Encuentro con Antraspartarlox (2)

MARÍA CRISTINA LEGUÍZAMO Y SU ENCUENTRO CON ANTRASPARTARLOX

EL VIAJE A HERCOLOBUS

Continuemos con el relato de Cristina hecho al periodista Antonio Escobedo. En 1974 dijo:

«Es verdad, yo viajé primero con mi hijo y después sola en un platívolo extraterrestre y visité el planeta Hercólobus y penetré al sistema Tilar.

«También me indicaron que el planeta que visitaríamos, pertenecía al cinturón de Orión[1] del sistema Tilar. Hicieron especial hincapié, en que si lo prefería podría llevar a mi hijo, pues él ya los había visto[2].

«Desperté a mi hijo y le indiqué que haríamos un viaje en el avión que minutos antes observara y la noticia lo llenó de gusto. En la sala de la casa, esperaban los tres seres, los cuales nos indicaron a mi hijo y a mí que los siguiéramos[3].

«Nos dirigimos hacia el patio de la casa y de pronto ante mí, pude contemplar bastante asombrada una nave espacial, que al igual que me la describiera mi hijo, era de forma redonda y emitía destellos de luz de diferentes colores[4].

Leguízamo6 La señora Leguízamo señala el lugar en donde flotaba la nave espacial que la llevaría al planeta Hercólubus.

«La nave se encontraba como girando y suspendida en el aire y nuestros extraños acompañantes, nos indicaron que caminásemos hacia ella y cuando nos encontrábamos debajo de ella, de pronto una fuerza extraña nos introdujo a la misma[5].

«A mi hijo y a mí nos colocaron en una especie de grandes sillones que luego quedaron cerrados por una cubierta de un material transparente[6]. Esto lo hacían, según me informaron después para que no sufriéramos los efectos de la gravedad[7].

«El interior de la nave, era bastante espacioso y muy cómodo, alrededor del cuarto de cabina donde nos hallábamos había un sinnúmero de palancas y botones que se encendían y se apagaban a intervalos[8].

«Al través[9] de una pantalla como de televisión, uno de nuestros acompañantes me indicó que mirase y al hacerlo, pude observar algo así como una pera y muchas luces a su alrededor y según nos informaron, aquello que había visto era mi planeta de origen la Tierra[10]. De pronto, sin poder precisar cuánto tiempo había transcurrido, dado que perdí la noción del tiempo, observé al través de la misma pantalla a otra nave, que a diferencia de la que me encontraba, aquella no era de forma redonda sino que más bien tenía la forma de un puro; y entonces se me informó que nos estábamos acercando a una nave nodriza[11].

«Penetramos en el platívolo a la nave nodriza[12], y al bajar en ella pude percatarme que en su interior; había muchísimo platívolos y otros seres, de diferentes colores en sus cabellos, tal vez me imagino que éste sea un rasgo de diferencia de procedencia entre ellos.

Por unos instantes, nuestra entrevistada calló, como si estuviera viviendo nuevamente aquellos inigualables momentos y al notar nuestra avidez continuó su relato.

Antraspartarlox4 Antraspartarlox.

En la nave nodriza -continúa la señora Leguízamo- surcamos por segunda vez el espacio, y mi hijo se durmió. Los seres en la nave iban y venían y no obstante que mis ropas eran completamente diferentes a las de ellos, así como mi físico, no me miraban como a un ser raro y según he comprendido, esto es a causa del tiempo que llevan observándonos[13].

«De pronto nos acercamos a una gran muralla de color obscuro que pude advertir al través[14] de una especie de ventana y detrás de aquella inmensa oscuridad, se percibía una luminosidad enorme. Uno de mis acompañantes, me indicó que nos estábamos acercando al planeta HERCOLOBUS y me indicó asimismo Que descenderíamos para que lo conociera[15].

«Así lo hice, sólo que esta vez solamente acompañada por un ser y sin mi vástago, dado que se había quedado dormido en la nave.

Estando ya en el planeta Hercólobus, la señora y su acompañante, empezaron a caminar a través de una especie de túnel al fondo del cual advirtieron una luz sin igual.

Al llegar hasta el punto de mayor luminosidad dentro del túnel, por segundos nuestra entrevistada creyó que se cegaría de por vida, pero no ocurrió tal situación, dado que poco a poco se empezó a desvanecer la luz cegadora y ante ella y su acompañante, apareció de pronto un ser de aproximadamente 20 metros de estatura[16].

El enorme ser, nos dice doña Cristina se parecía tanto en su físico a Jesucristo, que por unos momentos llegó a pensar que verdaderamente se trataba del Hijo de Dios[17].

Al interrogar a nuestra entrevistada acerca de si había sentido miedo ante la presencia de tan extraño ser, nos contestó:

«No, en ningún momento sentí miedo, dado que nadie me había causado el más leve daño».

El extraño ser me dijo por telepatía que él no era Cristo, que se llamaba ANTRASPARTARLOX y que era el REGENTE de los seres del espacio.

Antraspartarlox5 Antraspartarlox.

«Así mismo me dijo que me habían llevado hasta él para que me diera un mensaje».

El mensaje es el siguiente:

«Se están autodestruyendo. Sólo aplican su inteligencia en máquinas de guerra, mientras que se desentienden de la alimentación de los pueblos al grado de que pronto habrán consumido todo sobre la Tierra y, no tendrán más recurso que alimentarse de los productos del mar, pues también su fauna será consumida.

«Se comerán entonces los unos a los otros hasta no quedar sino un sobreviviente que tendrá que comerse a sí mismo.

«Fabrican balines para matarse, cuando podrían utilizar esos minerales para la estimulación de los vegetales que son su propia existencia… eso aquí le llamamos de otro modo… allá es agricultura… se o1vidan de ella y hacen infiernos en donde se asan por millares y se hacen polvo en desesperado esfuerzo por aminorar el número de bocas, eliminando seres a los que no tienen derecho de destruir, porque los humanos no son creadores de sí mimos. Son creación de la excelsitud, por lo que deberían, de ser sagrados, porque son pensantes, dotados de inte1igencia y tú fuiste señalada para transmitir este mensaje»[18].

Leguízamo4 La testigo muestra una de las piedras calcinadas encontradas en el lugar en donde se posó la nave.

La señora Leguízamo nos narra que de pronto, así como se presentó el enorme ser, se desapareció de pronto y su acompañante le informó que era hora de regresarla a su hogar.

¿Cómo regresó?…

Doña Cristina no lo recuerda. De pronto se vio en su casa y su primera reacción fue el convencerse que su hijo se encontraba bien.

¿Habría sido un sueño el viaje? No, no lo fue, su calzado al igual que el de su hijo, se encontraba tremendamente desgastado[19].

Al informar a los técnicos de la NASA de lo sucedido, le recogieron su calzado y junto con el de su vástago y la grabación de los hechos, regresaron a su país y hasta la fecha no le han informado de sus investigaciones[20].

CURANDERA

Luego de la partida de su esposo hacia los Estados Unidos y teniendo que sostener a sus cuatro hijos y a su padre enfermo, María Cristina Leguízamo comenzó a trabajar como curandera. Para ese entonces no sólo decía haber contactado con Antraspartarlox, del «planeta verde» o Hercólubus[21], sino con un tal Kalin Karushema, que se identificó como uno de los integrantes de «las siete tribus míticas de Israel»[22]. Entre sus contactos también estaba un anciano de aspecto venerable que dijo ser el mismísimo Espíritu Santo. Entre las visitas también estuvo el espectro de Martin Luther King, «el cual me notificó que John F. Kennedy había reencarnado en un individuo de raza negra destinado a ser el salvador de su raza. Yo me preguntaba si todo esto formaba parte de mi preparación, y si era así la manera en que probaban mi mente».

BarbaraGuerreroPachita Bárbara Guerrero, «Pachita».

Las sesiones de «cátedra y sanación» se daban en su casa del Ajusco. Ahí María Cristina difundía las enseñanzas transmitidas por todos estos seres del astral, del infinito y de más allá. Ahí mismo, en su humilde casa, realizaba operaciones quirúrgicas en el «medio astral», haciéndole la competencia a la entonces famosa Bárbara Guerrero, mejor conocida como «Pachita».

