Archivo de la categoría: . Ceticismo Aberto (Kentaro Mori)

Punto para el Dalai Lama

image

Punto para el Dalai Lama

Kentaro Mori

dalai_lamaMientras ciertos religiosos intentan tergiversar la ciencia para propagar sus dogmas favoritos, es agradable encontrar a un líder religioso de la talla del Dalai Lama expresando la siguiente opinión, en el prólogo de su nuevo libro “El Universo en un solo átomo”:

“Mi confianza en aventurarme en la ciencia radica en mi creencia básica de que en la ciencia, como en el budismo, el conocimiento sobre la naturaleza de la realidad se busca a través de la indagación crítica; si el análisis científico demostrara de forma concluyente la falsedad de una afirmación del budismo, entonces tendríamos que aceptar la conclusión de la ciencia y abandonar dicha afirmación”.

Pero por mucho que simpatice con la ciencia, el Dalai Lama no es un científico. Y su posible participación en un congreso de neurociencia el mes que viene en EE.UU. está causando polémica. El programa incluye una charla del líder espiritual sobre los efectos de la meditación budista en el cerebro humano, un tema que, a pesar de haber sido objeto de algunos estudios científicos, sigue siendo objeto de gran controversia. Algunos científicos amenazan con boicotear el acto, mientras que otros apoyan su participación, debido a su colaboración con la investigación en la zona. En una petición, algunos científicos comparan la conferencia del Dalai Lama con invitar al Papa a hablar sobre la “relación entre el temor a Dios y la amígdala [región del cerebro responsable del condicionamiento del miedo]” y advierten contra la “difuminación de la frontera entre ciencia y prácticas religiosas”. Carol Barnes, presidenta de la Sociedad de Neurociencia, organizadora de la reunión, afirma que la conferencia no tratará sobre religión ni política.

Skeptic

The Guardian

https://web.archive.org/web/20051220032000/http://projetoockham.org/boletim_14.html

Diseño inteligente y astrología

image

N° 14 – 23 oct 05

Diseño inteligente y astrología

180px-Mike_BeheLa batalla judicial entre evolución y creacionismo continúa. Lo más destacado de los últimos días ha sido el testimonio de Michael Behe. Doctor en bioquímica y profesor de la Universidad de Lehigh, Behe (foto de la izquierda) es uno de los principales nombres del movimiento a favor del diseño inteligente. Como profesor universitario, con artículos publicados en revistas científicas (sobre bioquímica, no sobre diseño inteligente), Behe es una especie de símbolo: el científico creacionista. Pero su testimonio reveló algunas curiosidades sobre su visión de la ciencia.

Behe admitió que no hay ningún artículo sobre el diseño inteligente publicado en revistas científicas revisadas por pares que presente datos sólidos. Pero afirma, por ejemplo, que su libro “Darwin’s Black Box” ha sido sometido a una revisión aún más rigurosa que la que se aplica a los artículos de las revistas científicas. Aunque estos artículos suelen ser evaluados por dos revisores, afirma que su libro fue revisado por un número mucho mayor de científicos. La curiosidad que salió a la luz en el juicio es que sólo uno de ellos recomendó realmente, al editor encargado del libro, que éste se publicara. Y este crítico, el Dr. Michael Atkinson, de la Universidad de Pensilvania, en realidad nunca leyó el libro, sólo se basó en una breve descripción transmitida en una conversación telefónica de diez minutos.

Behe también explica por qué cree que las conferencias científicas no son lugares adecuados para difundir sus teorías sobre el diseño inteligente, ya que la atención recibida no sería suficiente para explicar el diseño inteligente adecuadamente. Pero teorías mucho más complejas, que, a diferencia del diseño inteligente, cuentan con montañas de datos experimentales y mecanismos propuestos, se debaten habitualmente en estas conferencias. De lo que se deduce que el problema no está en las conferencias…

Otra curiosidad fue la definición de ciencia propuesta por Behe. Behe admite que la definición de ciencia utilizada por el resto de la comunidad científica no permite llamar ciencia al diseño inteligente. Así que creó su propia definición de ciencia, con más “flexibilidad”. Tanta flexibilidad que Behe admitió que, según su teoría, la astrología se consideraría ciencia. Al menos en este punto, que la astrología es tan científica como el diseño inteligente, estamos de acuerdo con él.

