Pajarovnis en la oleada de 1947

Pajarovnis en la oleada de 1947

No había pasado ni un mes de la observación de Kenneth Arnold cuando el British Columbian, un periódico de New Westminster publicó la siguiente nota que, de alguna manera, respaldaba la primera interpretación de Arnold a su avistamiento: pájaros.

No fue la única. En nuestra serie dedicada a la oleada de 1947 (“El día después de Roswell”) podemos leer sobre varios casos de pajarovnis durante esa oleada.

Dice que los platillos volantes son pelícanos[1]

Spokane, Washington, julio 12 (BUP)

Un veterano piloto de Northwest Airlines que lleva volando más de 15 años sobre el noroeste del Pacífico (territorio reciente de los “platillos volantes”), le quitó hoy todo el glamour al misterio de los discos voladores. Según él, lo que todas esas personas están viendo son pelícanos. O quizá gansos o cisnes en vuelo.

El capitán Gordon Moore ha revelado cómo él y su copiloto, Vern Kesler, se dedicaron a la caza de platillos volantes el pasado miércoles durante su vuelo regular entre esta ciudad y Portland (Oregón). Kesler estaba seguro de haber visto algunos platillos volantes el 2 de julio pasado, así que los pilotos se habían armado con cámaras de filmación y binoculares para el caso de otro encuentro.

“De repente, descubrimos nueve grandes discos redondos que se desplazaban hacia el norte a unos 2000 pies bajo nosotros”, cuenta Moore.

“Investigamos y pudimos comprobar que eran ciertamente algo real… verdaderos pelícanos”.


[1] Anonimo, “Says flying saucers are pelicans”, British Columbian, New Westminster, July 12, 1947.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.