Fue el propio Antraspartarlox quien le enseñó a curar todas las enfermedades empleando para ello la energía extraída del Sol, la energía «pránica». Leguízamo «canalizaba» esta energía para curar a enfermos que iban desde amas de casa hasta profesionistas. Cristi también enseñaba a otras personas cómo adquirir la resistencia necesaria para poder viajar por el espacio en naves interplanetarias sin sufrir daño alguno por las altas velocidades que se emplean.

Ahí fue donde la conoció Antonio Escobedo Cordero en 1973 y en donde la entrevistó para la revista Grandes Reportajes, para el periódico Afirmaciones Extraterrestres y para su libro de 1978. En ese entonces ya había muerto el padre de la señora Leguízamo (septiembre de 1967) y ella vivía con dos de sus hijos[23] y un hermano, el cual trabajaba en su casa en la manufactura de ropa.

Es interesante notar una pregunta en ese año, en la que María Cristina menciona la «medicina energética», término éste que había puesto de moda otra de las contactadas mexicanas María del Socorro Pérez[24], «Marla». Me parece aquí que «Cristi» le plagió la idea a «Marla». Escobedo escribe en su libro:

Copia de Marla Marla.

¿En qué consiste la ayuda que nos proporcionan los seres de otros planetas?

«Bueno, en primer lugar se encuentran los conocimientos que sobre medicina energética nos transmiten, por medio de los cuales muchas personas son curadas de sus enfermedades: también están los diversos aparatos que ordenan a otros de sus contactos que hagan para que llegado el momento sean empleados para salvar a muchas personas de las radiaciones atómicas y otras tantas cosas más que enseñan pero que yo desconozco, pues a cada uno de nosotros le toca una comisión diferente».

¿Pueden destruirnos los extraterrestres?

«Sí pueden, pero no lo harán. Desde hace muchos siglos vigilan nuestra evolución y llegado el momento salvarán a muchas personas, llevándolas a otros planetas».

¿Sólo quienes tengan relaciones con ellos serán salvados?

«No, eso no es necesario».

¿De qué nos salvarán?

«De los peligros que correremos cuando nuestras reservas alimenticias se agoten por la pésima explotación que se ha hecho de ellas, así como de la inevitable guerra atómica y de varios movimientos que sufrirá la Tierra como consecuencia de la transformación y la creación de otros planetas».

Leguízamo3 En una conferencia de prensa luego de haber dado a conocer su experiencia de contacto. El personaje sentado en la esquina, segundo de derecha a izquierda, es el supuesto «técnico de la NASA», John Smith. La señora Leguízamo se encuentra a la izquierda.

Hubiera sido interesante la opinión del experto en contactados mexicanos, Carlos Ortiz de la Huerta, sobre María Cristina Leguízamo, pero al parecer el reportero de sociales del periódico más elitista de la capital (El Heraldo de México) no se «juntaba con esa chusma» (doña Florinda dixit), pues él sólo entrevistó a los contactados de clase media. Su plumaje nunca se manchó con las cenizas del volcán Ajusco.

El que sí se «pateo»[25] esos pedregales fue Antonio Escobedo quien aseguró haber visto al mismísimo Antraspartarlox. La historia es la siguiente:

Después de ser testigo que varias personas aquejadas de las más difíciles enfermedades habían salido de la casa de la señora Leguízamo, perfectamente sanas al habérseles aplicado las técnicas médicas enseñadas por los extraterrestres, tuve conocimiento de que la hermana de un colega periodista se encontraba en peligro de perder la vida, desahuciada por los médicos, después de que sufriera una rara enfermedad que le producía dolorosas y continuas hemorragias nasales y bucales.

CarlosOrtiz Carlos Ortiz de la Huerta.

La señora Virginia de la Concha[26], había sido tratada por diversos médicos especialistas en problemas similares al suyo, no sólo en nuestro país sirva también en e1 extranjero, sin que alguno de ellos pudiera diagnosticar siquiera qué enfermedad la aquejaba.

A la enferma ya le habían relatado algunos de los prodigios que la señora Leguízamo había logrado con enfermos, pero aun así y, como es natural, se mostraba reacia a ponerse en manos de quien ni siquiera era una enfermera especializada; pero su aparente escepticismo finalizó cuando, la noche del 26 de octubre de 1975, fue presa de una de las más fuertes hemorragias que la habían afectado y casi sin sentido, sus familiares decidieron que la llevara a casa de quien tanto les había hablado.

Llegamos en la madrugada, la hora no era muy oportuna, pero la gravedad de la enferma lo ameritaba. Con su acostumbrada amabilidad María Cristina nos franqueó la entrada a su casa y después de observar por breves segundos a la paciente que estaba casi bañada en sangre, nos comunicó que guardásemos absoluto silencio mientras Antraspartarlox «operaba a la paciente».

Nuestra amable anfitriona se retiró y a los dos o tres minutos hizo su aparición un sujeto de elevada estatura[27] (aproximadamente de unos dos metros y medio), extremadamente delgado y ataviado con un traje azul que le quedaba muy entallado en el cuerpo, y portando en las manos un extraño aparato que emitía varios sonidos agudos, ordenó con una voz apenas audible, que se colocara a la enferma sobre la mesa del comedor y que nos apartáramos un poco del lugar.

Así lo hicimos y aproximadamente a unos dos metros del lugar donde estaba la mesa, observamos cómo apenas Antraspartarlox había acercado aquel aparato a la cara de la señora De la Concha, la hemorragia se suspendía.

No habían transcurrido ni diez minutos, cuando tomándola de los brazos la ayudó a incorporarse y le dijo que ya estaba completamente sana; que le había «cambiado los huesos de la cara y que tenía que guardar reposo por algunos meses.

No podía haber algún truco, la señora Virginia de la Concha había penetrado a aquella casa demasiado grave, tinta en sangre, y ahora se veía perfectamente bien, bastante asombrada, pero perfectamente bien.

«Muchas gracias» dijo la enferma y Antraspartarlox sólo contesto que sentía mucho tener que dejarnos, pero que se encontraba perfeccionando uno de los motores de una nave espacial que sería diseñada por varios terrícolas y que tal tarea no podía esperar.

RubenManriquez Artículo del ufólogo potosino Rubén Manriquez, dedicado a María Cristina Leguízamo, que resulta ser una copia del reportaje aparecido en Afirmaciones Extraterrestres No. 3.

¿Qué fue lo que realmente ocurrió en aquella casa? Las respuestas hipotéticas podrían ser numerosas, pero la única que saltaba a la vista era que un ser que se atribuía una procedencia extraterrena, empleando un aparato construido en su mundo, había curado a una terrícola a quien los médicos habían desahuciado.

En otras ocasiones acudía a la casa de la señora Leguízamo con la finalidad de conversar con Antraspartarlox, pero no fue posible, pues unas veces se encontraba ocupado enseñando a varias personas a manejar aparatos extraños que servían para diversos fines, entre ellos el médico, y otras, según el dicho de «Cristi», estaba en su planeta de origen, atendiendo asuntos propios de su puesto de «regente» de varias galaxias.

Las curaciones se sucedían una tras otra y en todos los casos, la cura era inmediata. A manera de calmar un poco mi curiosidad inquisitiva, la contacto me mostró, en diferentes ocasiones, unos cuadernos de dibujo donde aparecían los planos de las naves que, bajo la dirección de técnicos extraterrestres, un grupo de terrícolas fabricarían para viajar a otros mundos.

Podría citar muchas más referencias acerca de la contacto María Cristina Leguízamo, pero como su casa está abierta a todos los ovnílogos, es preferible que si usted, amigo lector, se interesa en corroborar lo que escribo, le haga una visita, asegurándole de antemano que vivirá una experiencia desconcertante y sin igual.

He aquí la valiosa información de una mujer (la primer mujer) que afirma en tono de reto haber conocido otro planeta y no obstante que en innumerables ocasiones se le ha tildado de demente, ella continúa sus investigaciones y mantiene estrecho contacto con seres de otras Galaxias, con el fin de asimilar sus enseñanzas, para colaborar al mejor desarrollo del género humano.

ContinuarỦ

REFERENCIAS

Anónimo, Los ovnis serán un grave problema, Afirmaciones Extraterrestre, No. 3, México, febrero de 1974. Pág. 1.

Campos Rosa María, Medicina sobrenatural. Testimonios extraterrestres, parte V, Segunda de Ovaciones, México, 25 de marzo de 1977.