Pero por lo que sabemos, Behe no recomienda que la astrología también se enseñe como ciencia en las escuelas públicas. Quizá sea porque los astrólogos no afirman que exista una misteriosa entidad omnipotente que diseñe las cartas astrológicas que venden. Menos mal.

ACLU

Mike Argento

Vidente brasileño contra EE.UU.: el juicio

Vidente brasileño contra EE.UU.: el juicio

Kentaro Mori

En 2004, el adivino brasileño Jucelino Nóbrega da Luz saltó a los titulares de todo el mundo. Jucelino afirmó haber revelado, mediante cartas enviadas a diversas autoridades estadounidenses, el escondite de Sadam Husein y exigió, ante los tribunales brasileños, la recompensa de 25 millones de dólares prometida por el gobierno de Estados Unidos.

En primera instancia, el 5º Tribunal de la Sección Judicial de Minas Gerais desestimó el caso alegando que la justicia brasileña no tenía competencia para juzgarlo, ya que el demandado – el gobierno estadounidense – no residía en el país. Pero este jueves (6/10) el Tribunal Supremo de Justicia decidió que la justicia brasileña sí es competente para juzgar el caso del vidente y devolvió la papa caliente a la justicia de Minas Gerais. La decisión de los jueces en ambos casos puede leerse aquí.

334847Jucelino afirma que advirtió al gobierno estadounidense de sus premoniciones mediante cartas enviadas al Presidente Bush, al Senado de Estados Unidos, al Director del FBI y al Cónsul de Estados Unidos en Brasil en el periodo comprendido entre el 13 de septiembre de 2001 y el 17 de julio de 2003. Sus predicciones, sin embargo, no se limitan al escondite de Sadam Husein. Piense en un acontecimiento importante de la historia reciente o en un nombre famoso en una necrológica y Jucelino dirá que lo predijo: los atentados del 11 de septiembre, del 11 de marzo en Madrid y el de Londres; la muerte del Papa, de la princesa Diana, del embajador brasileño en Irak, de Bochecha, de Leandro (de L&L); el tsunami en Asia y el Katrina en EE.UU.; la elección del presidente Lula, el mensalão, el robo del Banco Central y mucho, mucho más. Todo con una precisión impresionante: “Vi el plan de Al-Qaeda. Estaba escrito en árabe. Lo vi y lo traduje. No hablo árabe, pero he visto el plano y la traducción. El plan real, la ubicación, cómo iban a hacerlo. Estaba marcado exactamente en los dibujos que hicieron”, dice Jucelino. Por cada predicción que, según el vidente, le llegaba en sueños, Jucelino habría enviado una carta de advertencia a las víctimas; la mayoría de ellas registradas, algunas notariadas. En una de las cartas enviadas al presidente estadounidense se lee:

“Tendrá que hacer frente a dos guerras en los próximos años, una contra Afganistán y otra contra Irak. Pero les diré de antemano dónde encontraren a Sadam Husein, pues huirá cuando las fuerzas estadounidenses ganen Irak”.

“Se esconderá en: ‘Ad Dawr’, cerca de ‘Tikrit’ – allí se encontrará un póster del Arca de Noé, estará escondido en un agujero de 1.8 m de largo y 65 cm de ancho, cubierto con palos y una alfombra de goma en un lugar a orillas del río Tigris. Habrá ladrillos, barro (arcilla) y basura para disimular la entrada”.

