo no iba a ser de utilidad para matar gente, porque no había razón para que lo hiciera, ni lo había hecho, ni portaba armas; un lujo caro cuyo dinero que costó podría haberse usado en algo más productivo, pero eran los tiempos de caprichos de la señora incluyendo viajar a Las Vegas, mientras a algunos apenas les alcanzaba para pagar la cuota del LUS. En su famoso escrito contra el dios de este mundo, titulado «Reflexión» (que circulaba en fotocopias, había sido reproducido por el divulgador del tema ovni Fabio Zerpa en su revista argentina «Cuarta Dimensión» y Valentina incluyó en su libro) ella declaraba nunca haber dañado a personas ni animales. Olivera llegó a comentar que hasta se había lesionado un pie por pisar mal al evitar pisar una hormiga. ¿La gente cambia?: un ex miembro me comentó que cuando estuvo con ella y Teruggi en Londrina, él mató con su carabina a un gato que andaba molestando, y que lo hizo porque ella le dijo que lo hiciera. No mucho antes, ella me había recriminado que yo hubiera matado gatos en mi infancia (cualquier comentario entre los miembros del grupo sobre anécdotas pasadas o presentes, solía ser aprovechado por los que andaban a la pesca de cualquier cosa que sirviera para causar problemas a alguien en particular). Pero quizá ya para el tiempo del incidente de la carabina, los felinos hayan entrado en la lista negra de entidades nefastas fríamente eliminables; quién sabe»¦pero para las cosas que ella hacía o mandaba a hacer, la explicación hubiera sido, como siempre: «todo tiene un porqué, nada es porque sí». (Nota de Clomro).

[4] Muy gracioso mientras no se pensaba que esto iría a ser usado para fundamentar las acusaciones por mutilaciones genitales (Nota de Clomro).

[5] Que fue el ideólogo del LUS como organización con un nombre, que ya en 1984 se había empezado a utilizar en volantes que el grupo repartía. Para los tiempos del vídeo en cuestión, sólo iba de tanto en tanto a reuniones como invitado, ya no más como miembro (a la vez que, por entonces, solía reunirme con él y un ex miembro de LUS entre 1998 y 1999). (Nota de Clomro).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.