Escobedo Cordero Antonio, Estudiemos los ovnis, B. Costa Amic Editor, México, 1978. Págs. 116-129.

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/04/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-1/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/04/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-incrble-historia-de-salvador-villanueva-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-6/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-avenus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-final/

Solórzano Cristina, En el caso de la joven Lucinda se encuentran divergencias: uno sí, otros no, Afirmaciones Extraterrestres, No. 4, México 1 de junio de 1974. Págs. 3 y 7.

Tellez J. Fernando, Contacto con un mensajero del planeta verde, Contacto Ovni, No. , México, 1999. Págs. 18-22.

Tellez J. Fernando, María Cristina Leguizamo: «Viaje con un emisario del planeta verde. Análisis de un clásico caso de contacto», Contactos Extraterrestres, No. 50, México, 29 de noviembre de 1978. Págs. 14-17, 48-49.

ContinuarỦ

REFERENCIAS

Anónimo, Los ovnis serán un grave problema, Afirmaciones Extraterrestre, No. 3, México, febrero de 1974. Pág. 1.

Campos Rosa María, Medicina sobrenatural. Testimonios extraterrestres, parte V, Segunda de Ovaciones, México, 25 de marzo de 1977.

Escobedo Cordero Antonio, Estudiemos los ovnis, B. Costa Amic Editor, México, 1978. Págs. 116-129.

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/04/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-1/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/04/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-incrble-historia-de-salvador-villanueva-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-6/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-avenus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/05/viaje-a-venus-en-un-plato-volador-la-increble-historia-de-salvador-villanueva-final/

http://navelocos.blogspot.com/2007/03/escuela-de-contactados.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2007/03/egresados-de-la-escuela-de-marla/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/12/medicina-cuntica/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/01/qu-hay-de-nuevo-et/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/marla-los-uflogos-opinan/

Solórzano Cristina, En el caso de la joven Lucinda se encuentran divergencias: uno sí, otros no, Afirmaciones Extraterrestres, No. 4, México 1 de junio de 1974. Págs. 3 y 7.

Tellez J. Fernando, Contacto con un mensajero del planeta verde, Contacto Ovni, No. , México, 1999. Págs. 18-22.

Tellez J. Fernando, María Cristina Leguizamo: «Viaje con un emisario del planeta verde. Análisis de un clásico caso de contacto», Contactos Extraterrestres, No. 50, México, 29 de noviembre de 1978. Págs. 14-17, 48-49.


[1] Urión, en el relato de 1978.

[2] A Téllez le contó otra cosa: «Mi hijo Ernesto, de doce años, y yo, éramos los únicos que estábamos despiertos; mi padre y mi hija dormían en la habitación contigua. Aquel ser nos inspiró paz y tranquilidad; se comunicó conmigo por medio de telepatía ya que no movía los labios. Dijo venir del «˜planeta verde»™, y me pidió que fuera con él. Me negué pues Ernesto quedaría solo; él vio a mi hijo y éste gritó: «˜Â¡Sí voy!»™

«Lo tomó en sus brazos y me aseguró que nada le sucedería».

[3] Cuatro años después le afirmó a Escobedo que todos sus hijos habían hecho el viaje: «Como me dijera que podrían acompañarme mis hijos, opté por despertarlos y les comuniqué que un ser de otro planeta nos invitaba a ir a su mundo y gustosos decidieron emprender el viaje.

[4] En 1978 dijo: «Siguiendo al extraño ser, salimos de casa hacia el patio donde se encontraba el platívolo que minutos antes había visto mi hijo. No era muy grande y se mantenía suspendido en el aire como a cuarenta centímetros del suelo».

Desconocemos el concepto de «grande» que tenía la señora Leguízamo, pero a Fernando Téllez le dijo que el plato volador medía entre 8 y 10 metros. Creemos que eso es lo suficientemente «grande» entre la población de platillos voladores: «Cuando salimos vimos una nave resplandeciente en forma de platillo que medía entre 8 y 10 metros. El ser efectuó un movimiento con la mano derecha y la nave descendió hasta quedar a tres metros del suelo, se abrió una puerta y bajó una escalerilla. El visitante me pidió que me quitara los zapatos, que dejé al pie de la escalera, y trepé torpemente ya que los peldaños me lastimaban los pies. El, que había mantenido a mi hijo en sus brazos, me ayudó a subir».

[5] Escobedo 1978: «Subimos a la nave por medio de una especie de escalerilla y una vez dentro, nuestro acompañante nos colocó en algo así como sillones grandes y después de que en ellos nos recostamos, nos cubrió con unas cúpulas transparentes».

[6] En la versión de Téllez: «El extraterrestre nos ayudó a mi hijo y a mí a tomar asiento en unas enormes sillas, poco después de lo cual, la nave despegó».

[7] De nada sirvió eso, pues María Cristina le contaría a Téllez que: «Comencé a sentir los efectos de la aceleración y la gravedad, mi cuerpo se hinchó al igual que el de Ernesto; parecíamos globos a punto de estallar. El ser calmó mi horror al colocar sus manos sobre mi cabeza, con lo que las sensaciones desagradables desaparecieron».

[8] Las palancas y botones se convierten en una placa de multitud de colores, en la versión contada a Téllez: «Cuando todos estuvimos adentro, el hombre aquel apretó un botón que cerró la puerta mientras empezaba a salir un humo rosa con olor a azufre que nos hizo sudar. Nuestro anfitrión nos explicó que era necesario desinfectarnos y por ello me había pedido que me descalzara. Al disiparse el humo nos encontramos en una habitación redonda; de un lado y de otro, dispuestas como los cristales parabrisas de un automóvil, había dos micas verdes que permitían ver al exterior. Entre ellas, había una placa con multitud de lucecitas de colores. En el centro de la habitación se encontraba un cilindro metálico que, según me explicó nuestro anfitrión, era la alimentación de la nave.

[9] Sic.

[10] En la versión dada a Téllez. «Poco después pude ver la Tierra que se mecía como un trompo. El visitante me explicó que la nave podía desarrollar grandes velocidades y se encontraba protegida de los aerolitos por medio de energía verde, que era impenetrable. Me explicó que ellos, los habitantes del planeta verde, vigilaban a la Tierra; en ella se hacía uso de la energía nuclear indebidamente. Se burló de los esfuerzos por llegar a la Luna; en su opinión, era una empresa inalcanzable. La Tierra estaba destinada a la destrucción; un planeta llamado Arcólobus (fuerza de imán según nuestro anfitrión), la estaba atrayendo hacia el Sol».

[11] Algo muy parecido le contó a Téllez: «Cuando miré por la ventanilla delantera del platillo, vi que pasábamos entre un grupo de esferas de distintos colores que eran sorteadas por la nave a gran velocidad. El piloto explicó que se trataba del cinturón de asteroides que eran los restos de un antiguo planeta que había explotado. Seguimos viajando y de pronto nos encontramos en un espacio oscuro en el que no había estrellas: se trataba de la nave nodriza».

[12] Sic.

[13] En la versión de 1978 ya no es un hijo, ni siquiera es Ernesto. Acá habla de Rafael y María: «A los pocos minutos, según mis cálculos, llegamos a una nave nodriza y en ella descendimos del platívolo. Mis hijos Rafael y María se habían quedado profundamente dormidos y no quise despertarlos, por lo que sola con mi acompañante recorrí aquella nave que era bastante grande y en ella había numerosos platillos como el que me había transportado. De igual forma numerosos seres como mi guía se encontraban entregados a la tarea de revisar las máquinas. Mi presencia no despertó la más mínima curiosidad como me lo había imaginado y ello se debía a que como desde hace ya mucho tiempo nos observan, se han acostumbrado a vernos.

[14] Sic.

[15] En 1978 da más detalles. Dice que este extraterrestre se llama Marlott: «Los seres eran muy parecidos al ser que había estado en mi casa y que después supe se llamaba Marlott y algunos eran un poco diferentes tan sólo en el color de sus cabellos».

[16] En 1978 es más conservadora y habla de un ser de 3 metros de altura. Después de todo un extraterrestre de 20 (o de 200 metros como diría en otra versión), difícilmente cabría en un plato volador de 8 a 10 metros de diámetro: «No habían recorrido completamente la nave nodriza, cuando Marlott me indicó que habíamos llegado a nuestro destino. Me dijo que caminara por un pasillo al final del cual había una especie de túnel y tomándome del brazo me condujo por él. Casi no había luz y después de caminar un buen tramo juntos, mi acompañante, señalándome una gran luz que se divisaba al fondo, consignó el hecho de que Antraspartarlox me quería ver a solas, por lo que se detuvo y yo seguí caminando hasta que me topé con un extrañísimo ser de más de tres metros de estatura».