Por supuesto, todo sería más fácil si Jucelino mostrara algunas de estas cartas antes de que los acontecimientos que predice fueran ampliamente difundidos por los medios de comunicación. Pero, como de costumbre, eso no es lo que ocurre. A pesar de afirmar que sus predicciones están registradas en la notaría, por lo que se deduce del recurso ante el Tribunal Supremo, las pruebas aportadas a la causa son únicamente las copias de las cartas supuestamente enviadas y los acuses de recibo, que evidentemente no dan fe del contenido de las misivas. Hay, sin embargo, una excepción: el CEPUA, sitio ufológico de la era de Novosibirsk, tiene una carta notariada de Jucelino (pero sin la fecha de registro visible) dirigida al gobernador de Río de Janeiro. En él, el vidente predice que un tornado azotará el estado de Río de Janeiro el 19 de octubre de 2007 (aunque podría ocurrir antes o después de esta fecha…) y que entre 2013 y 2016 la erupción de un volcán en las Islas Canarias provocará olas de 150 metros que alcanzarán todo el estado de Río de Janeiro. Para hacerlo todo más interesante, hay una enorme “X” sobre un pasaje que falta en la carta, en la que se lee “censurado”, pero sin indicación de quién o por qué se hizo la censura.

Según el periodista Mario Enzio Bellio, autor de un libro sobre las profecías de Jucelino, el clarividente ha enviado ya más de 86,000 cartas (¡!) a personas de todo el mundo advirtiéndoles de sus premoniciones. Dado que enviar una carta certificada cuesta unos 5 reales brasileños, parece que el paranormal ya ha gastado aproximadamente 400,000.00 reales brasileños en Correos. Jucelino afirma que ha tenido premoniciones desde que tenía 9 años. Pues bien, como el clarividente parece tener algo más de 40 años cabe suponer que ha estado enviando cartas durante los últimos 30 años, lo que le exigiría mantener una media de 7 cartas diarias para alcanzar la marca. Una hazaña aún más impresionante si se tiene en cuenta que sus premoniciones están escritas a lápiz y luego mecanografiadas en una vieja máquina de escribir. Jucelino dice que se acuesta a medianoche y se despierta a las 3 de la mañana para transcribir sus sueños; esto le da más o menos 7 visiones cada tres horas de sueño y sin duda convierte a Jucelino en el clarividente más eficiente de la historia. La supuesta exactitud de sus premoniciones ni siquiera sorprendería tanto como la aparente claridad de los detalles, ya que además de fechas, nombres y lugares, deben venir con la dirección completa de las víctimas. Un verdadero prodigio comparado con Nostradamus con sus cuartetas vagas y rocambolescas…

https://web.archive.org/web/20110523193219/http://www.projetoockham.org/boletim_13.html

“Ceguera de elección” y cómo nos engañamos a nosotros mismos

“Ceguera de elección” y cómo nos engañamos a nosotros mismos

11 de octubre de 2005

Kentaro Mori

blindmHace tiempo, en un reino lejano, los científicos mostraron a unos voluntarios unos pares de fotografías de rostros de mujeres. “¿Cuál te parece más atractivo?”, preguntaron los científicos. Cuando el voluntario reveló su elección, los científicos le pidieron que describiera verbalmente las razones para explicar su elección.

Pero lo que los voluntarios no sabían era que los científicos eran astutos y a veces utilizaban un juego de manos para cambiar las fotos una vez hecha la elección. Así que le pedían al voluntario que explicara por qué había elegido la cara que, en realidad, no había elegido.

Y aquí es donde la historia se pone interesante, porque sólo una de cada cinco veces se notó el cambio. No sólo eso, además de no notar el cambio, los voluntarios fueron capaces de describir con detalle por qué habían elegido la cara que no habían elegido. Los científicos lo llamaron “ceguera de elección”.

Las justificaciones que dieron los voluntarios fueron increíblemente similares a las justificaciones dadas para las caras que realmente habían elegido. Esto los científicos lo llamaron “ceguera de elección”.