[17] Es la primera vez que leo que Jesucristo se parecía al señor Spock, pues así describió a Antraspartarlox en un principio. Téllez lo relata de esta manera: «Al salir del platillo entramos en una galería llena de seres parecidos a nuestro anfitrión que manipulaban extraños aparatos. Ahí se quedó Ernesto; yo, en compañía de nuestro guía, abordé una pequeña nave para dos personas. En ella fuimos a lo largo de un vasto túnel que desembocaba ante una gran puerta. La puerta se abrió, salimos de la nave, y un hombre de colosales dimensiones apareció ante nosotros. El gigante, de largos cabellos y barbas, vestía una túnica blanca que le llegaba hasta los pies. Al verlo exclamé:

«Â¡Es Jesús!, y él contestó: «˜No soy quien dices, fíjate bien en mí pues de eso darás fe a tu regreso»™».

[18] El mensaje no sufrió mucha variación en su versión de 1978: «Fijando su mirada en mí, aquel misterioso personaje que vestía ropas parecidas a las que usaran en el Oriente en la antigüedad, me dijo:

«No temas, has sido escogida para dar un mensaje a la humanidad y por ello es que estás aquí. Después sentenció:

«Ustedes los terrícolas se consideran los seres más perfectos de la creación y sin embargo fabrican balines para matarse, sin ponerse a pensar que no tienen derecho a privar de la vida a otros seres, pues ustedes no son dueños de sí mismos y porque, además, con la energía que liberan sus armas, ponen en peligro a los otros planetas cercanos a la Tierra.

«Va a ser muy difícil que crean tu palabra pero deberás hacer todo lo posible por transmitir lo que acabas de escuchar; muy pronto nos volveremos a encontrar en tu propia casa, donde iré a enseñarte algunas de las ciencias que se conocen en casi todos los planetas, menos en el tuyo.

«Aquel ser que me dijo que se llamaba Antraspartarlox, me ordenó retirarme y así lo hice, regresando por el mismo túnel hasta donde se encontraba Marlott, quien me volvió a tomar del brazo y me condujo a la nave. Otra vez junto a mis hijos me comunicó que para que no sufriera ninguna alteración al regresar a la Tierra, nos dormiría, y después no sé qué pasó, pues de pronto desperté y me encontraba en mi casa, vestida y acostada junto a mis hijos que también traían puestas las mismas ropas y el calzado que usaran durante el viaje.

[19] En 1978 dijo: «Mi primera reacción fue pensar unos momentos si todo había sido un sueño; cuando emprendimos el viaje eran aproximadamente las 21:30 horas y vi el reloj que marcaba las 3:15 horas de la madrugada, además, nuestro calzado se había desgastado considerablemente. Fui al espejo, pero no noté nada raro en mi cuerpo, ni en el de mis hijos, quienes a los pocos minutos despertaron y comentaron alegremente la experiencia que habíamos vivido».

Pero según Téllez ella estaba descalza: «Las pruebas de su aventura, asegura, las encontró en su casa; el radio de transistores no funcionaba, la plancha estaba estropeada y en el lugar del aterrizaje de la nave encontró una zona del pedregal quemada y en ella los zapatos que se había quitado para entrar a la nave».

[20] Lo de los «técnicos de la NASA» resulta de que Leguízamo se comunicó con un grupo ufológico (para ese entonces sólo existía el CIFEEEAC, pero ni Ramiro Garza ni Reicher Brower mencionan este caso): «Al otro día, me comuniqué con una asociación de personas que se dedican a estudiar a los ovnis y ellos me pusieron en contacto con la NASA y, a los pocos días, varios técnicos norteamericanos me visitaron y se llevaron nuestro calzado que se había desgastado mucho durante el viaje y también grabaron cómo había ocurrido.

En otra referencia Leguízamo dice que los «técnicos de la NASA» llegaron dos días después de que su caso se publicó en los periódicos de la capital, en junio de 1968. El técnico de la NASA se llamaba John Smith, quien se llevó a Nueva York no sólo los zapatos sino también el radio averiado y muestras del terreno en donde se había posado la nave.

[21] Según el inventor de este mito de Hercólubus, el colombiano Joaquín Enrique Amórtegui Valbuena, o V. M. Rabolú (Venerable Maestro Rabolú), Hercólubus es de color rojo. Tal vez cuando Leguízamo lo visitó aún no estaba maduro. Ver más adelante.

[22] ¿Pues qué no eran doce?

[23] «Un joven de 18 años de edad que estudiaba Ingeniería Mecánica y una preciosa señorita que estudiaba nivel secundario», como escribió el propio Escobedo.

[24] Ver: http://navelocos.blogspot.com/2007/03/escuela-de-contactados.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2007/03/egresados-de-la-escuela-de-marla/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2010/12/medicina-cuntica/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/01/qu-hay-de-nuevo-et/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/marla-los-uflogos-opinan/

[25] Juan José Benítez dixit.

[26] Este nombre también me parece inventado y como buen mexicano pienso en un juego de palabras en doble sentido (en un albur).

[27] Al parecer Antraspartarlox tiene poco trabajo como «Regente de varias galaxias» puesto que a los pocos minutos se traslada desde Hercólubus a la Tierra para operar a una paciente. Este verdaderamente es un servicio de primera.

El día después de Roswell (32)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (32)

Decíamos[1] que el ovni caído en North Hollywood había tenido una amplia cobertura de prensa. Aquí tres notas aparecidas en The Cincinnati Post[2]:

Bromistas toman el control de los «platillos voladores»

WallaceENewcombe Russell Long, de North Hollywood, California, ingeniero constructor, encontró un disco de metal de 25 pulgadas con tubos de radio destellando y humo, en su jardín de flores y excitado llamó al departamento de bomberos. «Parecía que alguien se había metido en una gran cantidad de problemas por una broma», dijo el jefe de batallón Wallace E. Newcombe, del Departamento de Bomberos de Los Ángeles.

En The Public Ledger[3]:

«Platillo» encontrado en jardín de Hollywood

North Hollywood, California, Julio 10. Un artilugio mecánico en forma de platillo, parecido a la tapa de un alimentador de gallinas con algunos dispositivos añadidos, se encontró en una cama de geranios en la casa del ingeniero de la construcción Russell Long anoche y la primera reacción oficial fue del Jefe del Batallón de Bomberos, Wallace E. Newcombe, quien lo miró con escepticismo, y dijo:

«No me parece que pueda volar».

Long llamó a los bomberos de Van Nuys y emocionado señaló que el platillo de metal, de 30 pulgadas de diámetro, que dijo que había estado echando humo de dos tubos de escape y emitía un resplandor blanco azulado.

Y en The Oregon Journal[4]:

«Platillo genuino» parece una broma

San Pedro, California, 11 de julio (UP) -. Oficiales del Ejército en Fort MacArthur echaron una mirada hoy a un «genuino platillo volador, controlado por radio, a reacción» Russell Long lo encontró en su jardín de North Hollywood, y dijo que parecía «una broma».

«No creo que nunca pudiera volar», dijo un portavoz del ejército. «Sin embargo, estamos manteniendo la cosa al pendiente de instrucciones de la sede del 6º Ejército».

Long todavía espera recoger algunos de los 3,000 dólares ofrecidos como recompensa por un disco volador genuino, pero sus posibilidades se veían bastante pequeñas. El disco de hierro de 10 libras cayó en su jardín de North Hollywood hace dos noches y tocó un par de ladrillos de su casa.

También ya nos hemos ocupado del «platillo volador» caído en Baker, Montana[5]. Aquí dos notas aparecidas en el periódico Montana Standard del 10 de julio[6]:

PilotBalloon Globo identificado por meteorólogos

Helena, 10 de julio (AP) «“ Oficiales meteorólogos federales dijeron el jueves que estaban convencidos de que el globo encontrado en una granja del Este de Montana, el miércoles, era un globo común «Pilot» utilizado por los meteorólogos para determinar las condiciones de viento en la altura.

El agricultor D. H. Good encontró el globo de goma roja cerca de Baker el miércoles.

Globos Pilot son liberados por los meteorólogos que estudian sus movimientos en el aire para determinar la deriva del viento. Unidos a las esferas hay pequeños dispositivos de luz con baterías, para su uso en la noche.

Baker, 10 de julio (AP) «“ D. H. Good, granjero al Oeste de esta ciudad, al Este de Montana, informó el jueves que encontró un globo rojo, de 26 pulgadas de largo, delante de su casa de campo, el miércoles.

Atada a la esfera había una botella de media onza llena de una sustancia semejante a cenizas.

El martes por la noche, los residentes de Baker vieron un objeto yendo y viniendo en el cielo, y una pareja que estaba durmiendo en un porche, dijo haber visto algo volando arriba temprano esa mañana.

El 10 de julio cayó un auténtico ovni en una granja en el condado de Limestone, Alabama. Se desconoce qué pudo ser esa piedra flameante que emitía humo. La historia apareció en The Decatur Daily[7]:

Negro puede tener la respuesta del rompecabezas de los discos

Donde hay humo, hay fuego. Pero en estos días, donde hay humo puede haber un disco volador.

Eso es lo que un negro en el condado de Limestone descubrió ayer a las 4 de la tarde mientras se encontraba arando algodón en la granja de Bob Lewis, cerca de la Bahía de Beulah. Harrison Brown vio humo saliendo del campo.

Dejando su arado, Brown corrió al lugar y vio lo que bien podría ser el primer disco volador ubicado en esta área. Brown tomó el «disco» humeante, de cerca de 1 pulgada de diámetro, y lo sumergió en agua.

Más tarde, después que la piedra se había enfriado, descubrió que golpeándola contra el cemento produce una llama azulada. Los golpes constantes, sin embargo, disminuyeron el tamaño de la piedra. Además, si este «disco volador» se prende, continúa humeando.

Tal vez esta es la respuesta al misterio que se ha desarrollado en torno a los discos voladores vistos sobre el país.

Harrison Brown, sin embargo, ha dejado su arado en los campos de algodón.

El negro dijo que no quiere correr riesgos de alguna piedra caliente cayendo por su espalda.

En Springfield, Massachusetts, cayó otro platillo el 10 de julio, pero de inmediato el Ejército tomó cartas en el asunto, inventó una historia para encubrir la caída, mandó derribar un avión C-54 y dejó caer los restos sobre la Avenida Berkshire[8]:

No es un platillo volante. Solo los restos de la cubierta

C-54 crash Aviso, por este medio se hace saber que, cualquiera en el área de la avenida Berkshire que afirme encontrar los restos de un platillo volante no será entretenido (sic), ya que será la cubierta de un transporte C-54 de cuatro motores que se perdió durante el vuelo de ayer.

La cubierta es de color aluminio y puede haber sido aplastada en forma de platillo, debido al impacto con el suelo.

Sólo una persona ha reportado ver la caída de la cubierta del avión y perdió la oportunidad para afirmar que es un platillo, de inmediato fue identificada como parte del avión.

KemperTambién el 10 de julio en Inglaterra apareció un «disco estrellado». Joseph Kemper, de York, encontró un disco de aluminio, de unos 35 centímetros de diámetro, con varios tubos, condensadores, resistencias y otros dispositivos electrónicos soldados. El disco poseía un tubo de goma, como si fuese un escape. Estaba pintado de rojo, por lo que algunos pensaron que era de origen soviético. Para mayor información ver Marcianitos verdes[9].

Los militares continuaron su campaña de ocultamiento y desprestigio. Ante una auténtica avalancha de platillos voladores (alrededor de 300), caídos sobre las ciudades de Watervliet, Cohoes y Albany, en Nueva York, los militares inventaron la ridícula historia de que eran «platillos de propaganda, fabricados de papel» utilizados para el reclutamiento[10]:

«Platillos volantes» utilizados para promover reclutamiento del ejército. Sargento deja caer discos de papel desde un avión sobre Cohoes, Watervliet

Platillos volantes cayeron en Watervliet, Cohoes y Albany ayer por la tarde, pero el ataque aéreo resultó ser un volante para promocionar los alistamientos en el Ejército.

La investigación reveló que los discos voladores eran platos de papel con información adjunta sobre las oportunidades que ofrece el Ejército a los jóvenes que se enlisten.

El Sargento Tercero Joseph Brookstein, a cargo del reclutamiento en Watervliet, reveló que él voló un avión a las 3:30 p.m. desde el aeropuerto de Albany y dejó caer los platos sobre Watervliet, Cohoes y Albany mientras volaba a unos 1,000 pies.

Varios informes entraron hoy de que los discos habían sido encontrados.

Capitalizando la actual fantasía del público por la vajilla celestial, el sargento Brookstein dijo que aproximadamente 300 «platillos» se lanzaron sobre las tres ciudades. En cada uno iba pegada literatura sobre el Ejército y las oportunidades para los jóvenes de hoy.

Fairchild 24 El avión Fairchild de un ala fue prestado por un amigo y fue piloteado por el sargento William Pelesz de Cohoes, también del personal de reclutamiento y ex piloto del Ejército. Ya que el vuelo no era estrictamente S.O.P. en cuanto al procedimiento del Ejército se refiere, los dos sargentos de reclutamiento financiaron la empresa de los platillos volantes de su propio bolsillo.

The Oregonian del 14 de julio[11] informaba sobre un incidente ocurrido en Amarillo, Texas, que los ufólogos suponen que ocurrió el 13 de ese mes. En realidad la noticia del hallazgo ya había aparecido en varios medios desde el 11 de julio[12]. Con seguridad el hecho ocurrió el 10 de julio[13].

Explota y se quema dispositivo misterioso

Amarillo, Texas, 14 de julio (INS) «“ Se ordenó que un dispositivo extraño y no identificado de metal, cables, baterías y condensadores que explotó y se quemó en Amarillo, fuera colocado bajo llave por los oficiales de inteligencia del Ejército de EU, el domingo por la noche.

El dispositivo – una caja de metal de alrededor de dos por tres pies y seis pulgadas de profundidad – fue encontrado la noche del sábado en un callejón de Amarillo después de que fuera destruido por una explosión menor.

La policía dijo que creía que el objeto había sido colocado en el callejón y no había caído desde el aire. Una placa al lado decía: «Barber Colman Corporation, Illinois».

Las autoridades militares de Dallas pidieron a la policía que mantuviera la caja escondida hasta «nueva orden».

EL PLATILLO DE SEATTLE

Otro «platillo volador estrellado» que se supuso procedía de la Unión Soviética fue el que se encontró en Seattle y que fue investigado por el FBI.

En el Proyecto «Saucer», del Air Material Command, Wright Field, Dayton, Ohio, del 27 de abril de 1949, menciona que una mujer de Seattle, Washington, informó a la policía, que un disco volador había aterrizado en llamas en el techo de su casa.

El objeto, que fue rápidamente extinguido, fue entregado a los agentes federales y examinado por los expertos en electrónica y bombas de la Armada. Consistía de una pieza circular de 28 pulgadas de madera ahuecada en dos lados, que se mantenía en su posición mediante un cable que se extendía por el centro.

Las letras «URSS» y «EYR» y una hoz y martillo estaban pintadas en el disco en blanco. Dos tubos de radio y una lata cilíndrica de aceite de un cuarto de galón estaban montados en las piezas de baquelita dentro del objeto y había un trapo empapado con una sustancia similar a la trementina, carbonizado y quemándose, atado a él.