El experimento no es un cuento de hadas, sino que fue realizado anteriormente por investigadores de la Universidad de Lund (Suecia) y la Universidad de Nueva York. Al igual que el síndrome da la falsa memoria, o la ilusión de Mcgurk, se trata de otra extraordinaria demostración de la gran capacidad de nuestro cerebro para ser engañado. Las implicaciones de esto para las afirmaciones extraordinarias en ufología y lo paranormal sólo refuerzan los puntos repetidos hasta el cansancio por los escépticos.

“Ceguera de elección” y cómo nos engañamos a nosotros mismos

¿No has conseguido lo que querías? Puede que ni siquiera te des cuenta

Investigadores suecos mostraron un par de rostros femeninos a 120 voluntarios durante 2 segundos y luego les pidieron que eligieran cuál les parecía más atractivo. A continuación, los investigadores pidieron a los voluntarios que explicaran sus elecciones.

La prueba se repitió 15 veces para cada voluntario, utilizando diferentes pares de caras, pero en tres de las pruebas las caras se cambiaron en secreto después de haber hecho una elección.

Sorprendentemente, una gran parte de los voluntarios no se dio cuenta del cambio cuando por fin pudieron ver de cerca su elección, sino que fueron capaces de dar explicaciones detalladas de por qué preferían la cara que habían rechazado.

Sería como pedir una manzana y luego explicar exactamente por qué querías el plátano que acabaste recibiendo.

Los investigadores llaman a este fenómeno “ceguera de elección”.

“Está radiante”, exclamó un voluntario sobre un rostro que no había elegido. “Me habría acercado a ella en lugar de a la otra. ¡Me gustan los aretes!”

Otra voluntaria dijo que la cara que eligió (que en realidad no eligió) parecía más bonita que la otra.

Lars Hall, investigador de la Universidad de Lund, cree que los voluntarios fueron sinceros al ofrecer sus cuentas y que, de alguna manera, no se dieron cuenta del intercambio.

“‘Confabulación’ es quizá el término más seguro”, dijo Hall en una entrevista por correo electrónico. “‘Quiero decir que los relatos [falsos] se construyeron después del hecho’”.

Tras el experimento, se presentó a los voluntarios un escenario “hipotético”: supongamos que participan en un experimento en el que se intercambian las caras que han elegido. ¿Se darían cuenta?

Doblemente ciego

El 84% de los voluntarios dijo que lo notaría. Los investigadores lo llamaron “ceguera de elección”. Cuando los voluntarios fueron informados de la verdad sobre cómo habían sido engañados, muchos expresaron su sorpresa e incluso su incredulidad.

Los investigadores aún no saben cómo o por qué se produce la ceguera a la hora de elegir, pero creen que afecta al núcleo de la toma de decisiones. Algunas de las teorías más populares sobre la toma de decisiones asumen que las personas se dan cuenta cuando sus elecciones y los resultados de esas elecciones no encajan.

“Pero, como demuestra nuestra experiencia, no siempre es así”, dijo Hall a iveScience. “Así que el concepto de ‘intención’ necesita ser reevaluado y examinado más de cerca”.

Los experimentos de ceguera a la elección también pueden proporcionar un medio para estudiar la subjetividad y la introspección, temas que muchos científicos ya consideran extremadamente difíciles o incluso imposibles de evaluar científicamente.

“Si alguien se empecina en conocer su propia mente, es muy difícil avanzar más allá de ese punto”, dijo Hall. “[Pero] utilizando la ceguera de elección podemos crear una situación muy particular -y muy extraña- en la que podemos decir realmente que alguien está equivocado a pesar de que podría afirmar con vehemencia que conoce su propia mente”.

El estudio se detalla en el número del 7 de octubre de la revista Science.