En un teletipo, fechado el 16 de julio, se menciona que el platillo estaba pintado de rojo, tenía las siglas USSR y el emblema de una hoz y un martillo:

Seattle-flying-disc-1947 FEDERAL BUREAU OF INVESTIGATION

U.S. DEPARTMENT OF JUSTICE

COMMUNICATION SECTION

JUL 16 1947

TELETIPO

FBI SEATTLE 7-16-47

DIRECTOR URGENTE

RL DISCOS VOLADORES. LA SEÑORA XXXXXXXXXXXXXXX, SEATTLE, REPORTÓ QUE UN DISCO VOLADOR HABÍA ATERRIZADO EN (ilegible) ALREDEDOR DE LAS NUEVE CUARENTA Y DOS P. M. ANOCHE. ESTABA QUEMÁNDOSE EN (ilegible) INMEDIATAMENTE EXTINGUIDO. ELLA TAMBIÉN AVISÓ A ONI[14], Y EL DISCO CAYÓ A CORTA DISTANCIA DE SUS OFICINAS. INMEDIATAMENTE SE DESPACHARON AGENTES A LA ESCENA Y RECUPERARON EL DISCO LLEVÁNDOLO A LAS OFICINAS DE ONI Y EXAMINADO POR (ilegible) DE LA MARINA Y XXXXX EXPERTO EN Seattle-Flying-disc-Two ELECTRÓNICA Y AGENTES. EL DISCO ES DESCRITO COMO UNA PIEZA CIRCULAR DE VEINTIOCHO PULGADAS XXXXX DE MADERA CONTRACHAPADA DE TRES DIECISEISAVOS DE PULGADA (ilegible) EN DOS LADOS Y MANTENIDO EN ESTA POSICIÓN POR ALAMBRES QUE CRUZAN EL CENTRO. DISCO PINTADO RECIENTEMENTE GRIS CLARO AL EXTERIOR Y ROJO EN EL INTERIOR, Y EN EL INTERIOR DEL DISCO ESTÁN PINTADAS LETRAS CON PINTURA BLANCA COMO SIGUE CITA U S S R FIN DE LA CITA, TAMBIÉN CITA E Y R FIN DE LA CITA, QUE PARECE ESTAR IMPRESO UNA HOZ Y UN MARTILLO. MONTADO SOBRE LA PIEZA DE BAQUELITA EN EL CENTRO DEL INTERIOR DEL DISCO ESTABAN DOS BULBOS DE RADIO, QUE ESTABAN CABLEADOS Y TAMBIÉN ESTABA MONTADO UN TIPO DE CILINDRO PARECIDO A UNA LATA DE ACEITE A LA QUE ESTABA AJUSTADO UNA PEQUEÑA PIEZA DE TUBO DE HULE QUE IBA DE LA LATA A LA ENTRADA A UNA PIEZA DE UNA PULGADA POR CERCA DE CATORCE PULGADAS DE LONGITUD. EL TUBO SE EXTENDÍA A TRAVÉS DEL DISCO Y EN EL EXTREMO EXTERNO DEL TUBO ESTABA UNA PIEZA DE TRAPO DE UNAS SEIS PULGADAS, QUE ESTABA ENROLLADA Y PEGADA AL EXTREMO DEL TUBO. EL FINAL DE ESTE TRAPO ESTABA CHAMUSCADO Y QUEMADO. EL TRAPO ESTABA SATURADO CON UNA SUSTANCIA QUE SE CREE ES AGUARRÁS. EL CONSENSO DE TODOS LOS PRESENTES ES QUE EL DISCO NO PODÍA VOLAR. EL DISCO ACTUALMENTE ESTÁ EN POSESIÓN DE ONI SEATTLE Y NO SE HA HECHO INVESTIGACIÓN. NO SE HA HECHO PUBLICIDAD HASTA LA FECHA Y NO SE HA HECHO COMENTARIO EN EVENTOS DE PRENSA NI SE HAN RECIBIDO PREGUNTAS.

Un segundo teletipo dice[15]:

Teletipo FBI

16 de julio 1947

Oficina Federal de Investigaciones

Departamento de Justicia de EU

SECCIÓN DE COMUNICACIONES

Director… URGENTE

RE: DISCOS VOLADORES.

2bluebook19 Una fuente de Seattle «informó de un disco volador que había aterrizado en el tejado de su casa alrededor de las nueve cuarenta y dos PM de anoche, se estaba quemando», pero «inmediatamente fue extinguido. También avisó a la ONI, y el disco cayó a poca distancia de sus oficinas». Agentes fueron «enviados inmediatamente a la escena», llevaron el disco a las oficinas de la ONI, donde fue examinado por expertos en electrónica de la Armada y la Aviación. El objeto mide aproximadamente 28 pulgadas.

«Montado en piezas de baquelita, en el centro de la parte interior del disco había dos tubos de radio, que estaban conectados y también montados a un tipo de lata cilíndrica de aceite de un cuarto de galón que estaba fija a un pequeño trozo de tubo de goma que iba de la lata en la entrada a un pedazo de una pulgada (palabra borrada por una marca del sello) de catorce pulgadas de largo. El tubo se extendía a través del disco y en el extremo exterior de la tubería estaba una pieza de alrededor de seis pulgadas de tela que estaba adherida alrededor y pegada al final del tubo».

Se observaba una hoz y un martillo y palabras extrañas, los analistas sugieren que «EYR» era en realidad «RYE impreso al revés».

«El consenso de todos los presentes», fue que «el disco no podía volar. El disco actualmente está en posesión de la ONI Seattle y se está conduciendo una investigación. No hay publicidad hasta el momento y no se hicieron comentarios ni se han recibido preguntas de la prensa».

(Inscripción en la esquina superior derecha aparece el nombre del autor como «MAYNOR»)

«END»

«2.22 PM OK FBI WA NM»

LOS PLATILLOS DE CLEARWATER, BAILYVILLE Y GIRARD

En esa misma fecha también se encontró un papalote con un disco volador plateado pintado en él, en Clearwater, Florida. La policía respondió a una llamada telefónica la noche del 15 de julio. Al llegar, encontraron un papalote que se movía en el viento. El bromista cortó la cuerda y la policía lo recuperó en un lote baldío[16].

El 17 se informó de la recuperación de un «platillo volador» por un hombre de Bailyville. Era una radiosonda, según el Marshall County News, de Marysville, Kansas[17].

Otro más fue encontrado en Girard, Pennsylvania[18]:

Lo que tenía que suceder, sucedió – Girard tiene su propia versión de «platillo»

Maynard Sanders y Tom Rumberger descubrieron un objeto extraño mientras nadaban en Mouth of Elk Creek. «Eso» es un gemelo del que se encontró cerca de Titusville, PA.

Se han visto desde Main a Kokomo y de Kokomo a Pismo Beach por lo que no parece extraño que una de esas las cosas cayera aquí en la pequeña comunidad de Girard. Después de todo, a la gente de por aquí también le gusta estar en el show.

Tal vez eso es lo que Maynard Sanders, de 130 E. Main St., Girard, pensó cuando levantó lo que él considera podría ser un «plato volador» o por lo menos una parte de uno. Maynard no pensaba mucho en ellos cuando él y su viejo amigo estaban en una excursión de natación en Mouth of Elk Creek el domingo, 6 de julio, y se encontraron con un objeto de aspecto extraño.

La estrella de fútbol americano de Union casualmente se inclinó para recoger el objeto y, aunque era algo nuevo para él, no le dio un segundo vistazo antes de tirar la piedra cruda en las aguas en Mouth. Se sorprendió cuando el objeto similar a una piedra se mantuvo a flote, él y su compañero, Tom Rumberger, recuperaron el objeto para observarlo mejor.

Desconcertados por sus extrañas características, pero no muy impresionados, lo descartaron en la playa y regresaron a sus hogares. Sin embargo, un par de días más tarde, se apresuraron a regresar a la playa cuando leyeron un relato periodístico en un periódico de Erie, cerca de un objeto similar encontrado por un hombre de Titusville. Encontraron el objeto, le dieron la prueba suprema y lo pusieron bajo el fuego.

Al igual que el que se encontró en Titusville, el propio «platillo volante» de Girard da la apariencia de un meteorito, y posee una superficie indicativa de un enfriamiento rápido. Tiene un brillo metálico y desprende un olor sulfúrico cuando se rompe o se astilla. La parte exterior es como un panal y cuando se toca parece como el acero, mientras que se rompe más como el hierro. «Eso» tiene una forma de octágono.

Y así el misterio de los discos voladores se extiende a Girard y alrededores. Sin embargo, aunque siempre hay margen para el error, la sustancia es, sin duda, un fenómeno en estas partes. ¿Quién sabe? Tal vez la pareja, Maynard Sanders y Tom Rumberger, tropezaron con una porción de los objetos misteriosos mientras disfrutaban de un día casual, tranquilos en la playa en la Mouth of Elk Creek y luego, también, tal vez no lo hicieron.

Pero hay una cosa definida sobre este negocio de los «platos voladores». Está llenando las conversaciones de los civiles y está empujado las historias de asesinatos y perversiones sexuales fuera de las primeras planas de la prensa estadounidense – una diversión refrescante para varios.

hans-wild-professor-j-b-s-haldane-entering-deep-sea-diving-chamber En Inglaterra el profesor J. B. S. Haldane dio la voz de alerta sobre la posible generación de una sicosis postguerra muy similar a la que se produjo en Salem, Massachusetts[19]:

Los británicos ven alarma de guerra en los discos voladores

Londres (AP) «“ Hoy, tomar en serio los platillos volantes, dijo un científico británico, puede llevar al uso de la bomba atómica en forma indiscriminada, como los habitantes de Nueva Inglaterra que quemaron las brujas hace 300 años.

«La gente no toma las cosas en serio, a menos que haya llegado hasta un estado de terror, odio o alguna otra emoción», escribió el profesor J. B. S. Haldane en el Communist Daily Worker, del que es presidente de la junta directiva.

«Una vez que se informa que otras personas los ven, tendremos una atmósfera de miedo de guerra», continuó, y añadió «Ignorar este tipo de cosas no es gracioso. En el pasado llevó a la quema de brujas vivas. En la actualidad puede llevar a la quema de un número de personas aún mayor con bombas atómicas».

El profesor dijo que los platillos voladores eran «fenómenos fisiológicos».

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on «Crashed Discs», UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Anónimo, Alamogordo Air Field Balloons May Be «Discs», The Herald-Post, El Paso, July 11, 1947. Pag. 8.

Anónimo, Balloon Identified by Weatherman, Montana Standard, Butte, July 11, 1947. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128053613/http://kenny.anomalyresponse.org/47ashes.html

Anónimo, British See War Scare in Flying Discs, Brainerd Daily Dispatch, Minnesota, July 16, 1947.

Anónimo, Disc Explanation Given, The Statesman, Austin, July 11, 1947. Pag. 18.

Anónimo, «Discs» May Be From NM Field, The Tribune, Albuquerque, July 11, 1947. Pag. 5.

Anónimo, «Flying Saucers» Used To Promote Army Recruiting. Sergeant Drops Paper Disks From Plane Over Cohoes, Watervliet, Times Record, Troy, New York, July 11, 1947. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128054105/http://kenny.anomalyresponse.org/47entertained.html

Anónimo, «Genuine Saucer» Looks Like Gag, The Oregon Journal, Friday, July 11, 1947. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128053827/http://kenny.anomalyresponse.org/47Hollywood.html

Anónimo, It Was Bound To Happen And It Has «“ Girard Has Own Version of «Saucer», The Cosmopolite Herald, Cambridge Springs & Girard, PA, July 17, 1947. Pag. 1. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128052334/http://kenny.anomalyresponse.org/47titus.html

Anónimo, Jokers Take Over «Flying Saucers», The Cincinnati Post, Ohio, Thursday, July 10, 1947. Pag. 28. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128053827/http://kenny.anomalyresponse.org/47Hollywood.html

Anónimo, Mystery Device Explodes, Burns, The Oregonian, Portland, Oregon, July 14, 1947. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128054628/http://kenny.anomalyresponse.org/47amarillo.html

Anónimo, Negro May Have The Disc Puzzle Answer, The Decatur Daily, Alabama, July 11, 1947. Artículo en internet, http://www.paranormalnews.com/article.asp?ArticleID=151

Anónimo, Not a Flying Saucer. Only a Cowling Wreck, The Springfield Daily News, Massachusetts, Friday, July 11, 1947. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128054105/http://kenny.anomalyresponse.org/47entertained.html

Anónimo, «Saucer» Found in Hollywood Garden, The Public Ledger, Maysville, Kentucky, July 10, 1947. Pag. 3. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128053827/http://kenny.anomalyresponse.org/47Hollywood.html

Arnold Kenneth, Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l»™univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, G. P. Putnam, 1976. 406 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers «“ Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://project1947.com/index.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Josef Allen, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government»™s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Our World Today, The Deseret News, Utah, July 12, 1947.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust, Avon Books, New York, 1999. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, Harper Collins, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Ruppelt J. Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday & Company, Inc., New York, 1956. 278 s.

Shalett Sidney, What You Can Believe About Flying Saucers, Saturday Evening Post, April 30 y May 7, 1949.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot»™s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, 1967. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf


[1] http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

[2][2] Anónimo, Jokers Take Over «Flying Saucers», The Cincinnati Post, Ohio, Thursday, July 10, 1947. Pag. 28. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128053827/http://kenny.anomalyresponse.org/47Hollywood.html

[3] Anónimo, «Saucer» Found in Hollywood Garden, The Public Ledger, Maysville, Kentucky, July 10, 1947. Pag. 3. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128053827/http://kenny.anomalyresponse.org/47Hollywood.html

[4] Anónimo, «Genuine Saucer» Looks Like Gag, The Oregon Journal, Friday, July 11, 1947. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128053827/http://kenny.anomalyresponse.org/47Hollywood.html

[5] http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

[6] Anónimo, Balloon Identified by Weatherman, Montana Standard, Butte, July 11, 1947. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128053613/http://kenny.anomalyresponse.org/47ashes.html

[7] Anónimo, Negro May Have The Disc Puzzle Answer, The Decatur Daily, Alabama, July 11, 1947. Artículo en internet, http://www.paranormalnews.com/article.asp?ArticleID=151

[8] Anónimo, Not a Flying Saucer. Only a Cowling Wreck, The Springfield Daily News, Massachusetts, Friday, July 11, 1947. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128054105/http://kenny.anomalyresponse.org/47entertained.html

[9] http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

[10] Anónimo, ‘Flying Saucers’ Used To Promote Army Recruiting. Sergeant Drops Paper Disks From Plane Over Cohoes, Watervliet, Times Record, Troy, New York, July 11, 1947. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128054105/http://kenny.anomalyresponse.org/47entertained.html

[11] Anónimo, Mystery Device Explodes, Burns, The Oregonian, Portland, Oregon, July 14, 1947. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128054628/http://kenny.anomalyresponse.org/47amarillo.html

[12] Anónimo, «Discs» May Be From NM Field, The Tribune, Albuquerque, July 11, 1947. Pag. 5.

Anónimo, Alamogordo Air Field Balloons May Be «Discs», The Herald-Post, El Paso, July 11, 1947. Pag. 8.

Anónimo, Disc Explanation Given, The Statesman, Austin, July 11, 1947. Pag. 18.

[13] http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

[14] Office of Naval Intelligence.

[15] Ver: http://web.archive.org/web/20070818063042/kenny.anomalyresponse.org/47seattle.html

[16] Ver The Sun, Clearwater, Florida, July 17, 1947. Pág. 14.

[17] Ver Marshal County News, Marysville, Kansas, July 17, 1947. Pag. 1.

[18] Anónimo, It Was Bound To Happen And It Has «“ Girard Has Own Version of «Saucer», The Cosmopolite Herald, Cambridge Springs & Girard, PA, July 17, 1947. Pag. 1. Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128052334/http://kenny.anomalyresponse.org/47titus.html

[19] Anónimo, British See War Scare in Flying Discs, Brainerd Daily Dispatch, Minnesota, July 16, 1947.

Un caballero irlandés

Un caballero irlandés

Robert O’Byrne. Desmond Leslie; The Biography of an Irish Gentleman. The Lilliput Press, Dublin. 2010.

DesmondLeslieBiografia Probablemente conocerá mejor a Desmond Leslie por tres cosas: que él co-escribió Flying Saucers Have Landed con George Adamski, que una vez golpeó en la nariz a Bernard Levin, en vivo en horario estelar de televisión, y que era dueño de la casa señorial de Irlanda, donde Paul McCartney entró en su malogrado matrimonio con Heather Mills. Estos son, sin embargo, sólo los más pequeños fragmentos de la vida de un hombre extraordinario.

Nacido en 1921 en una familia que incluía a un tío que regresó a casa, después de la Primera Guerra Mundial caminando desde la India; otro tío que escribió una novela sobre un hombre que inventó un baño silencioso, y un antepasado conocido como «El obispo luchador de Clogher» que a la edad de sesenta y siete se casó con una muchacha de dieciocho años y logró ser padre de ocho hijos antes de morir, sólo a unas pocas semanas de su centésimo cumpleaños.