[Fuente: Choice blindness and how we fool ourselves].

https://web.archive.org/web/20101007234354/http://www.ceticismoaberto.com/ufologia/47/cegueira-de-escolha-e-como-enganamos-a-nos-mesmos

Made in USA

Made in USA

5 de octubre de 2005

Kentaro Mori

real_link3Supuestos documentos secretos hechos públicos recientemente revelan, según este sitio web, los verdaderos orígenes de los platillos volantes. ¿Podría ser que, después de todo, Estados Unidos hubiera estado creando platillos volantes durante sesenta años, en un proyecto de avión secreto desarrollado desde 1947? El sitio muestra algunos documentos de las Fuerzas Aéreas estadounidenses en los que basa sus teorías y tiene un conjunto de ilustraciones basadas en las descripciones de esos documentos.

[De la lista BURN]

No lo conocía, y es muy interesante, por cierto. Y es plausible, o al menos es plausible que todavía haya varios aviones experimentales de la USAF con forma de disco que aún no se han hecho públicos.

Pero hay varios elementos extraños, en los detalles, y en la historia, especialmente.

Desde el principio, la historia habla de un tal “Jack”, dando a entender que es un seudónimo. Pero en los supuestos “documentos” vemos claramente que sería un Jack D. Pickett. Y vemos que se tomaron la molestia de censurar los números de teléfono en los documentos, pero aparentemente se olvidaron de censurar el nombre “real” de “Jack”. Que sería el propio Jack.

Los documentos en sí no son más que cartas supuestamente escritas por Jack y Botz, dos personas que, según la historia, supuestamente vieron las aeronaves en cuestión. Curiosamente, ni siquiera se muestran las respuestas oficiales a dichas cartas. Falsificar esas respuestas sería un delito. No sé exactamente si la falsificación de supuestas cartas enviadas a cualquier persona sería también un delito. Imagino que sin la falsificación de sellos, franqueo y similares, no lo sería.

Una búsqueda a través de Google muestra que el autor del sitio web, las imágenes y el texto –Mike Schratt– es, de hecho, un tipo bien involucrado en el tema de los platillos volantes terrestres y los proyectos secretos.

En particular, Schratt es uno de los promotores de las leyendas de ovnis nazis. Los menciona en el sitio web en cuestión, y afirma que el inexistente científico nazi Miethe estaba detrás de todo ello.

Todavía en la historia contada en el sitio web. Según Schratt, estos platillos volantes de la USAF serían extraordinarios, podrían ir a Rusia sin escolta, prescindirían de bases, de repostaje…

Lo que difiere un poco de lo que escribió en un foro:

Debido a problemas de estabilidad, este modelo en particular ha sido destruido, a excepción de los últimos cuatro que quedan en la base aérea de MacDill”.

La referencia a los “problemas de estabilidad” es posiblemente una referencia al problema real que ha rodeado a los diseños -también reales- de discos voladores AVRO.

Sin embargo, lo que más me hace sospechar de todo el asunto es esto:

F-19 Revealed? By Mark McCandlish and Michael Schratt

El mismo Schratt contando una historia sobre otro militar retirado que vio por casualidad otro proyecto altamente secreto. En este caso, un F-19. La misma profusión de detalles aparentemente técnicos, casi la misma historia.

Por todo ello, sospecho que Schratt se inventó la historia, al igual que creó las imágenes, que admite abiertamente que son sólo ilustraciones. Tal vez imagine que inventando esas historias tiene más posibilidades de saber algo concreto sobre los proyectos secretos. Esta extraña lógica puede incluso haber motivado el fraude de los “documentos” MJ12. Si cree que algo es real y se mantiene en secreto, pero no tiene pruebas; haga un fraude similar y espere a ser atrapado en la trama real. Bluff.

Por supuesto, es sólo una sospecha. Tal vez Schratt realmente conoció a un Jack Pickett, que realmente vio esos aviones. Su existencia, repito, es plausible. Aparte de que explican todos los avistamientos de “platillos volantes”; que fueron creados por los nazis; que presentaban características extraordinarias y que se mantuvieron en secreto precisamente por eso; lo que queda es plausible. Pero no sería nada especialmente nuevo.

https://web.archive.org/web/20091126101801/http://www.ceticismoaberto.com/ufologia/43/made-in-usa