Por no hablar de tener un padrino que al mismo tiempo ocupó el cargo de Chamberlain Privado de dos Papas, mientras realizaba ceremonias en su hogar ancestral con Aleister Crowley y, al mismo tiempo, mantenía un loro entrenado, que se subía por el interior de la pierna de su pantalón y sacaba la cabeza en su marcha.

BrinsleyLePoerDesmond Leslie nació en el seno de la aristocracia anglo-irlandesa, una sección a veces bastante excéntrica de la sociedad, que también produjo a Brinsley Le Poer Trench, y en la ausencia emocional, y a veces física de sus padres, fue criado en gran parte por su niñera, «Nanny Weston», en el caserón y en el terreno en que estaba el castillo de Leslie y el estado de Glaslough. Sus días de escuela parecían haber estado llenos de todo tipo de bromas de la clase alta, como una expedición a través de los páramos de Yorkshire en bicicleta con un motor de tracción a vapor.

Después de hacer el descubrimiento desalentador que con el fin de asistir a Trinity College, en Dublín, tendría que hacer un examen para dar evidencia de sus logros académicos, decidió adoptar lo que supone que él veía como la opción más fácil, y se unió a la Royal Air Force. Aquí pareció continuar la tradición de las bromas, en un momento dado fue atrapado, mientras escribía en el techo una obscenidad de cuatro letras, y en otra ocasión fue acusado de «manejar los aviones de Su Majestad de una manera perjudicial al buen orden» cuando golpeó la señal de un bar con el ala de su Spitfire después de volar debajo de un puente que era sólo un pie más ancho que las alas del avión.

DLeslie Es de suponer que siendo un primo de Winston Churchill significaba que los castigos no eran demasiado graves. También él no parece haber sido un piloto realmente valiente a pesar, según su propia confesión, de haber destruido más aviones de la RAF que los alemanes.

Después de la guerra, Leslie se mudó a Londres, su hermano mayor, se hizo cargo de la herencia irlandesa. En 1945, en contra de alguna oposición de la familia, se casó con Agnes Bernell, su primera esposa, la hija de un empresario teatral húngaro y ella misma una actriz en ciernes. De hecho, fue como resultado de defender a Agnes que Leslie le dio un puñetazo Bernard Levin, en frente de unos pocos millones de personas en el programa That Was The Week That Was de la BBC, en 1963. Él pudo haber sido motivado por una conciencia culpable, ya que es probable que la instalación de un sistema de sonido inadecuado para el teatro pudiera haber sido una de las razones por las que los críticos le dieron tan pobres noticias.

En Londres comenzó una carrera como escritor y periodista. Publicó varias novelas que tenían fuertes elementos autobiográficos, y escribió artículos – muchos de casas de campo irlandesas – para el mercado de las revistas de la posguerra.

A pesar de recibir una pequeña herencia tras la muerte de su madre, los Leslies estaban con frecuencia escasos de dinero, y de acuerdo con su esposa, Desmond decidió que una forma de hacer una cantidad importante era escribir un «potboiler». Comenzó a coleccionar recortes de platillos volantes, y empezó a estudiar los registros históricos, montando una colección de material que a su juicio demostraba que, entre otras cosas, los venusinos visitaron por primera vez la tierra en 18,617,841 a.C. Esto fue «calculado a partir de las tablas de los antiguos brahmanes», y que los brahmanes eran «gente muy precisa».

GraceCooke Sin embargo, esta no fue la única empresa de Leslie en el esoterismo de la época, ya que también se unió a la «White Eagle Lodge», un grupo fundado en 1930 por la espiritualista Grace Cook, que canalizaba el espíritu de un guía nativo americano llamado Águila Blanca. Después de regresar al castillo Leslie estableció el templo de una Logia en su casa, que parecía que le daba en gran medida un consuelo espiritual. Es claro que el interés de Leslie en los ovnis es mucho más desde un ángulo esotérico y oculto, y la idea de los «hermanos del espacio» encajaba bien con su propia filosofía.

Esta biografía no deja claro quién inició la relación entre Leslie y George Adamski, que culminó con la publicación de Los platillos volantes han aterrizado en el año 1953. Las tres cuartas partes del volumen fue el estudio histórico de Leslie[1], y sólo 50 páginas cubren el relato de Adamski de su reunión extraterrestre[2].

FlyingSaucersHaveLandedLa reacción mixta para el libro, de hecho de franca hostilidad, fue adecuada para el espíritu combativo de Leslie, quien defendió enérgicamente sus teorías en escritos y en la radio. Fue quizá la primera persona, en 1953, en afirmar que el Ministerio del Aire tenía un departamento especial para investigar los informes de ovnis.

Después de una gira de promoción exitosa en los Estados Unidos, Leslie se convirtió en el primer punto de contacto para cualquier periodista en busca de una opinión polémica sobre el tema, y apareció en un debate televisivo de la BBC con Patrick Moore[3]. Curiosamente, a pesar de tener opiniones tan divergentes, los dos se hicieron buenos amigos y colaboraron en una serie de empresas en los últimos años.

TheAmazingMrLutterworth1958 Los escritos de Leslie se extendieron al cine, TV y radio, incluyendo una sinopsis de una serie de televisión en seis partes, que nunca se produjo, llamada The Venusian. Parecería que el concepto estaba demasiado cercano a The Day the World Stood Still[4] para interesar a sus seguidores. Sin embargo, él escribió una serie de guiones cinematográficos que sí se produjeron.

Luego se dedicó a escribir novelas – incluyendo la de semi ciencia ficción The Amazing Mr Lutterworth, y también comenzó a experimentar con lo que ahora se describe como música electrónica. Utilizó la cinta de grabación de sonidos al azar que procesó acelerándolos, frenándolos, tocándolos hacia atrás, etc., para producir lo que él llamó Musique concrete.

music future Posteriormente una habitación en su piso se convirtió en un estudio de grabación sofisticado. Vendió los sonidos resultantes como música y efectos de sonido para cine y televisión, algunos de los que se utilizaron en los primeros episodios del Doctor Who. En 1960 se produjo un LP titulado Music of the Future, que hace unos años fue reeditado en CD por un sello especializado.

Tras la muerte de su hermano mayor, Leslie abandonó su carrera en Londres, y volvió a administrar el patrimonio de Irlanda. En ese momento su matrimonio estaba en crisis, la fidelidad, él mismo admitió, nunca fue algo particularmente fuerte para él. En un momento Leslie compartía el castillo con su esposa y su amante Helen Strong, con quien después se casó.

leslie Una gran parte del resto de su vida fue dedicado a tratar de hacer frente a los problemas del funcionamiento de una casa de campo en casi el peor período para tal empresa, viendo como la «plata de la familia» (y las pinturas y muebles) se vendían poco a poco, pero también lo ayudó a mantener el excéntrico «“ «muy excéntrico» – estilo de vida de la casa de campo irlandesa.

El intento de abrir la finca como un centro de arte y turístico, no fue ayudado por estar en la frontera entre Irlanda del Norte y la República, en la época de los conflictos. En un momento se vio obligado a tomar a un grupo de soldados británicos, que habían cruzado accidentalmente la frontera, como prisioneros de guerra. Firmaron el libro de visitantes y «escaparon».

LeslieBernelleGran parte del final de su vida se lee como una telenovela de clase alta. Dedicada a las disputas sobre la herencia, relacionadas con los hijos de tres matrimonios, y tratar de conservar el Castillo de Howard, al que estaba tan emocionalmente comprometido, así como continuar escribiendo.

Murió en 2001 en el sur de Francia, literalmente rodeado por su familia.

Este es un libro fascinante, que no sólo presenta la historia de la vida increíble de un personaje excéntrico, emocionante y muy talentoso, sino también da una idea del mundo que desapareció, del que tales personajes fueron capaces de salir. Muy recomendable.

John Rimmer


[1] En realidad mucho de ese material fue plagiado de otras publicaciones, principalmente revistas americanas, como el artículo completo publicado en Life: Darrach H. B. Jr. & Ginna Robert, Have We Visitors From Space?, LIFE Magazine, April 7, 1952.

[2] Ver: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/11/adamski-primera-parte/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/11/adamski-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/11/adamski-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/11/adamski-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/11/adamski-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/11/adamski-6/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/11/adamski-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/11/adamski-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/12/adamski-final/

[3] http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/11/el-mensajero-de-marte-final/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/01/habla-usted-venusino/

[4] lo que no era de extrañar ya que buena parte de la historia de Adamski e basaba en esa película.